Necesario colocar sistemas anti rayos en casas solares

1080

La empresa China Ginlong Solis impulsará la cultura de protección anti-rayos para residencias que cuenten con sistemas solares de suministro eléctrico, y con ello preservar la seguridad de sus habitantes y de las instalaciones fotovoltaicas.

México ocupa uno de los principales lugares a nivel mundial en incidencia de rayos, por lo que la cultura de la prevención en este rubro cobra importancia.

Las tormentas eléctricas en México ocurren entre mayo y octubre, y se presentan con mayor frecuencia durante horas las horas vespertinas, sobre todo en la noche.

El promedio anual de días con tormenta es de 30 y el máximo es de 100 sobre las sierras Madre Oriental, Madre Occidental, Madre del Sur, Madre de Chiapas, Montañas del Norte de Chiapas y Sistema Volcánico Transversal.

De acuerdo con datos de la ANCE (Asociación Nacional de Normalización y Certificación del Sector Eléctrico) indica que a nivel anual hay alrededor de dos mil eventos con daños materiales o personales por este fenómeno natural.

Te puede interesar: Las empresas constructoras tuvieron una recuperación del 0.4%

En México ya hay 165 mil casas solares con sistemas fotovoltaicos que son susceptibles de recibir una descarga eléctrica natural y ser dañados.

La directiva dijo que un rayo puede generar un pico de corriente de hasta 200 mil amperes (pero además la  temperatura puede alcanzar 30,000° Kelvin (en grados Celsius 29,786°C), es decir, puede ser hasta cinco veces superior a la temperatura de la superficie solar.

Ante esta realidad, Ginlong Solis recomienda técnicas para dar protección extra a las casas y los sistemas fotovoltaicos, lo cual lo ejemplifica con una instalación FV en residencia, colocada en China.

La empresa especializada en inversores fotovoltaicos participó en el proyecto con diseño que brinda protección extra contra rayos de sistemas fotovoltaicos residenciales.

El diseño se aplicó en una residencia en Fenghua, China, lugar donde, según las estadísticas, el promedio anual es de más de 75 días con rayos continuos, la define como área propensa a ese fenómeno natural.

Los edificios residenciales en ese lugar tienen gran área de techo plano, la capacidad instalada total de este caso en Fenghua es de 28kW, con un inversor Solis-25K-5G, y se implementó el esquema del sistema de protección óptimo.

En el proyecto, se instalaron cuatro pararrayos redondos de acero de 1.5m de longitud y espesor de Φ10mm en las cuatro esquinas de la matriz y se soldaron en el propio cinturón de rayos del edificio para reducir el impacto directo de un rayo en el sistema.

También, se realizó una conexión a tierra del sistema fotovoltaico residencial separada: se designó un lugar con suelo suficientemente grueso y húmedo y se excavó un hoyo de 1,5m de profundidad. Luego con acero redondo Φ8 (también puede ser acero plano de 40* 4 mm o acero redondo Φ10) se hizo la toma de tierra separada. La resistencia de puesta a tierra es de 2,68Ω, cumpliendo con el requisito de menos de 4Ω.

La empresa destacó que los sistemas fotovoltaicos residenciales están instalados generalmente en las azoteas de los hogares, con gran superficie metálica y ubicación expuesta.

“Por lo tanto, los sistemas fotovoltaicos pueden ser alcanzados por un rayo fácilmente en tormentas eléctricas. Si la instalación fotovoltaica no tiene buena protección contra rayos y conexión a tierra, la probabilidad de ser impactado por un rayo es alta y podría causar incendios o accidentes por riesgo eléctrico” detalló.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre