No descarta una tercera ola de contagios por Covid-19

El Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), elevó su estimación de crecimiento económico para este 2021 de 4 a 4.5%, sin embargo su presidente Ángel García Lascuraín manifestó que no estiman un crecimiento mayor para este año sino por el contrario, existen diversos riesgos para la estabilidad macroeconómica como son un rebote de contagios Covid-19, complejo clima de inversión debido al impulso de iniciativas anti-mercado, así como un lento proceso de vacunación.

“Hacia adelante los retos más relevantes que enfrenta la economía mexicana son la inoculación de vacunas así como mitigar el probable rebrote del 2019 después del periodo vacacional de Semana Santa y mejorar el clima de inversión. Este último se ha deteriorado significativamente por la serie de incesantes iniciativas legislativas anti mercado que aunque no se aprueben generan tensiones políticas excesivas y merman la confianza para invertir.

“De manera especial alertamos por riesgos estructurales en la planeación de las finanzas públicas en el mediano y largo plazo que podrían poner en duda la estabilidad macroeconómica y reducir de manera importante el potencial de crecimiento de nuestra economía”, indicó.

En conferencia de prensa virtual, por su parte, Gabriel Casillas, presidente del Comité Nacional de Estudios Económicos del IMEF, dijo que se espera una tercera ola de contagios de Covid peor a la primera, lo que podría retrasar aún más la reactivación de la economía.

“Necesitaríamos crecer a niveles de más de 8.2 para regresar a niveles pre covid y cuánto nos vamos a tardar es probable que nos tome todo el sexenio para recuperar los niveles del 2018”, señaló.

Expuso que debido a la pandemia a nivel mundial se calculan 90 millones de nuevos pobres, 35 millones en pobreza extrema y en México entre 8 y 12 millones de personas cayeron en pobreza.

Por ello, mencionó que para recuperar la confianza de los inversionistas se debe impulsar por un lado una reforma fiscal integral que vaya más allá de nuevos impuestos y de aumentar los niveles de recaudación, que amplíe la base de contribuyentes y otorgue incentivos a las empresas e inversiones.

Pero lo que más necesita el país en este momento es firmar un Acuerdo Político que garantice que en los próximos años no habrá más iniciativas anti-mercados.

Por otro lado, al referirse a la Ley de Hidrocarburos, el presidente del IMEF, García Lascuraín, precisó que afectará severamente el clima de inversión y no garantiza mejores tarifas para las familias y las empresas.

“Representa un retroceso importante para la competencia, además de que deja abierta la puerta a la discrecionalidad y el arrebato de decisiones políticas”, indicó.

En lo que coincidió Gabriel Casillas tras lamentar que se están revirtiendo todas aquellas reformas que traían inversiones. Recordó que la inversión está muy deprimida al ubicarse 20% abajo de los niveles del 2028, lo que afectará la reactivación del crecimiento económico del país, así como la creación de nuevas empresas y empleos formales.

Ambos coincidieron en que la vía legal, será quien de la última palabra como ocurrió con la Ley de la Industria Eléctrica (LIE), lo que pondrá a prueba a la autoridad judicial, una vez que las empresas acudan a interponer amparos por el cambio en las reglas.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre