Inseguridad frena comercios en cinco municipios de Guerrero

1207

Roban hasta 5 camiones diarios, por lo que abarroteros determinaron suspender actividades dos semanas ante la falta de respuesta de las autoridades

Debido a la falta de garantías y seguridad en cuatro municipios del estado de Guerrero, donde roban hasta 5 camiones diarios, los abarroteros, con el apoyo de proveedores y comerciantes determinaron suspender, a partir del 15 de abril y hasta el 2 mayo de 2021, la entrega de mercancía en todas sus categorías: comestibles, limpieza y cuidado del hogar, papel, higiene y cuidado personal así como alimento para mascotas.

Los abarroteros aclararon que en todo este saqueo, ha sido nula la respuesta por parte de las autoridades estatales encargadas de garantizar la seguridad pública y el libre tránsito en las carreteras de los municipios de Tixtla, Chilapa, Chilpancingo y Acapulco, a pesar de las propuestas presentadas por el sector abarrotero en la minuta de trabajo celebrada el jueves 15 de abril en Chilpancingo, Guerrero.

En ese sentido, informaron que esta problemática es provocada por la falta de garantías para la entrega de mercancías ante los robos constantes por parte de estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa así como de la delincuencia organizada en el estado, y precisaron que no se concederán entrevistas sobre la temática debido al alto riesgo que representa para los agremiados.

Sin embargo la denuncia pública se mantiene tanto para las autoridades del estado de Guerrero como para las autoridades federales en materia de seguridad ya que lo anterior se desprende del hecho de que se reporta el robo hasta de cinco camiones por día por parte de los estudiantes de Ayotzinapa y para recuperar el valor de esa mercancía se tendrían que vender 50 camiones ese mismo día en la zona.

Al informar de esta problemática, precisaron que en Tixtla y Chilapa los hurtos son operados por grupos de entre 15 y 20 estudiantes quienes toman los camiones en las inmediaciones cercanas a la caseta de cobro de peaje de este sitio y, bajo amenaza en agravio de los operadores de los vehículos, se apoderan de la mercancía.

El robo a una de estas unidades significa la perdida de la utilidad de 50 camiones, lo que hace imposible seguir trabajando la distribución, precisaron los denunciantes.

Precisan que se han presentado casos en donde los estudiantes portan bombas molotov, garrafas de 20 litros de gasolina o diésel para rociar los camiones y prenderles fuego en caso de que no accedan los conductores a moverlos, lo que también pone en riesgo la integridad de los conductores.

Ante esa situación , acordaron que no entrará “ni un camión en la zona hasta mayo 2”, ya que nunca se han negado al diálogo pero resulta lamentable que sus propuestas y peticiones del sector ante la autoridad están “sin solución” y menos aún con garantías para el reparto de mercancías.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre