Finanzas públicas, una bomba de tiempo

388

Por Hugo Loya Ortega l hloyao68@gmail.com

Parece que el reporte de las finanzas públicas al cierre de 2019 no es tan positivo como parece y se esté preparando una bomba de tiempo en el manejo de las finanzas del país.

Esta semana, la organización México Evalúa, publicó un análisis al respecto, en donde hace una revisión un poco más profunda de lo que ocurre en las finanzas del país, al menos lo que sucedió el año pasado.

De acuerdo con México Evalúa, la Secretaría de Hacienda reportó un balance primario positivo en 2019, incluso 12% mayor al comprometido. Sin embargo, al revisar la parte correspondiente a los ingresos del gobierno, se encontró una fuerte debilidad en ellos. Principalmente, en tres de los ingresos más importantes -petroleros, IVA e ISR-, por lo que cuestionó si es sostenible la disciplina fiscal que se prometió.

“Sólo con la caída de esos tres tipos de ingresos ​el gobierno NO recibió cerca de 300 mmdp​, monto con el que planeaba financiar los programas del presupuesto”, afirmó México Evalúa.

Es por ello, que el organismo dedicado a evaluar la gestión gubernamental destacó que el faltante, ante los menores ingresos, se deberá compensar de alguna manera y en este caso fue mediante el uso del Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios (FEIP) acumulado en años anteriores, que ingresó al presupuesto como aprovechamientos.

Ahorro es limitado 

“Tapar boquetes con los ahorros es problemático.​ El ahorro, por naturaleza, es limitado –pues no es un ingreso recurrente–, y ya se gastó cerca de la mitad en un solo año”, cuestionó.

Especialistas han comentado de la necesidad que tiene el gobierno de mantener las finanzas del país en equilibrio, es decir, evitar realizar gastos que superen la cantidad de ingresos, porque de otra forma, se pondrá en riesgo la solidez financiera del gobierno mexicano y con ello las calificadoras tenderán a bajar su calificación sobre el país.

Por esta situación, toma relevancia el cuestionamiento de México Evalúa sobre el uso de los ahorros que se habían generado años atrás, cuando la caída de los ingresos tiene mucha relación con decisiones de política interna y no con una caída de la economía internacional como sucedió en 2008, ya que en un año de caída de la economía se tuvieron que utilizar la mitad de esos ahorros y los pronósticos son que este año la economía, en el mejor de los casos, solo crezca 1%.

Por lo que, los ingresos más importantes que recibe el gobierno federal podrían estar nuevamente en una situación de debilidad y mantener finanzas públicas en equilibrio será nuevamente complicado y se tendrá la tentación del presidente López Obrador de volver a usar los ahorros y salvar nuevamente las finanzas del país, solo que los ahorros se acabarán y México quedará muy vulnerable ante cualquier embate del exterior.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre