Se plantea incentivar la actividad económica mediante la expansión de la inversión y el consumo

A fin de que la reforma fiscal que se implemente en el país y se diseñe hacia adelante, se enfoque en el impulso del crecimiento económico acelerado, equitativo y sostenido, el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) presentará a actores económicos, especialistas y líderes políticos, un paquete de propuestas de medidas fiscales para incentivar la participación contributiva y la fiscalización eficiente.

Con ello se propone incentivar la actividad económica mediante la expansión de la inversión y el consumo e incrementar la recaudación tributaria promover el crecimiento económico e estimular la recaudación.

Ángel García Lascurain Valero, presidente del organismo, detalló que para lograrlo, se requieren adecuaciones al Régimen de Incorporación Fiscal (RIF), fortalecimiento de la Prodecon, promoción del empleo permitiendo la deducción del 100% en las prestaciones sociales, simplificación para el cumplimiento de obligaciones fiscales para personas físicas, disminución de las tasas del ISR corporativo de 30 a 28%, entre otras cosas.

De aplicarse su propuesta, dijo se podría lograr un incremento en la recaudación de 1.9%, esto es, 300 mil millones de pesos para el 2022 y un crecimiento de 5.9% en el PIB y no el que se tiene estimado de 2.8%.

En cuanto a la ley del Impuesto al Valor Agregado (IVA), indicó que para poder solidificar las finanzas públicas sin afectar a la población de los deciles más bajos de ingresos, se propone generalizar el este gravamen al 16% para productos destinados a la alimentación, pero con una canasta de productos de consumo estrictamente básica que esté gravada al 0% de este impuesto, con objeto de no afectar el consumo de esos productos por las personas de menores ingresos.

“Se recomienda también evaluar la posibilidad de exentar del IVA a ciertos alimentos de la canasta básica, buscando siempre alternativas para evitar que impacte financieramente a las empresas del sector y sobre el consumidor final. Con ello, se logra cumplir con una reforma de enfoque social para no afectar a los más necesitados y, adicionalmente, tendría un enfoque distributivo para programas sociales e inversión, con la recaudación adicional que se obtenga por parte de las personas que más consumen”, precisó.

En conferencia de prensa, García Lascurain Valero, acompañado por los miembros del IMEF, señaló que esta modificación fiscal sería consistente con las tendencias en distintos países en que su régimen fiscal está evolucionando a tener menores tasas de impuestos directos como el ISR, y enfocar el aumento en la recaudación en los impuestos indirectos como el IVA, que son mucho más sencillos de fiscalizar, sobre todo cuando tienen tasas generalizadas y pocos regímenes de excepción.

“No recomendamos la generalización en la aplicación del IVA para medicinas, dada la situación compleja por la que atraviesa la distribución de medicamentos en México. Deben crearse todas las condiciones fiscales que permitan la ampliación de la oferta de medicamentos y su distribución efectiva hacia los destinatarios finales”, mencionó.

Asimismo, propone, permitir la deducción acelerada de inversiones con tasas de descuento bajas, en cualquier tipo de inversiones deducibles (incluyendo automóviles) y en cualquier parte del país, para fomentar la inversión que detone el crecimiento económico y el empleo ya que la inclusión del beneficio para inversiones en autos es fundamental para reactivar una industria que ha sufrido caídas en los últimos años y que genera empleos bien remunerados.

Añadió que la propuesta de medidas fiscales para promover el crecimiento económico e incentivar la recaudación, abre el diálogo e invita a las autoridades hacendarias a enriquecer su análisis.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre