El uso eficiente de la tecnología y medición de los contratistas puede ayudar a reducir o evitar accidentes de trabajo que pueden terminar en daños irreparables tanto humanos como materiales, lo que a su vez representa evitar pérdidas cuantiosas en los negocios.

De acuerdo con Joe Martin, director de Desarrollo de Productos y Soluciones de Getac, los trabajadores de diversas industrias enfrentan consideraciones relevantes en materia de seguridad relacionadas con la calidad del aire, la temperatura y el funcionamiento del equipo, por lo que mantener a los empleados seguros en industrias como servicios públicos, petróleo y gas, seguridad pública, transporte, manufactura y recursos naturales, requiere de la tecnología adecuada. Los trabajadores deben estar equipados con tecnología que los mantenga en contacto, atentos a los riesgos y protegidos de los peligros conocidos tanto como sea posible, señaló Joe Martin, director de Desarrollo de Productos y Soluciones Industriales de Getac.

A través de un comunicado, Getac afirmó que un programa de seguridad eficaz logra un retorno de inversión de hasta 200 por ciento al ayudar a reducir los costos de compensación de los trabajadores y mejorar la productividad.

Además, mencionó que la seguridad también puede ayudar a mejorar la calidad del trabajo, de acuerdo con un informe que cubre a mil 200 millones de trabajadores del mundo y concluye que la mejora de la calidad del trabajo es importante tanto para los trabajadores como para los empleadores. Dicho reporte identificó que optimizar la calidad del trabajo incluye una menor exposición a riesgos, incluidos peligros como humo, contacto con productos químicos, prácticas laborales inseguras, etc.

Getac destacó que la mayoría de las organizaciones de todas las industrias han adoptado la tecnología para mejorar su productividad. Automatizar y optimizar los procesos utilizando robots y otras innovaciones tecnológicas puede ayudar a las empresas a hacer más con menos, reducir costos y aumentar la eficiencia. Sin embargo, las empresas se dan cuenta de que la tecnología también puede ayudar a mejorar su perfil de seguridad.

De esta forma, aseguró que hay cinco formas en que la tecnología puede ayudar a mejorar la seguridad de los trabajadores:

1.- Comunicaciones

La comunicación de alta velocidad y la información en tiempo real permiten a los empleadores conocer la calidad del aire, el calor y los riesgos específicos para que puedan atender estos peligros antes de que causen una lesión. Si ocurriera un accidente, los empleados necesitan comunicaciones confiables para pedir ayuda y dejar saber a los socorristas dónde está la persona lastimada.

2.- Identificación de riesgos

La gestión de la seguridad, in situ, a través de un dispositivo móvil puede ayudar a las organizaciones a asegurarse que identifiquen los peligros conforme se presentan. Los trabajadores pueden tomar fotografías de estas amenazas y completar listas de verificación de seguridad móviles y revisiones del lugar, para garantizar que todos estén protegidos.

3.- Realidad virtual y aumentada

La realidad virtual y la realidad aumentada pueden ayudar a capacitar a los empleados sobre cómo hacer frente a situaciones peligrosas sin exponerlos al peligro. La realidad aumentada permitiría a los técnicos o trabajadores experimentados entrenar a otros en procesos, como la reparación de máquinas, sin tener que aumentar la cantidad de personas físicamente en el entorno. Esto puede ser útil si las reparaciones son peligrosas, las condiciones son peligrosas o en el caso de requisitos de distanciamiento social.

 4.- Drones

Los drones se pueden usar cuando los sitios son demasiado peligrosos para que las personas los investiguen, como una fuga de gas u otro derrame químico. Los drones pueden capturar información y permitir que los equipos de limpieza determinen el curso de acción más seguro sin tener que estar expuestos al peligro.

5.- Automatización y robótica

La automatización mejora la seguridad al eliminar la carga del trabajo manual pesado. Los robots pueden hacer el trabajo pesado, dejando a las personas libres para concentrarse en tareas más creativas. Esto es particularmente útil en almacenes con escasez de personal y otras instalaciones donde la presión para mantener la productividad puede crear una cultura en la que se aceptan algunos riesgos a cambio de hacer el trabajo más rápido. Agregar robots a la fuerza laboral puede aliviar la presión y reducir riesgos.

Los robots también pueden ayudar en instalaciones de producción o sitios de construcción donde las personas ya no necesitan trasladarse de un lugar a otro para recoger los materiales que necesitan para su parte del ensamblaje o construcción. En cambio, los robots pueden llevarles las piezas que necesitan, cuando las necesitan, reduciendo la distancia recorrida por las personas y minimizando la fatiga y el riesgo de accidentes.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre