Estiman un gasto promedio de 5 mil 375 pesos por alumno

Suscríbete a nuestro canal en YouTube 👉 https://bit.ly/3rkBP0q

El regreso a clases para el ciclo escolar 2021-2022 ya sea de manera virtual o presencial, representará un fuerte gasto al bolsillo de los padres de familia, ya que por alumno en educación básica, podrían gastar hasta 5 mil 375 pesos o más en el caso de escuelas particulares, mientras que para surtir la lista de útiles entregada por la Secretaría de Educación Pública (SEP), la erogación será de 528 pesos para preescolar, 609 para primaria y 802 pesos para secundaria.

De acuerdo a Cuauhtémoc Rivera, presidente de la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes AC (ANPEC),  con base en un estudio de mercado que realizó esa organización, y anticipa que en el futuro inmediato la educación será híbrida, con una dosis de presencialidad posible, complementada de manera importante con el formato virtual, a fin de garantizar la mayor prevención posible en las aulas.

En entrevista, precisó que para este regreso a clases,  los gastos para los padres de familia estarán en alrededor 5 mil 375 pesos por alumno. Tan solo de útiles se estima que se erogarán mil 50 pesos, en paquete que comprende, entre otros artículos: hojas blancas y de color, cuadernos profesionales, forros, caja de colores, tijeras, lápices, plumas, pegamento y juego de geometría.

Además de lápiz adhesivo, marcadores para pizarrón, sacapuntas, etiquetas, acuarelas, botiquín, material para educación física; a lo que se suma la mochila con un costo promedio de 500 pesos, uniformes dos mil 10 pesos y calzado escolar mil pesos; fotos y certificado médico 180 pesos y kit de material sanitizante 335 pesos, lo anterior sin contar dispositivos electrónicos y las cuotas escolares que ascienden a 300 pesos.

“De tal forma que, se tornará más indispensable el que los estudiantes cuenten con un dispositivo personal para conectarse, ya sea celular, laptop o tableta, así como con un servicio de conectividad permanente (plan de datos).

“En este capítulo el gasto familiar por alumno sería de 3 mil 500 a 9 mil 500 pesos, según el dispositivo que se adquiera, ya sea un iPad o Tablet; y de 3 mil 700 a 7 mil 200 por algún smartphone y, por el servicio de conectividad permanente desde 350 pesos hasta 900, según el plan de datos que se elija”, indicó.

En esa línea, destacó que aún con el modelo escolar híbrido,  las familias no estarán ajenas al calvario que siempre ha significado los elevados gastos que exige el que los muchachos vayan a la escuela.

La variante hoy es el impacto económico que el covid ha causado a la economía familiar, que no ha sido nada menor, antes, al contrario,10 millones más de pobres en el país, más del 64% de los hogares que no les alcanza para comprar los productos de la canasta básica, miles de empleos perdidos que no se han logrado recuperar y una reactivación económica “titilante”.

Se estima que el próximo 30 de agosto, fecha establecida por la SEP para el regreso a clases presenciales, 59% de los padres de familia, han decidido que continuarán con el esquema de clases en línea, mientras que el 24% aseguró que sí llevará a sus hijos a la escuela, un 14% externó que aún siguen evaluando la situación y el 3% señaló no tener hijos.

Se ahorró en clases en casa

El experto en finanzas personales, Dante Teytud, se refirió al ahorro que se ha generado en uniformes y útiles escolares con las clases en línea y precisó que 39% de los padres de familia que participaron en una encuesta de la OCC Mundial, dijeron que sí han registrado un ahorro porque al permanecer en casa gastan menos.

Otro 39% mencionó que no ha sido posible ahorrar ante el incremento en el costo de productos y servicios básicos como comida, luz, internet, etcétera. Un 18% indicó que ha pagado una cantidad de dinero igual a la del año anterior para que sus hijos tengan las herramientas necesarias para estudiar, mientras que para un 4% esta situación no aplica.

“Este nuevo ciclo escolar es un hecho sin precedentes ya que se estima que, en este periodo de pandemia, al menos 35% de la población ha realizado gastos extra para mejorar servicios de Internet y también resulta indispensable que ante la modalidad de clases en línea se requieran además de recursos electrónicos, por lo que incluirlos entre la lista de útiles incrementará el presupuesto que ya tenías asignado” dijo Dante Teytud.

Padres de familia entrevistados, coincidieron en que la situación económica se torna compleja, ya que se agudizó con la crisis sanitaria sin embargo, tendrán que ver como le hacen para salir de este compromiso. Especialmente, quienes de manera virtual, no han perdido a pesar del Covid, un solo día de clases y eso bien vale el esfuerzo que tendrán que hacer.

Luisa Fernanda López, madre de un menor de sexto de primaria en una escuela particular, dijo que tan solo el paquete de libros que se tiene que adquirir en el colegio, tiene un costo de 4 mil 200 pesos, esto es, 500 pesos más que el año pasado.

Indicó que uniformes, solo comprará lo mínimo porque su hijo se mantendrá en casa y no tiene sentido comprar más. Por ejemplo, un jumper para niña  va según la talla de 200 a 220 pesos,  el juego de pants de 440 a 500 pesos, el suéter de 230 a 270, pantalón de 240 a 260,  camisa 200 pesos, blusa 200 pesos, corbata 100 pesos y pantalón de pants, 220.

Mientras que la lista de útiles para el año escolar de su pequeño, exige 10 cuadernos profesionales, una libreta de forma francesa, dos lápices del número 2, dos plumas azules, dos negras, igual número de rojas, así como de pritt grande tamaño jumbo, gomas blancas y sacapuntas. Además de una caja de colores de buena calidad, una regla de plástico o de madera, unas tijeras punta roma, un compás de precisión y un transportador de 360 grados.

Se incluyen 100 hojas de colores, calculadora, juego de escuadra grande, dos sobres plastificados, dos cajas de pañuelos desechables, un gel antibacterial y un paquete de papel higiénico de buena calidad y la colegiatura de 2 mil 200 pesos mensuales y calzado.

Por su parte, Lorena Moreno, madre de dos niños, señaló que como cada año, ha tenido que empeñar algunas joyas para cubrir los requerimientos del retorno a clases porque “no es nada fácil y menos ahora que ha bajado el trabajo”.

Mencionó que es empleada de una panadería y prácticamente va al día con los gastos y aunque sus niños acuden a escuela pública,  “cada año me trueno los dedos para cubrir lo que exige la escuela.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre