La Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño (Canacope) de la Ciudad de México anunció que por las condiciones del clima se realizan compras no consideradas para hidratarse, lo que ha generado una derrama económica cercana a los 260 millones de pesos.

Por medio de un comunicado, la Canacope informó que en promedio se está gastando 60 pesos más en comprar una botella de agua diaria, agua fresca, un helado o paleta, un refresco frío u otra bebida.

Asimismo, indicó que de acuerdo con los reportes de farmacias, el consumo de bloqueadores solares o bronceadores aumentó 4%, lo que se considera normal. La ropa ligera, gorras, sandalias y sombreros no han presentado incrementos considerables en ventas ni en precios.

“Los giros que podrán presentar 20% de beneficio directo en sus ventas son paleterías, neverías y aguas frescas, agua embotellada, abarrotes, recauderías, cervecerías, farmacias, y locales de fruta en mercados”, explicó en el documento.

La Canacope añadió que la ola de calor también impactará en los ingresos de la totalidad de las unidades económicas de la ciudad y de los hogares, pues se estima un aumento de 7% en el consumo eléctrico por el uso de ventiladores y sistemas de aire acondicionado.

Además de que los refrigeradores comerciales en tiendas de abarrotes, tienditas, restaurantes y otros negocios que precisen mantener productos a temperatura baja, deberán trabajar a marchas forzadas.

De acuerdo con el organismo, la actividad comercial se ha visto disminuida entre las 11:00 y las 15:00 horas de la tarde, pero no representa hasta el momento un impacto negativo en ventas, y el fin de semana se espera actividad normal en las zonas comerciales de la ciudad.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre