Lanza Human Rights Campaign y Pepsico, Manual de Inclusión

595

Buscan implementar procesos y políticas especializadas en la atención de las personas trans

Con la finalidad de que las empresas puedan implementar procesos y políticas especializadas en la atención de las personas trans, la Fundación Human Rights Campaign, PepsiCo México y Baker McKenzie presentan un manual para promover estrategias laborales a favor de este grupo de la población en los centros de trabajo.

 Se trata de las mejores prácticas de las tres organizaciones en materia de derechos humanos y  laborales para la población trans con el que las firmas refuerzan su liderazgo en materia de diversidad e inclusión.

En esa línea, la  Fundación Human Rights Campaign, la organización de derechos civiles de personas lesbianas, gays, bisexuales, trans y queer más grande de los EUA, expandió su programa Equidad MX al presentar este martes,  el primer Manual de Inclusión de Personas Trans en los Espacios Laborales, una guía para que cualquier compañía en México pueda implementar políticas a favor de esa comunidad , con el objetivo de brindar un acceso equitativo en los centros de trabajo.

El manual fue elaborado en colaboración con PepsiCo México —compañía líder en inclusión de personas trans y que aportó el conocimiento y los procesos de su propio Protocolo para este grupo poblacional, que opera desde 2020— y con la Firma legal Baker McKenzie, quienes aportaron el análisis del marco legal y regulatorio alrededor del tema en el país, así como su conocimiento y experiencia regional sobre la inclusión de personas trans en las empresas.

En México, más del 70% de las personas trans sufren discriminación, según cifras oficiales del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred). Después del hogar, los espacios laborales son el segundo lugar donde más se les discrimina.

Por ello,  Alphonso David, presidente de Human Rights Campaign, dijo que el documento ayudará a que más empresas adopten protocolos de atracción y retención de talento trans, con un enfoque de derechos humanos y tomando en cuenta el marco legal existente.

“Es fundamental para la autoestima de una persona poder mostrar al mundo quién es, lo cual implica presentarse auténticamente al lugar de trabajo.

“La comunidad transgénero se ve afectada de manera desproporcionada por la discriminación, por falta de oportunidades laborales y las potenciales desventajas dentro los centros laborales; es por eso que este recurso tiene el poder de cambiar las reglas del juego en la vida cotidiana de la comunidad transgénero mexicana”, indicó.

En videoconferencia, Milagros Chirinos, directora asociada del Programa Global de Equidad Laboral de la Fundación HRC, señaló que esta iniciativa fue una expansión natural y necesaria del programa que tienen en Equidad MX, que ya cuenta con una red corporativa establecida e incluyente en México “que está ansiosa por implementar pautas de inclusión de personas transgénero y de no género binario en el lugar de trabajo”.

Señaló que México continúa liderando el camino para la inclusión LGBTQ en el lugar de trabajo en América Latina; este conjunto de herramientas refleja los esfuerzos continuos para fomentar una mayor igualdad e inclusión para la comunidad LGBTQ en el área laboral.

Entre los lineamientos del  Manual de Inclusión de Personas Trans en los Centros de Trabajo, se sugiere a las empresas mexicanas algunas modificaciones y adiciones a procesos administrativos, tales como prácticas de reclutamiento trans incluyentes, libres de estereotipos de género, sensibilización a los equipos de trabajo, acompañamiento personalizado y sensible en caso de transición, así como  respeto a la antigüedad laboral tras cambio de identidad legal.

Asimismo, un código de vestimenta flexible y trans incluyente, acorde a la identidad de género, incorporación de baños neutros y adaptación de baños trans incluyentes.

El fin es que las organizaciones tengan un punto de partida sobre procedimientos administrativos, así como referencias legales, para atender los casos de transición de género social y legal de sus colaboradores.

Se estima que en México existe una población trans de al menos 630,000 personas que aún se enfrentan a múltiples retos, desde familiares, legales, académicos, hasta médicos, psicológicos, económicos y de seguridad. Sólo 11% de las personas trans alcanzan estudios universitarios y sólo 5% consigue ejercer su profesión en una empresa, según cifras del Conapred.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre