Destaca el Banco Inmobiliario Mexicano como institución competitiva en el mercado

Gregorio Sánchez, director corporativo de Negocios y Luis Ángel Mecinas, director corporativo de Crédito y Área Técnica del Banco Inmobiliario Mexicano (BIM), platicaron para #EnConcretoContigo sobre la importancia que tiene la Línea III de Infonavit como opción para derechohabientes y desarrolladores en la obtención de vivienda.

Gregorio Sánchez resaltó que a pesar de la pandemia por Covid-19, el sector de la vivienda se mantuvo con buenos números en especial la Línea III del Infonavit, la cual cerró 2020 con un crecimiento del 20% respecto al año anterior.

Esto equivale a la venta de 2 mil 400 viviendas, por lo que este 2021, los pronósticos aún son favorables, ya que el BIM espera un crecimiento del 30% y la generación de 10 mil millones de pesos de derrama económica, destacó.

Pero ¿Qué es la Línea III? Es una modalidad de crédito por parte del Infonavit en la cual el derechohabiente puede construir su casa a través de un desarrollador y una administradora de recursos, en el que puede escoger al Banco Inmobiliario Mexicano, que es una de las instituciones financieras más competitivas del mercado, al contar con capacidad técnica, jurídica y administrativa suficiente para atender las necesidades en la citada materia.

“El crédito se ejerce parecido al de Línea II, la diferencia es que al momento en que derechohabiente decide ejercer su crédito en la construcción y el desarrollador nos elige como su administrador, el Infonavit da al banco el 100% de los recursos de ese trabajador para su administración.

“La Línea III otorga la posibilidad de que el derechohabiente, al traer el recurso, pueda obtener una vivienda en menor costo, puesto que compra una vivienda en preventa”, explicó Gregorio Sánchez.

Luis Ángel Mecinas, coincidió con Sánchez y subrayó que “todas aquellas acciones que sean para fomentar la demanda de la vivienda, van a hacer que nosotros tengamos que reforzar la oferta, a través de créditos para construcción, dentro de ellos, este crédito de Línea III”.

Las diferencias entre línea II y III

De acuerdo con el entrevistado, una de las principales diferencias son los requisitos, ya que para ejercer crédito en Línea II es necesario contar con 116 puntos y seis meses de cotización; sin embargo, para la Línea III es necesario contar con 90 puntos y tener tres meses de cotización. Con un tope máximo de 1.8 millones, y diseñado para viviendas que se encuentran entre los 350 y 450 mil pesos.

Paralelamente a los requisitos, el factor principal de la Línea III, es la certidumbre que puede otorgar tanto el desarrollador como la administradora de recursos. En este caso Gregorio Sánchez, recordó que BIM, otorga la vista de un verificador certificado y la valoración desde el punto técnico, jurídico y financiero.

“El trabajador debe saber y tener confianza en que previamente se da al proyecto una valoración desde el punto de vista técnico, en el que buscamos que el proyecto cumpla con todos los servicios y materiales de calidad. Evaluamos desde el punto de vista financiero, colocando los mismos rigores de calidad con los que el banco aprueba el financiamiento de proyectos, así como desde el punto jurídico.

“En este caso, nos aseguramos que el proyecto cuente con todas las evaluaciones técnicas legales y financieras, a fin de que todo lo prometido por el promotor se cumpla”. mencionó Gregorio Sánchez director corporativo de Negocios de BIM.

En cuanto al costo de intermediación, el experto puntualizó que este es absorbido por el derechohabiente el cual va en función del monto del crédito, así como del número de unidades a desarrollar, por lo que se pueden juntar varios derechohabientes que planeen acceder a esta línea de crédito con el fin de bajar este costo.

“Sí son varios los interesados pueden reunirse para conseguir mejores opciones en los desarrolladores, entrar en la página del Infonavit que tiene publicado todos los desarrolladores para Línea II y III, o pueden ir a BIM y los pueden asesorar sobre cuál es la mejor opción”, resaltó Gregorio Sánchez.

Los desarrolladores

Subrayó por otro lado que, si el desarrollador está interesado en construir para la línea III, estos son los requisitos que debe tener para ejercer la Línea III:

  • Estar inscrito en el padrón vigente del Infonavit y sin adeudos.
  • Contar con dos años de experiencia como desarrollador.
  • Tener la opinión favorable del delegado del Infonavit de la región donde se construirá la Línea III.
  • Contar con el dictamen favorable de viabilidad, el cual es emitido por el BIM.
  • Ser aprobado por el Infonavit.

Gregorio Sánchez puntualizó en este marco que “El incentivo para que el desarrollador termine en seis meses, es un anticipo el cual se otorga al 80% del valor del terreno, y se retiene 10%, mismo que al terminar la construcción se libera”.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre