La tradición de ofrendar flores de cempasúchil se resiste a las crisis

283

Productores confían en vender más de 2 millones de piezas

Suscríbete a nuestro canal en YouTube 👉 https://bit.ly/3rkBP0q​

“Las ventas no son como antes. Nos iba mejor, a mucha gente no le interesa poner ofrenda o llevarle flores a sus muertos. Y también por la pandemia que nos ha golpeado muy fuerte, el año pasado fue terrible y esperamos que este mejore”, subraya Efraín López floricultor de la comunidad de Tecacalco, del municipio de Ozumba, Estado de México.

Resalta que el año pasado las ventas disminuyeron para el en más de la mitad, lo cual fue derivado en gran parte a que los panteones estaban cerrados y solo había quienes llevaban para sus casas o para regalar. Pese al panorama destaca que esta temporada han trabajado con mucho ánimo para superar la adversidad y conservar la tradición.

Información de la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural (Sader), destaca que se espera superar para este año la producción de 2.3 millones de plantas del año pasado, así como 500 mil manojos, 1,500 gruesas y 18 mil toneladas en total.

En tanto que en la Ciudad de México se espera una derrama económica de 18 millones 550 mil pesos, misma que comprende una producción aproximada en la alcaldía de Xochimilco de un millón 440 mil plantas en macetas.

La flor de Día de Muertos es originaria de México y aunque actualmente se produce en otros países, un estudio de la Universidad Autónoma Chapingo, menciona que tiene tres mil años de haber sido domesticada y debido a los diversos usos que se le pueden dar han propiciado que industriales hayan decidido sacarla del país.

Según la investigación, ha sido ornamental su utilización más común a partir de la época prehispánica y desde 1960 inició su explotación con fines industriales y para el 2000 comenzó a obtenerse pigmentación vegetal que demandan los mercados mundiales, donde China es líder de esta industria y absorbe y acapara la materia prima.

Al industrializarse para usarla en pigmentación, se ha mejorado genéticamente en algunos países, pero con base en variedades prehispánicas mexicanas. Las consecuencias son graves, ya que este desarrollo lo efectúan chinos hindúes y británicos, y las variedades mexicanas como tal han ido desapareciendo, destaca el estudio.

Emilia Buendía, quien produce en 27 hectáreas, comenta que las semillas las siembran desde finales de junio, algunas y otras aproximadamente el 15 de julio.

“Las vendemos en el mercado por maleta (que es un montón de flores compactado) a 50 o 40 pesos el kilogramo, o por manojo de 10 a 17 pesos aproximadamente”.

Abasto garantizado

La Secretaría de Agricultura subraya que la demanda de flores de cempasúchil se encuentra garantizada para la temporada de Todos los Santos, que inicia desde el 30 de octubre y hasta el 2 de noviembre.

Los floricultores del país que proveen este artículo indispensable en las ofrendas de los mexicanos se encuentran en Puebla, Oaxaca, México, Morelos, Guerrero, Hidalgo, Coahuila, San Luís Potosí, Tlaxcala, Michoacán y Distrito Federal.

Puebla es el principal productor y contribuye con el 81% de la producción nacional de esta flor, que se cultiva en el mes de octubre; otras entidades cuya producción es igualmente importante son: Hidalgo, Oaxaca, San Luís Potosí y Morelos.

Para el cultivo de esta flor, en el país se destinan cerca de 21 mil hectáreas y dentro de las flores de ornato, el cempasúchil ocupa el cuarto lugar en superficie sembrada, le antecede la gladiola, el crisantemo y la palma de ornato.

Efraín López, Emilia Buendía, reconocen que han tenido oportunidad de tener otro empleo en la ciudad de México, pero prefieren la tranquilidad de la región y aunque ha bajado la venta, continúa siendo un oficio noble el que presumen, es familiar.

Subraya que los mexicanos se caracterizan por seguir sus tradiciones y además de ahora si poder visitar a sus familiares en panteones, pongan altares en sus hogares. “Queremos mucho a nuestras tradiciones y a pesar de la situación actual, el Covid no nos va a detener y a evitar que recordemos a nuestros difuntos”, destacó López, quien confió en que este año mejores las ventas de la flor de cempasúchil.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre