Nerviosismo e incertidumbre en la economía nacional percibe AMFE

435

El relevo en el Banco Central, más que grave, es el signo de los tiempos: Enrique Bojórquez Valenzuela

Aunque no se observa un escenario catastrófico en la economía nacional, la incertidumbre que se cierne es grande por una posible cuarta ola de Covid-19. A eso se suma el cambio en el Banco de México, la inflación tan elevada, alza en las tasas de interés, reforma eléctrica, outsourcing y cambios fiscales, aseguró, Enrique Bojórquez Valenzuela, presidente de la Asociación Mexicana de Entidades Financiera Especializadas (AMFE).

Entrevistado en el marco de su tradicional desayuno de fin de año, indicó que, aunque se viven tiempos bastante difíciles, las expectativas siempre son positivas, optimistas, pero con mucho nerviosismo.

“Uno porque la pandemia todavía no termina, estamos entrando en una etapa bastante complicada que es el invierno. Por otro lado, con mucha incertidumbre, primero para variar por las épocas y luego con todos estos movimientos que se están dando en todos los sectores de la economía, encabezados por el próximo gobernador del Banco de México.

“Eso, más todos los acontecimientos de las últimas semanas, así como lo que vaya a pasar con la reforma eléctrica, son cosas que nos inquietan y no sabemos hasta dónde van a ir impactando al tema de nuestra economía”, indicó.

Precisó que el relevo en el Banco Central, más que grave, es el signo de los tiempos, pero lo que sí es peligroso es el tema del Covid y las muertes toda vez que la incertidumbre, es innata en todos los negocios, lo que obliga a ser parte de los nuevos retos, el uso de la tecnología actual y para acelerar sus esfuerzos y tratar de sacar el talento de cada uno para tratar de salir adelante.

Enrique Bojórquez Valenzuela

La verdad es que tampoco vemos ningún escenario catastrófico, México es bastante sólido y seguimos confiando en las instituciones, en la fortaleza de la economía y de que vamos a salir adelante”, precisó.

En torno a la inflación que ya supera 7.05%, Bojórquez Valenzuela, consideró que, si es un signo bastante peligroso, pero afortunadamente, dijo, se empiezan ver signos positivos en la economía, en la manufactura en Estados Unidos que eso siempre nos jala positivamente entonces, por lo que confió en que la espiral inflacionaria ya haya tocado piso y que el repunte de la economía sea sostenido y que nos jale a mejores horizontes”.

En cuanto a colocación de crédito, el líder de la AMFE, reconoció que dada la incertidumbre también enfrenta grandes retos.

“Con mucha preocupación por lo que está sucediendo, lo único que tenemos que hacer es ser bastante más cuidadosos en el financiamiento, seguir más de cerca el desarrollo de la economía en cada uno de los sectores , hay sectores que les ha pegado bastante fuerte, hay otros que no ha sido tanto el impacto dentro de su actividad económica pero nuevamente todos los factores mencionados, y las nuevas reglas que vengan, vienen cambios fuertes en el tema fiscal por ejemplo, el tema del outsourcing, todo esto va a ir pegando directamente a la economía”, dijo.

Lee también: Descarta BBVA México, descarrilamiento de la inflación

Agregó que hay sectores rezagados como el automotriz al que se le veía siempre como fuerte, sólido y el mayor exportador y la construcción, pero tienen que continuar al igual que la economía.

“A nivel de liquidez. De solidez del sistema en general de todas, hay muy buenas perspectivas lo que sí hay que cuidar mucho más el riesgo. Las tasas, ahí vamos a tener que seguir obviamente las mismas alzas, somos un reflejo de lo que está pasando y si las tasas van al alza y la inflación, aunque a nadie le gusta, no podemos hacer otra cosa sino trasladarlo al consumidor final”, señaló.

El presidente de la AMFE, Bojórquez Valenzuela, agregó que las expectativas a futuro, dependerá de cómo se materializan los cambios, aunque, “vemos con relativa tranquilidad por ejemplo el tema del banco de México, es una institución sólida, independiente, autónoma y pensamos que así va a continuar, pero si hay otros aspectos fiscales que hasta que no entren todos estos cambios, vamos a ver realmente el impacto a 2024”.

Consideró prematuro hacer predicciones dado que se desconoce el fin que tendrá la reforma eléctrica, la cuarta ola de Covid y todos los factores citados que podrían cambiar en mucho los escenarios.

Por lo pronto, acotó que tendrán que sortear el 2022 con mucho optimismo, esperanza y muchas ganas.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre