Exige Coparmex vacunación de niños para regreso a clases

477

Asegura que han fallecido 569 menores de edad de 18 años por Covid-19

Para la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), el regreso a clases de niños y jóvenes, solo es posible siempre y cuando se cuente con las condiciones para que sea seguro ya que si bien la vacunación es actualmente la principal estrategia de prevención de salud pública para combatir la pandemia del COVID-19, es indispensable que se contemple en la inoculación a los menores de edad y que no se abandone o subestime la implementación de medidas complementarias para reducir la propagación del virus.

José Medina Mora, presidente del organismo patronal, dijo que si queremos que el retorno a las aulas sea exitoso debemos poner a la salud por delante y garantizar las condiciones para que todos tengamos confianza.

“La decisión de regresar a las aulas debe estar fundamentada técnica, médica y profesionalmente. Está de por medio la salud y la vida de las y los niños, adolescentes y jóvenes, así como también del personal docente y administrativo de las escuelas”, indicó.

Recordó que de acuerdo con una encuesta realizada por “El Financiero”, el 62% de los mexicanos está en desacuerdo con el regreso a clases por lo que plantean la creación de una Mesa permanente con la autoridad educativa. Donde todas las voces sean escuchadas (especialistas médicos, sindicatos, investigadores, académicos, padres de familia, maestros, directivos, supervisores, alumnos y autoridades estatales).

Asimismo, protocolos específicos con elementos que no pueden faltar y recomendaciones complementarias cuya aplicación requiere de la dotación de recursos específicos para su implementación. Insistimos, se requieren protocolos para los traslados de los estudiantes, su estancia en aulas, en espacios abiertos, y de detección y trazabilidad de contagios.

“Los protocolos que proponemos son el uso obligatorio de cubrebocas, garantizar condiciones de distancia social y de ventilación permanente en los espacios de la escuela, instalaciones hidráulicas funcionales que permitan el lavado frecuente de manos, así como buscar traslados seguros de los estudiantes de su casa a la escuela (se calcula que este es el tramo de más riesgo por el uso de transporte público), contar con el profesorado vacunado y capacitado, tener dispositivos y materiales para sanitizar”, dijo.

De igual manera, dijo Medina Mora Icaza, aplicar un uso escalonado de los espacios comunes para evitar aglomeraciones, contar con equipos para medir el CO2 en las aulas y evitar así la concentración de aire contaminado, especialmente en entidades con temperaturas extremas que requieren aulas cerradas.

“Es necesario continuar con el modelo híbrido de trabajo y crear un programa para la atención de estudiantes vulnerables, contar con un protocolo de detección de casos COVID-19 y para la aplicación de pruebas aleatorias, llevar a cabo el rastreo de contactos en combinación con la cuarentena y el aislamiento en casos positivos, así como una amplia difusión de los protocolos a toda la comunidad educativa”, señaló.

El líder empresarial, agregó que el gobierno debe garantizar que las escuelas cuenten con los materiales necesarios en materia sanitaria (geles, cubrebocas, termómetros, agua y jabón como los mínimos indispensables). Además, es recomendable que los maestros cuenten con computadora, videocámara y conectividad a internet para atender a los alumnos a distancia.

Indicó que se debe aprovechar la experiencia internacional. Es fundamental conocer la realidad de otros países. Según un informe de la Academia Estadunidense de Pediatría y la Asociación de Hospitales de Niños de Estados Unidos, casi 72 mil menores en ese país dieron positivo a Covid-19 solo en la última semana. Esto representó un crecimiento exponencial en el número de contagios, que registraba 39 mil casos hace un par de semanas. De acuerdo con el informe, el 19% de todos los casos de COVID-19 en ese país fue en menores de edad, es decir, casi uno de cada cinco personas infectadas en los últimos días

Aclaró que, aunque los casos con síntomas graves son poco comunes, eso no quiere decir que los niños no se conviertan en transmisores de la enfermedad y aún se siguen investigando las secuelas que el virus pudiera tener en su salud y desarrollo futuros.

Por lo que insistió en que los menores de edad también deben ser contemplados en el Plan Nacional de Vacunación como lo están haciendo ya Argentina, Chile, Uruguay, Colombia y Perú que están inoculando a los niños y adolescentes entre 12 y 17 años ya que, de acuerdo con datos de la Secretaría Ejecutiva del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes, entre abril de 2020 y junio de 2021, en el país han fallecido 569 menores de 18 años por el COVID-19.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre