Precios bajos a mexicanos debe ser parte fundamental, resalta Angel García, presidente del IMEF

Ante la iniciativa de reforma constitucional que el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, envió hace unas horas al Congreso de la Unión, para fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) ante las empresas privadas, los ejecutivos de finanzas, advirtieron que, al margen del análisis y la discusión de esta, se debe garantizar que los mexicanos cuenten con energía de calidad y a precios competitivos.

Ángel García Lascurain Valero, presidente del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), indicó que si bien, estudiarán la iniciativa, se debe garantizar la competitividad de las empresas y que México cuente con un sistema energético de vanguardia que provea servicios de calidad y a precios que deben beneficiar a las familias mexicanas por lo que la participación del sector privado es recomendable por el costo que implica el financiamiento de una infraestructura energética en general suficiente y con la calidad

“Yo creo que cualquier reforma, la que se acaba de anunciar o las que vendrán hacia adelante, deberían leerse a la luz de una transición energética con visión de largo plazo, que como decíamos garantice la competitividad de las empresas mexicanas y garantice el acceso de las empresas y de los mexicanos, de los ciudadanos a condiciones de acceso a la energía suficientes de calidad a precios razonables, tendría que verse a la luz de una visión estratégica de largo plazo” , dijo.

En conferencia de prensa para dar a conocer el indicador IMEF a septiembre del 2021, por su parte, Delia Paredes, integrante del Comité Técnico Asesor, consideró que el tema energético es fundamental para el futuro y la competitividad no solo las empresas sino del país.

“El tema energético es un tema fundamental para el futuro, la competitividad del país, pues para tener una matriz amplia, competitiva y diversa y sobre todo poco contaminante, entonces con ese marco, es que creo tenemos que analizar lo que se acaba de enviar”, indicó.

Angel García Lascurain Valero.

García Lascurain Valero, recordó que el alto costo de los energéticos, está provocando ya un impacto en la inflación, y no se descarta que esto siga al alza.

“Para los resultados de la primera quincena de septiembre, el nivel de 5.9% ya refleja el impacto de precios en los energéticos y podría continuar haciéndolo hacia adelante”, indicó.

Al referirse a los resultados de su indicador, precisó que al noveno mes del año se registró una desaceleración en la actividad económica, especialmente en el sector manufacturero, cifras que dijo, están en línea con un debilitamiento de la demanda externa asociada a problemas globales en las cadenas de suministro y el aumento en los costos de transporte.

“La economía global sigue mostrando signos de recuperación de los niveles de actividad económica. No obstante, la pandemia sigue siendo uno de los riesgos a la baja más importantes, sobre todo, ante el avance desigual del proceso de vacunación. En este contexto, se observa una clara diferencia entre el avance en países desarrollados y aquellos en desarrollo, lo que, a su vez, explica las diferencias en los estimados de crecimiento en cada una de las regiones”, señaló.

El presidente del IMEF, añadió que en México, los datos sobre los casos confirmados muestran una clara tendencia a la baja, aunque los datos de movilidad de Google muestran algunos resultados encontrados: si bien se observa una mayor movilidad en lugares de trabajo (13%) —lo que habla de un regreso gradual a la normalidad—, y en zonas residenciales (3%), la afluencia de personas en tiendas y lugares de ocio (-7%), así como en parques (-21%) disminuyó durante el mes de septiembre en comparación con agosto.

En este contexto, la economía mexicana mostró un ligero avance de 0.5% en términos mensuales durante julio, que se compara favorablemente contra -1.5% en junio. Lo anterior como resultado de la expansión de todos los sectores de la economía. No obstante, otros indicadores sugieren una desaceleración hacia delante. Las ventas minoristas han reducido su ritmo de avance al tiempo en que se ha deteriorado la confianza de los consumidores en los últimos meses.

Adicionalmente, los datos de balanza comercial en agosto muestran una caída importante de las exportaciones manufactureras en el sector automotriz, por segundo mes consecutivo, aunque las importaciones siguen avanzando a buen ritmo. La caída de las exportaciones puede explicarse por la persistencia de la crisis en las cadenas de suministro, que afecta tanto a nuestro país como a nuestros principales socios comerciales.

“Este panorama sugiere que la recuperación está perdiendo impulso”, y a lo que se suman las presiones inflacionarias siguen estando presentes alrededor del mundo, con lo que se espera que los principales bancos centrales empiecen pronto a retirar sus estímulos monetarios.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre