Los maestros tienen un Santo

692

El 15 de mayo de 1950 el Papa Pío XII declaró a San Juan Bautista de La Salle como patrono de los educadores de la infancia y de la juventud.

Por Verónica Cervantes

El 15 de mayo se celebra el día de San Juan Bautista de La Salle, quien fue un sacerdote y pedagogo en Francia, donde se consagró a formar los maestros que se encargaban de la educación de los hijos de artesanos y de niños pobres.

En México, en 1917, un grupo de diputados (muchos de ellos, ex maestros) enviaron una iniciativa al Congreso para celebrar un día especial para los trabajadores de la educación y se consideró el 15 de mayo porque en esa fecha se conmemora la toma de Querétaro en 1867, a cargo del Ejército mexicano que derrotó al Segundo Imperio de nuestro país. De esta manera, el entonces presidente de México, Venustiano Carranza decretó esta fecha como Día del Maestro.

Los maestros siempre han tenido una gran labor y responsabilidad al educar a los niños y jóvenes, principalmente, para que puedan desarrollarse en el ámbito profesional y laboral. Actualmente ese objetivo se hace más fuerte ante los cambios en donde la tecnología es una parte innegable y trascendental en todo el mundo.

Ante ello, los profesores deben especializarse más en los temas que son parte de su enseñanza para poder transmitirlos correctamente. Asimismo, la población infantil y juvenil ha cambiado a lo largo de los años, así como la sociedad en general, por lo que es necesario transformar también los métodos de enseñanza, sin dejar de lado lo que ha funcionado en el pasado.

En México hoy, se ha impulsado una reforma educativa en la que se integran puntos como la reorganización del sistema educativo y en la que los maestros deberán ser seleccionados de acuerdo con sus capacidades; se pretende mayor profesionalización de los maestros quienes serán evaluados anualmente para conocer sus capacidades y poder implementar su regularización; así como la reorganización de las escuelas para disminuir los trámites administrativos, además de tener planteles con mejores condiciones físicas.

Los contenidos también son un tema que se incluye en esta reforma en la que se consideran los avances tecnológicos encaminados a la enseñanza, con un nuevo modelo educativo. Mientras que en el tema de inclusión, se pretende llegar a los niños de las comunidades más pobres del país.

Las promesas pueden ser muchas, pero la realidad es que aún hay muchas deficiencias en el sistema educativo en general y en la infraestructura de las escuelas, pues vemos comunidades en las que las escuelas pueden carecer incluso de techos o de pisos, donde los maestros todavía demandan que faltan materiales para llevar a cabo su labor y en donde en general, las condiciones para la educación no son dignas.

La reforma educativa ha sido muy alabada por unos y criticada por otros, y seguramente hay cosas aún perfectibles que serán un reto para la siguiente administración que se encargue de llevar las riendas del país.

Con todos estos retos y precariedades, desde En Concreto, damos un fraterno abrazo a todos los  maestros que han colaborado para lograr una mejor educación y con ello, mejores alumnos, mejores personas y un mejor país.

¡Feliz Día del Maestro!

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre