Las sillas de autos para bebés, fundamentales para salvar vidas

913

Los niños tienen el derecho de ir protegidos dentro del coche, por lo que, si se quiere garantizar su seguridad cuando viajan, aún en tramos muy cortos, deben ir en una silla para vehículo desde el primer día de nacidos hasta que midan un metro con 45 centímetros y viendo hacia atrás, puesto que esa posición evitará lesiones y preservará la vida.

La clave, está en usarla bien, no importa el precio de la misma que puede ir de mil pesos hasta 17 mil o más. Es fundamental que sea un producto certificado, lo cual garantiza que cumple con las características de calidad, afirmó Alma Cruz-Bañares, técnico en seguridad del niño pasajero.

En una plática con Autos En Concreto, la especialista resaltó que los padres deben concientizar primero en que ellos deben utilizar cinturón de seguridad y que todos los niños deben ir en una silla, por lo que deberán leer los manuales y tener un coche adecuado con las características para colocar correctamente esos productos que son clave para salvar vidas en caso de accidente.

“Se piensa que si ya no son bebés o chiquitos, cómo van a ir en su sillita. Hay papás que dicen: mi hijo ya no es bebé, que se quede sentadito o acostado; o lo dejan asomarse por el quemacocos o ventana o adelante porque ya está grande y no necesita silla para bebé o niño. Pero no es así, deben ir siempre en su silla.

“También suele suceder que algunas personas abrazan a los bebés pensando que van seguros. Y lo hacen en el asiento de atrás o de adelante, y con eso corren muchos riesgos, más porque al pasar de cierta velocidad a frenado total o choque, el peso aumenta y el niño o niña puede salir disparado o el adulto lastimarlo con su propio cuerpo”.

Alma Cruz destacó que también se debe tener cuidado con las sillas que regalan o venden de doble uso, puesto que esos artículos tienen fecha de caducidad o ya registraron un accidente y no son seguros.

Esta fecha de caducidad, se puede ver en el mismo producto en una etiqueta en la parte de abajo o grabado en propio artículo, de haber caducado los materiales pudieron haber sufrido el deterioro normal, como el caso de los cinturones o el plástico o metal.

Lo mismo con la certificación. Como en México no hay regulación que la realice, el producto tiene la verificación europea que se ve en una etiqueta naranja con circulo negro y la letra E, y las estadounidenses, especifica de igual manera.

Las sillas, destacó, deben comprarse en tiendas conocidas para evitar adquirir un producto que no cumpla con las normas.

Tanto la seguridad, como tener un coche, representa un gasto, por lo que si queremos seguridad hay que ser responsables e invertir, concluyó.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre