El retroceso de la actividad industrial durante el 2020 fue el segundo más grande de los últimos 40 años, solo superado por el 10.9% menos contabilizado en 1995 y se confirma que ese sector acumuló 22 meses de caídas consecutivas (26 en los últimos 27 meses), de acuerdo con un análisis del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico A.C.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), informó hoy que la producción en la actividad industrial en México registró un retroceso de 10% al cierre de 2020 con relación a 2019 y resalta el efecto de la crisis derivada por la pandemia al precisar que por grupos la construcción cayó 17.2 por ciento, la manufactura 10 por ciento, seguidas de la generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final que se redujo 5.3 por ciento y la minería que decreció 1.1 por ciento.

En su comparación anual, destaca que la producción industrial retrocedió 3.2% en términos reales de noviembre a diciembre del año pasado. Por sectores de actividad económica, la construcción cayó el 12.3% referido, en la generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final fue de 4.4% y en la minería 2.4%, en tanto que las industrias manufactureras crecieron 0.5%.

Esa caída, fue mayor a lo ocurrido en 1983, cuando la industria retrocedió 9.6%, indica. El contexto descrito, en tanto, muestra el grado de afectación general del sector industrial, principalmente en dos de sus componentes, construcción y manufacturas, los cuales tuvieron una minusvalía de menos 17.2% y menos 10.0% respectivamente.

De acuerdo con el instituto referido, la información estadística del INEGI confirma el desafío que enfrenta el sector industrial mexicano, puesto que en 2020 registró una contracción de menos 10%.

En tanto, la magnitud y duración de la recesión industrial constituyen elementos suficientes para enfatizar la necesidad de México por contar con una estrategia de desarrollo industrial que permita abatir el rezago estructural y de coyuntura que se enfrenta.

“La magnitud y duración de la recesión industrial constituyen elementos suficientes para enfatizar la necesidad de México por contar con una estrategia de desarrollo industrial que permita abatir el rezago estructural y de coyuntura que se enfrenta, una situación que contrasta con las estrategias que han aplicado los países del este de Asia y Europa, así como Estados Unidos y La India: todos ellos consideran al desarrollo industrial como el motor de su recuperación económica y social”, se considera en el análisis.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre