México requiere crecimiento más fuerte inclusivo y verde: FMI

383

Se debe mejorar la eficacia del gasto, sugiere

Swarnali Hannan y Kevin Wiseman del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI) señalan que el Directorio Ejecutivo de la institución concluyó la consulta del Artículo IV con México, en donde se indica que la economía continúa recuperándose, a pesar de las nuevas olas de Covid-19 y las limitaciones de la cadena de suministro; sin embargo, dados los riesgos de cicatrización económica y el bajo desempeño del crecimiento a largo plazo de México, los directores subrayaron la necesidad de salvaguardar la recuperación y promover un crecimiento más fuerte, más inclusivo y más verde.

En el Reporte de País 21/240 se precisa que era meritorio un apoyo fiscal adicional bien dirigido utilizando el espacio fiscal disponible para la salud y la educación, las redes de seguridad social y la inversión pública de calidad, por lo que algunos integrantes del Directorio consideraron que el enfoque conservador de las autoridades era apropiado para contener la deuda pública, https://www.imf.org/en/Publications/CR/Issues/2021/11/05/Mexico-2021-Article-IV-Consultation-Press-Release-and-Staff-Report-504339?utm_medium=email&utm_source=govdelivery

También se comenta la importancia de mejorar la eficacia del gasto y contener el aumento previsto del gasto en pensiones e instaron a reformar la estrategia y el gobierno empresarial de Pemex.

Se acoge con satisfacción los recientes éxitos de las autoridades en la mejora de la administración tributaria, detallando que una reforma fiscal creíble a medio plazo, que se aplicaría a medida que la economía se fortalezca, ayudaría a controlar el gasto social y de inversión pública necesario y pondría la relación deuda pública/PIB en una trayectoria descendente.

Opinan que las recientes presiones inflacionarias, aunque en su mayoría temporales, plantean un difícil acto de equilibrio en medio de una holgura aún considerable, por lo que recomendaron un ritmo gradual de normalización de las políticas basado en datos que equilibre cuidadosamente el apoyo a la recuperación, manteniendo al mismo tiempo bien ancladas las expectativas de inflación a medio plazo.

A este respecto, sería útil proseguir los esfuerzos para mejorar las comunicaciones del Banco Central, mientras que en el momento oportuno podría llevarse a cabo un examen estratégico del marco de política monetaria. Por su parte, el tipo de cambio flexible debería seguir sirviendo como amortiguador externo.

Se reconoce la pronta adopción por parte de México de políticas y metas de mitigación del cambio climático y se alienta la implementación de una estrategia integral, que podría considerar el alcance y el nivel de la fijación de precios del carbono como parte de acciones más amplias de mitigación y adaptación y políticas de redistribución.

Resaltan que aprovechar la amplia y diversa base de recursos renovables de México puede fomentar un sector energético más barato, más sostenible y competitivo, además se alienta a las autoridades a abordar los obstáculos al crecimiento de la productividad mediante reformas estructurales bien priorizadas.

Se subraya la necesidad de promover la formalidad del mercado laboral, reducir las brechas de género, fomentar la inclusión financiera y mejorar la gobernanza.

Entorno económico financiero

El Directorio del FMI detalla en su estudio que la economía mexicana se está recuperando de su recesión más profunda en décadas, impulsada por el fuerte crecimiento de Estados Unidos y la reapertura de sectores relacionada con la pandemia. Después de contraerse 8.3% en 2020, pronostica que el Producto Interno Bruto (PIB) real crecerá 6.2% en 2021 y 4% en 2022.

Manifiestan que México está soportando un costo humanitario, social y económico muy alto por el COVID-19. Ha habido más de medio millón de muertes en exceso, el subempleo sigue siendo muy alto, la pobreza que era alta antes de la pandemia ha aumentado aún más, y los jóvenes han experimentado pérdidas de aprendizaje considerables con consecuencias potencialmente dañinas a largo plazo.

El gobierno ha enfatizado una postura fiscal conservadora con un enfoque en la contención de la deuda, el objetivo de déficit general es del 4.2% del PIB en 2021, con mayores asignaciones para el gasto en salud y la inversión pública. Los esfuerzos para combatir la evasión fiscal han contribuido a obtener ingresos generalmente mejores de lo esperado.

La deuda bruta del sector público (según la definición del FMI) se estima en alrededor del 60% del PIB, con la inflación muy por encima de su objetivo, por lo que el Banco Central ha elevado la tasa de política monetaria a 4.75%.

La cuenta corriente, que saltó a un superávit récord del 2.4% del PIB en 2020, se ha moderado y está casi equilibrada.

El sector bancario tiene sólidas posiciones de capital y los préstamos dudosos son relativamente bajos, con un 2.4% del total de préstamos (a partir de mayo de 2021).

Las reservas internacionales se mantienen en un nivel cómodo, impulsadas por la nueva asignación general de Derechos Especiales de Giro (DEG).

De esta forma, los directores ejecutivos estuvieron ampliamente de acuerdo con la orientación de la evaluación del personal. Elogiaron a las autoridades por mantener con éxito la estabilidad económica durante un período difícil, respaldado por políticas macroeconómicas y marcos de política institucional muy sólidos. (FOTO: Proceso)

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre