Cancún, Quintana Roo, inició una nueva etapa de desarrollo económico de la entidad, basado en la industrialización y potenciando la digitalización para hacer frente a los estragos causados por la pandemia de Covid-19 y ante la perspectiva de que el crecimiento económico del país se dará hasta el año 2024.

Al dar el banderazo de arranque de las “Estrategias para la Recuperación Económica hacia un Quintana Roo del Futuro, el gobernador del Estado, Carlos Joaquín González, resaltó las bondades y desventajas de la zona que en materia de competitividad sólo podrán resarcirse con acciones específicas de infraestructura, facilidades administrativas, inversiones y un paquete de estímulos fiscales que detonen en la generación de empleos.

“Que tengamos la oportunidad de tener el apoyo de los empresarios de México de diversos sectores económicos de nuestro país y que a la vez se convierta también en la posibilidad de inversión hacia empresas internacionales, para ello hay mucho trabajo por hacer, muchas estructuras por generar, muchas acciones y servicios por construir, mucha infraestructura por hacer y es precisamente ahí donde está nuestro compromiso desde el primer día de la administración”, indicó.

El fin agregó, es lograr la diversificación productiva, la atracción de nuevas inversiones en el estado con todo el cuidado a la salud y también seguir con  los procesos  de recuperación económica a través del sector turístico, pero que al mismo tiempo se convierten en un eslabón importante de una cadena productiva para la inversión industrial, tecnológica y de servicios que puede ofrecerse desde la zona centro y sur de Quintana Roo con mano de obra calificada, espacios adecuados y sobre todo con competitividad.

A su vez, el presidente de la Confederación de Cámaras Industriales, (Concamin) Francisco Cervantes Díaz, quien participó de manera presencial en el evento híbrido, indicó que por su posición geográfica y dada su vecindad con América Central, la estrategia para el desarrollo industrial de la entidad debe considerar su adecuada articulación con los otros ocho estados de la región Sur-Sureste de Estados Unidos que representan una importante ventana de oportunidad.

“La Revolución Digital abre una oportunidad para que Quintana Roo se convierta en un destino turístico de nueva generación que, además de atraer visitantes, lleguen nuevas inversiones que permitan que los habitantes de la entidad puedan adquirir nuevos conocimientos tecnológicos que favorezcan una industrialización que a su vez eleve la competitividad y el desarrollo social de la entidad.

“El futuro de Quintana Roo es enorme. Pensemos en que las grandes potencias del mundo, como Francia, Italia, Gran Bretaña, Estados Unidos o Japón, son antes que nada potencias industriales, de conocimiento, del desarrollo científico y tecnológico del mundo”, precisó.

Antes, el presidente de Consultores Internacionales, Julio Millán Costabile, reprochó la falta de apoyos del gobierno federal hacia las empresas, al tiempo que señaló que la recuperación será larga, ya que se perdieron 650 mil empresas formales y podría ser hasta el 2024 cuando se pueda hablar de un crecimiento de la economía entre 2.5 y 3%.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre