Gobierno federal usa fideicomisos y evita recortes gasto: HR Ratings

-

Los analistas de la calificadora mexicana HR Ratings señalan que el reporte de las finanzas públicas del Gobierno federal de agosto reflejó el importante uso de los fondos y fideicomisos (F&F) para evitar mayores recortes en el gasto público, principalmente como consecuencia de los menores ingresos tributarios debido a los efectos de la pandemia.

En su reporte “Deuda y déficits a agosto Los fideicomisos limitan el crecimiento en la deuda México”, opinan que el Gobierno continuará utilizando los F&F con el propósito de reducir el endeudamiento, lo que también implica disminuir los recursos para enfrentar choques exógenos en el futuro. Por otro lado, implica un mayor control o discrecionalidad sobre el uso de estos recursos por parte de Hacienda con consecuencias (positivas o negativas) todavía por observarse.

Asimismo, los especialistas hacen notar que la utilización de los recursos provenientes de los F&F se refleja en el fuerte incremento de los ingresos no tributarios en al mes de referencia, generando como resultado un menor endeudamiento para el Gobierno Federal, con un fuerte superávit financiero, mientras que, del lado negativo, se presentó una importante reducción en los activos para el resto del sector público federal.

Gasto Público

En su documento se manifiesta que el gasto programable ha presentado importantes reducciones respecto a lo aprobado en el presupuesto, como resultado de la caída de los ingresos presupuestados con respecto a lo planteado en la Ley de Ingresos (LIF).

En términos del gasto ejercido al mes de agosto, se observa una elevada prioridad en reducir el endeudamiento con notables recortes al gasto, a pesar de un sustancial incremento en los ingresos no tributarios. Es importante mencionar que, en julio, el déficit fue mayor respecto al programado, mientras que en agosto este fue sustancialmente menor; sin embargo, considerando el déficit público acumulado en el año y lo presentado en el paquete económico, los analistas de HR Ratings anticipan que se le seguirá dando prioridad a limitar el déficit y su impacto sobre la deuda.

Asimismo, comentan que el patrón de gasto refleja aumentos significativos por parte del IMSS y del ISSSTE, gracias a las transferencias provenientes del Gobierno Federal; haciendo notar que dentro del gasto se ha observado fuertes incrementos, excluyendo pensiones, lo cual sugiere que se han destinado mayores recursos para enfrentar la pandemia.

Ingresos

En el estudio también destacan la estrategia del Servicio de Administración Tributaria (SAT) para mantener relativamente estables los ingresos tributarios con respecto al año anterior, lo que sin duda será un factor relevante en el largo plazo, ya que la recaudación tributaria ha sido una de las mayores debilidades estructurales de las finanzas públicas.

Transferencias

En cuanto a los estados y municipios, estos siguen recibiendo menores transferencias del Gobierno Federal, tanto en el gasto programable como en las participaciones (ramo 28 y 33). No obstante, esta disminución ha sido compensada, en buena parte, por los ingresos provenientes del Fondo de Entidades Federativas (FEIEF).

PEMEX

Con la lectura de agosto, las finanzas de Pemex lucen muy deterioradas, con un déficit financiero de 196.8 mil millones de pesos (mm), más del doble de lo registrado en el mismo periodo de 2019 (96.5mm). En este sentido, el efecto del Covid-19 sobre los precios y la demanda interna de petrolíferos fue determinante para el colapso de los ingresos petroleros, a pesar de la sustitución de importaciones (también apoyada por la baja demanda interna), que derivó en la mejora de las ventas externas netas de Pemex.

Considerando el fuerte deterioro en el balance financiero de Pemex y las necesidades de financiamiento que le restan cubrir en el año, era de esperarse una emisión como la anunciada hace unos días de 1.5 mil millones de dólares en un bono a 5 años; sin embargo, el costo de oportunidad de esta acción es la elevada tasa a la que se habría emitido, cerca de 7%, lo que implica un spread de más de 500 puntos base (pb) con respecto al bono soberano en dólares referente reflejando la elevada prima de riesgo.

El problema de esto, entre otras cosas, es que el costo financiero externo del sector público se está viendo cada vez más impactado por Pemex, de hecho, el costo financiero de Pemex en lo que va del año se incrementó en 20.5% real con respecto a 2019. Lo anterior es un riesgo latente para las finanzas del sector público presupuestario.

La estrategia del Gobierno de rescatar a Pemex se ha visto claramente impactada por la coyuntura al tener menores recursos; no obstante, Pemex ha incrementado significativamente su inversión en el acumulado del año en 20.4% real con respecto a los primeros ocho meses de 2019. En este sentido, destaca la fuerte inversión financiera realizada en el periodo referido, que llegó a 24.1 mm, sustancialmente por encima de los 3.9 mm de 2019; probablemente estos recursos corresponden a la refinería de Dos Bocas.

Comenta con Facebook

Víctor M. Ortíz Niñohttp://www.grupoenconcreto.com
Integrado al medio periodístico desde 1999, cubriendo diversas fuentes en tiempo real, radio, notas, columnas y entrevistas con directivos de los principales grupos financieros e industriales del país. Anteriormente se desarrolló profesionalmente en el sector financiero e industrial.

Relacionadas

1 peso de quita de capital significa dar 38.5 de crédito...

Una práctica muy antigua de la banca es hacer quitas de capital, pero bajo las condiciones actuales hacer una quita de 1 peso para...
Comenta con Facebook