El sector inmobiliario es uno de los principales motores económicos de México, tan sólo en el último sexenio colocó en diferentes proyectos más de 36 mil millones de dólares y generó un millón 560 mil empleos.

María José Fernández, directora general de la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI), habló en entrevista para En Concreto sobre cuál es el entorno que vive esta industria con el cambio de gobierno y qué acciones se requieren para dinamizar la actividad de las empresas que conforman entre gremio.   

TEXTO PARTE DEL ESPECIAL “REAL ESTATE, CON PANORAMA DE CONTRACCIÓN AL 2S19” DE TU GUÍA EN CONCRETO 77

Foto: (Ma José Fernández) Inmobiliare
¿Cuál es la inversión estimada en proyectos inmobiliarios para 2019?

María José Fernández: Como pasa cada comienzo de sexenio, los que conformamos esta industria estamos esperando a que las nuevas autoridades federales y locales terminen de definir sus políticas y programas de desarrollo urbano, para a partir de ahí vislumbrar el panorama y poder definir los proyectos, rubros de oportunidad y montos de inversión estimados.

Esperamos que en los próximos meses podamos tener mayor claridad del escenario y poder definir el monto de inversión deseada y posible para los siguientes años. Tan solo en el último sexenio los socios ADI invertimos a nivel nacional más de 36 mil millones de dólares, de los cuales un 43 por ciento se destinó a la Ciudad de México (más de 15 mil millones de dólares). Esta inversión representó la generación de más de 260 mil empleos anuales en el país, de los cuales más de 100 mil fueron en la CDMX.

¿Qué comportamiento tuvo el sector durante el primer semestre del año?

María José Fernández: Tuvimos un inicio de año lento dadas las condiciones que prevalecen para el sector en la Ciudad de México, donde estamos por cumplir un año desde el cierre de ventanillas en la SEDUVI para licencias de construcción. Esto ha generado repercusiones económicas, sociales e incertidumbre que impacta en el desarrollo del sector.

Sin embargo, estamos confiados en que pronto se resolverá esta situación y podremos continuar con nuestras actividades, para seguir siendo una importante palanca del desarrollo económico nacional, a través de nuestras inversiones que genera miles de empleos e inyectan dinamismo económico al país, lo que repercute positivamente en la calidad de vida de la sociedad.

Para lograr esto, requerimos de condiciones que permitan el sano desarrollo de la industria, a través de políticas públicas y acciones que den certeza a las inversiones impulsoras del progreso, más ahora cuando las nuevas condiciones políticas, sociales y económicas del país exigen que todos contribuyan para crear el México que deseamos.

Recordemos que una industria inmobiliaria activa, fuerte y profesional es fundamental para el desarrollo de ciudades cada vez más modernas, seguras y resilientes, acorde a las nuevas necedades de espacio, movilidad e interacción que la sociedad actual requiere.

¿Cuáles son los segmentos que mejor comportamiento registraron los primeros meses del año? ¿A qué se debe? ¿Cuáles segmentos menor dinamismo registran? ¿Por qué?

María José Fernández: Es importante comentar que si bien en la Ciudad de México se detuvo la inversión y todas las obras, en el interior de la República se siguió desarrollando aunque con un poco más de cautela hasta conocer los lineamientos del nuevo gobierno. Para ello la ADI ha tenido acercamiento con los diferentes niveles de gobierno para impulsar la inversión en las zonas con potencial.

También hay que recalcar lo dicho por James Mulvihill, director general de Black Creek en su conferencia del pasado Expo Desarrollo Inmobiliario: The Real Estate Show, donde hizo hincapié en que hay grandes oportunidades de negocio en México, “existen condiciones macroeconómicas que atraen a inversionistas de todo el mundo”.

Prueba de ello es que en los últimos años el giro de Usos Mixtos ha repuntado, seguido por el de vivienda, el cual confiamos también vaya a la alza con el impulso que está dando el gobierno de la CDMX.  Indudablemente siempre habrá giros con mayor dinamismo que otros, dependiendo de la demanda y tendencias del mercado; sin embargo, no quiere decir que alguno se estanque por una razón en particular.    

¿Cuáles acciones requiere la industria para acelerar su actividad?

María José Fernández: Como sector requerimos de garantías y condiciones legales, regulatorias y de simplificación administrativa que impulsen la competitividad, permitan el desarrollo de la industria y den certeza a las inversiones a largo plazo. Se requiere la instauración de mecanismos cada vez más efectivos que incrementen la transparencia en los procesos burocráticos relacionados con el sector.

Estamos abiertos a colaborar para encontrar soluciones que impulsen el desarrollo, mediante la promoción de un diálogo abierto y respetuoso como vía para alcanzar consensos que permitan tener una mejor regulación y lograr la simplificación administrativa.

¿Cuáles son las propuestas de la ADI para mejorar el sector inmobiliario en México?

María José Fernández: Nuestra apuesta y compromiso con México es a largo plazo. Respaldamos la iniciativa del Gobierno para ordenar y mejorar el desarrollo urbano. De igual forma, estamos alineados con los objetivos y políticas del presidente de la República para impulsar el desarrollo del país, por lo que nos comprometemos a contribuir desde nuestro ámbito para alcanzar la meta de crecimiento del 4 por ciento anual, pero para ello requerimos de condiciones que den certeza a nuestra actividad e inversiones.

Tenemos un firme compromiso con la legalidad y la transparencia, como la mejor vía para lograr un desarrollo urbano ordenado, eficiente, sustentable e incluyente.

¿Cómo se distribuye la inversión por estados y segmento?

María José Fernández: La ADI es una asociación con presencia con presencia nacional a través de sus socios. Hasta el 2018, los estamos con mayor inversión de socios ADI fueron (cifras aproximadas): Ciudad de México con un 42%, Jalisco con un 16%, Estado de México con 15%, Yucatán con un 6% y Quintana Roo con 4 por ciento. Los principales segmentos desarrollados por los socios ADI son: vivienda residencial, usos mixtos, centro comercial, oficinas y turístico.

TE PUEDE INTERESAR:

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre