Nestlé le estará dando un respiro a México en el tema de la confianza para invertir, recientemente y en el marco del Foro Económico Mundial que se lleva a cabo en Davos, Suiza, la empresa que dirige Laurent Freixe, en la Zona Américas y que incluye a México, difundió que destinará 700 millones de dólares para modernizar sus plantas en México, donde tiene presencia con diferentes divisiones de negocio en estados como: Estado de México, Guanajuato, Querétaro, Veracruz, Puebla y Chiapas.

Por lo que esta inversión que se anunció tendrá como primer impacto la generación de 400 empleos directos y más de cuatro mil indirectos, que representará una bocanada de aire para la actual administración ante las críticas de la falta de confianza de las empresas globales.

Hace apenas unos días, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y el Consejo Ejecutivo de Empresas Globales (CEEG) informaron en conferencia de prensa que había preocupación por la percepción de incertidumbre y “hostilidad” a la inversión, por lo que estaba costando trabajo convencer a sus casas matrices que están fuera de México de continuar invirtiendo en el país. Sin duda, estas declaraciones cayeron como balde de agua fría para la titular de la Secretaría de Economía, Graciela Márquez, porque en las condiciones en que se encuentra el país con cero crecimiento en 2019, iniciar el año con estas declaraciones pone en duda todo el modelo de desarrollo para México de la 4T.

 El anuncio reciente de Nestlé es una buena noticia, no solo para la 4T, también para quien se quede gobernando en los próximos años, porque manifiesta que México sigue considerado por las empresas globales, principalmente las de productos de consumo, como un gran mercado con oportunidad de crecimiento en los próximos años.

Tenemos que recordar que México estuvo destacado por consultorías económicas como un país que sería una potencia en el futuro, junto con India, Brasil y China, debido principalmente a tres factores: una base de población joven donde cada año se suman un millón de personas a la edad adulta productiva; su extraordinaria posición geográfica que lo hace la opción logística más viable para vender al mercado más grande del mundo y su riqueza natural.

En suma, las empresas globales como Nestlé no pueden dejar de apostarle al país, aunque por algunos años pudiera verse una regresión en las políticas económicas o que se aprueben cambios legales que puedan afectar a la inversión. Las firmas globales han vivido estos cambios en otros países y están acostumbradas a ello, tienen planes para cada escenario y experiencia para poder sobrevivir a cada ajuste de gobierno.

Para Nestlé México representa nada más, ni nada menos que el quinto mercado más relevante en el mundo.

No obstante, las inversiones que hará Nestlé se podrían entender que son las necesarias para mantenerse operando en óptimas condiciones, no hubo anuncio de una nueva planta, lo que también es un indicador de que estarán evaluando el mejor momento para construir algo nuevo, mientras se quieren mantener competitivos y preparados para cuando crezca nuevamente el consumo doméstico.

Outsourcing, la manzana de la discordia

Legisladores, principalmente de Morena, se preparan para hacer un gran cambio legal y limitar el uso del esquema conocido como outsourcing para las empresas que operan en México.

El descontento aumenta entre el sector empresarial como el caso del presidente de Concamin, Francisco Cervantes, quien advierte que esta decisión afectará a la competitividad del país, ya que hay sectores industriales que viven con este modelo de subcontratación.

El representante de los industriales tiene mucha razón en ello, debido a que industrias y sectores de uso intensivo de mano de obra cargarían con un gran costo que podría impedirles la viabilidad en su operación.

Para poner un ejemplo, imaginemos una empresa dedicada a la seguridad, donde el trabajador es un activo muy importante. En promedio este ramo de actividad contrata una gran cantidad de personal, que va desde guardias vigilantes, en patrullas, de investigación, escoltas, etc.

Todo ese personal debe recibir, seguridad social, Infonavit, aguinaldo, vacaciones, utilidades, además de retener la parte de impuestos correspondientes.

El costo, nos dicen quienes se dedican a estos temas, es muy alto para las empresas y quienes asumen todo el pago de lo que es el salario integrado siempre corren un gran riesgo ante cualquier aumento al salario o cambios en las leyes laborales.

Es por ello, que recurren a la subcontratación, porque además, en caso de alguna demanda legal la empresa de outsourcing es quien deberá arreglar la situación con el trabajador.

Por otro lado, también hay que reconocer que muchas de estas empresas de subcontratación no cumplen con lo que deben en materia legal y de contratación de personal, porque recurren a todos los argumentos para evadir pago de seguridad social y en ocasiones registran al personal con salarios mínimos para evitar mayor pago al Seguro Social e Infonavit.

El problema, como lo vemos con otras decisiones, es tomar el hacha y cortar, en lugar de tomar el bisturí y realizar la operación que se debe hacer para mantener la competitividad y dar certeza al sector privado.

Veremos en que termina este asunto, aunque se antoja para que como siempre sea un hachazo.

Google busca nuevo director

Apenas esta semana, la firma de tecnología más admirada en el mundo informó que su directora en México, María Teresa Arnal, dejará su cargo luego de haber laborado en Google México por tres años. Esta decisión, parece ser de común acuerdo, aunque en la comunicación que hizo la empresa no se especificó que nuevos retos tendrá Teresa Arnal.

Así, que la empresa del buscador más poderoso ya puso a trabajar sus algoritmos para encontrar al nuevo director para México.

Google ha logrado desarrollar diversas áreas de negocio que impulsan a pequeñas y medianas empresas, además de impactar con estrategias muy innovadoras en temas de posicionamiento en marketing digital.

El reto para quien llegue será encontrar los nuevos caminos de crecimiento para esta empresa que ha roto cualquier expectativa.

Por lo pronto, María Teresa Arnal, ahora dirigirá Stripe, empresa de pagos en línea, donde iniciará nuevos retos en un mercado que viene creciendo fuerte y con gran competencia. Le deseamos mucho éxito en esta nueva etapa.

Comenta con Facebook

Dejar un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here