La Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) se pronunció porque México cuente con una política pública integral en materia de seguridad vial, que contemple la educación vial como uno de sus ejes principales para vincular acciones e instrumentos regulatorios complementarios a la NOM-194 y se consideren en las iniciativas rumbo a la creación de una Ley General de Movilidad y Seguridad Vial.

En un comunicado el organismo detalló que el 21 de noviembre se cumple el plazo de consulta pública para la NOM-194 sobre Dispositivos de Seguridad para Vehículos Ligeros Nuevos- Requisitos y Especificaciones, el cual consiste en presentar comentarios ante el Comité Consultivo Nacional de Normalización.

Agregó que en ese sentido, la AMIA, reafirma su compromiso con la seguridad y el bienestar de los mexicanos, sin embargo, también pone sobre la mesa el generar políticas públicas integrales que apoyen a robustecer toda la seguridad del ecosistema y cultura vial en el país.

Destacó que la industria considera importante destacar que deben de existir políticas que permitan el fortalecimiento de la cultura vial de todo el ecosistema de movilidad, ya que sin políticas integrales que respalden la normatividad emitida, será difícil solucionar los incidentes viales que ocurren de forma constante en el país. De esta forma se promoverá la protección y seguridad de los ciudadanos por medio de acciones colectivas que mejoren el entorno de la seguridad vial en todo el ecosistema.

Al respecto, el presidente de la AMIA, José Zozaya, refirió: “es necesario atender el tema de seguridad vial holísticamente desde la formulación e implementación de políticas  integrales que contemplen: Atención a todos los factores de riesgo en la conducción como hacerlo bajo influencias del alcohol o estupefacientes; la promoción del buen mantenimiento de los vehículos en circulación; la mejora de las condiciones de infraestructura vial y señalización; educación y capacitación de conductores; mantener la regulación a la importación de vehículos usados; fortalecimiento de la capacidad de gestión de autoridades involucradas, por mencionar algunos elementos esenciales. La industria reconoce que contribuir a la reducción en la incidencia de accidentes viales es apostar por el bienestar del país.“

Como industria, la AMIA hace un llamado a las entidades involucradas a que tomen en cuenta los datos y reportes elaborados por organismos como el INEGI, la OMS y la Secretaría de Salud, por mencionar algunos, sobre los diversos factores de riesgo vinculados con la seguridad vial.

De acuerdo con datos del INEGI, en 2019 se registraron 362 mil 586 accidentes viales de los cuáles, 334 mil 925, es decir un 92.37% fueron por causas imputables al conductor, un 2.6% a condiciones del camino y un 0.9% por fallas en el vehículo. Asimismo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) refiere que el incremento de incidentes viales por múltiples factores son una epidemia a la cual no suele nombrarse como tal porque no muestra cifras tal alarmantes como la actual emergencia sanitaria.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre