Inversiones por T-MEC, hasta 2022, afirma Bx+

-

Juan F Rich, Director de Análisis y Estrategia, junto con Alejandro Saldaña, Economista en Jefe de Grupo Financiero Ve por Más (Bx+), indicaron que el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (TMEC), endurece las Reglas de Origen (RDO), pero ofrece flexibilidad y mantiene el espíritu de libre comercio (competitividad), además de incorporar capítulos modernos (servicios, e-comm., ambientales) y respetar mecanismos de solución de disputas; sin embargo, su efecto de inversión en México será de poca magnitud en el presente año y cobrará relevancia en 2021 y 2022, siempre y cuando existan las condiciones adecuadas.

En el webinar realizado el 12 de agosto de 2020 “TMEC Una ventana de oportunidad”, señalaron que el TMEC entró en vigor el pasado 1 de julio y que es una actualización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), la cual es importante porque cuando se definen los tratados, como fue el caso del TLCAN en 1994, hay muchos servicios, productos o canales que en su momento no existen o no son relevantes, pero con el tiempo estos van tomando fuerza, por lo que es una sana práctica incluirlos a fin de seguir comerciando.

Sobre la importancia económica se recordó que Norteamérica es el principal destino de exportación de México, entre los principales productos, se encuentran vehículos, camiones y sus partes, petróleo crudo y sus derivados, además de equipo electrónico. En este sentido, el 80.5% de las exportaciones totales tienen como destino Estados Unidos y el 3.1% a Canadá; mientras que en las importaciones el 45.2% provienen de Estados Unidos y el 2.2% de Canadá.

Desde su punto de vista la pandemia de Coronavirus existirá un reacomodo industrial porque orilló al cierre de fronteras, lo que a su vez exhibió fragilidades en las cadenas globales de valor, sobre todo en aquellas industrias dependientes de la proveeduría de insumos desde regiones remotas, por lo que no tenían acceso a insumos críticos, sobre todo de aquello que provenían de regiones remotas.

Ante lo anterior, señalaron que no va a desaparecer la globalización, no se va a ver que se encierren los países, pero existirá un reordenamiento o reacomodo geográfico que busca superar las debilidades observadas durante la pandemia, a fin de incrementar los inventarios de insumos críticos para hacer más robustas las cadenas productivas.

En el caso del TMEC, busca incentivar que más insumos de los bienes que se intercambian en la región provengan de alguno de los tres países, además de desalentar el comercio fuera de ella.

Detallaron que, en el caso de las reglas para autos, que son las mayores exportaciones mexicanas, se tienen las siguientes modificaciones:

  • Contenido regional de 62.5% a 75.0%
  • Contenido laboral (16 USD/h) 40.0%
  • Compras acero y aluminio al 70.0%
  • Autopartes esenciales
  • Entrada paulatina; periodo alternativo 5a.

También comentaron que se acordó un periodo de adecuación de 5 años para las empresas que se les complique cumplir las reglas del TMEC, lo que les da un periodo de gracia para hacerlo.

Sobre las áreas de oportunidad que existen al entrar en vigor el TMEC, señalaron a las que ya cuentan con experiencia e infraestructura para competir con los productos chinos que importa Estados Unidos como son las industrias de partes automotrices, electrónica, mobiliario, juguetes, aparatos eléctricos, textil.

Dentro de las empresas que cotizan en la Bolsa mexicana de Valores (BMV), indicaron que hay empresas de los siguientes sectores que podrían verse beneficiadas por el tratado:

  • ProductosQuímicos.- La demanda de textiles hechos en México como el Nylon y Poliéster podría aumentar.
  • Comercial.- Comercio digital, el TLCAN no incluía este apartado. La economía ha evolucionado hacia una dimensión digital por lo que este tema es nuevo y relevante para las operaciones de las empresas en dicho sector.
  • SectorIndustrial.- Automotriz, Metalúrgica y Minería: Inversión a México para cumplir con las reglas de origen.
  • FibrasIndustriales.- Por la disrupción de cadenas productivas a nivel internacional, se podría ver una tendencia “nearshoring”.

Los especialistas opinaron que el T-MEC podría ser una herramienta para reactivar la inversión en México, pero se requiere generar condiciones adecuadas para atraer inversión externa y fomentar la interna, como es dar seguridad física, legal y una política económica que sean creíble, además de mejorar el clima de negocios.

Comenta con Facebook

Víctor M. Ortíz Niñohttp://www.grupoenconcreto.com
Integrado al medio periodístico desde 1999, cubriendo diversas fuentes en tiempo real, radio, notas, columnas y entrevistas con directivos de los principales grupos financieros e industriales del país. Anteriormente se desarrolló profesionalmente en el sector financiero e industrial.

Relacionadas

Llama Aispuro a lograr un verdadero programa de desarrollo urbano

Arturo Aispuro, ex secretario de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Ciudad de México, se pronunció por llevar a cabo acciones concertadas en política...
Comenta con Facebook