Su presidente, José Manuel López Campos, advierte que no será a los niveles que se tuvieron en el verano de 2019. Esperan una derrama de 56 mmdp

El turismo en México tendrá una recuperación este verano, pero no será como lo registrado antes de la pandemia. La expectativa es que estén 20 millones 200 mil mexicanos viajando por el país, así como una derrama económica de 56 mil millones de pesos, pero el escenario será menos del 50% de lo que hubo en el mismo periodo de 2019, afirmó José Manuel López Campos, presidente de la Concanaco-Servytur.

En entrevista con #EnConcretoContigo, López Campos, resaltó que los involucrados en esa industria, como hoteleros y restauranteros, están bien preparados para seguir todas las medidas de seguridad sanitaria y ofrecer a los paseantes condiciones para evitar contagios, que dijo, hay confianza que no repunte ante una tercera ola y el incremento en los números de casos de estos días sea pasajero.

“Esperamos con optimismo que será pasajero el repunte de contagios estas dos semanas y se pueda continuar con la recuperación del sector turismo, que es de lo que puede contribuir a una recuperación más amplia de la economía”, subrayó.

José Manuel López Campos

Destacó que se han capacitado a más de 92 mil personas en destinos turísticos y se tienen 850 empresas certificadas, porque se quiere también que surja el interés por México en el exterior, que en cualquier parte del mundo lo vean como un país seguro, libre de contagios o con mínimo riesgo.

Por ello, continuó, “se debe seguir viajando, y los semáforos, si bien son una señal de advertencia, pero no de parálisis de actividad económica. Se requiere el cuidado a la salud, pero también atender la situación económica de las clases más vulnerables, que después de año y medio de parálisis, no se puede frenar la economía porque las consecuencias serán funestas”.

Insistió en que se debe viajar, pero con precaución y con medidas preventivas y de seguridad, que se respeten los protocolos. “No podemos bajar la guardia, pero tampoco cerrar la actividad económica, pues eso tendrá todo tipo de consecuencias”.

En tal sentido, resaltó la importancia de trabajar para lograr la recuperación no solo del Producto Interno Bruto (PIB), que estimó cerrará el año en 6%, sino también de los niveles de bienestar. “Ya estamos entrando en una recuperación, hay inversión extranjera directa”, y además del consumo interno ha sido favorable el incremento de las remesas que han alcanzado máximos históricos, así como el aumento de las exportaciones.

Expuso que en este momento se necesitan tres cosas: incremento en el número de vacunados, en donde no es posible que, si se tienen 20 millones de vacunas, no se estén aplicando, por lo que se requiere mejorar el programa de inoculación.

“En segundo, no relajarnos en la aplicación de las medidas preventivas, ni en los protocolos de seguridad, por lo que más que cerrar, se deben redoblar esfuerzos en ese ámbito. Y tercero, aumentar el número de pruebas; que de manera sistemáticas estas se realicen en empresas y centros comerciales, para detectar si hay contagios y evitar que estos se sigan reproduciendo”.

Insistió que con estos tres puntos se puede tener mayor eficacia para detener la pandemia y entrar en una etapa de recuperación sostenida y sostenible en el tiempo para darle vuelta a esta página.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre