Energías renovables impulsan crecimiento de C.H. Robinson

2789

La empresa de logística global C.H. Robinson logró un crecimiento de tres dígitos en su negocio logístico de energía renovable, en un momento en que los líderes mundiales establecen agresivos y ambiciosos objetivos para combatir el cambio climático.

En un comunicado, la compañía detalló que alimentar la demanda de energía eólica y solar no solo depende de superar las interrupciones de la cadena de suministro global actual, sino también de reducir los riesgos, daños, complejidades y costos inherentes a los proyectos que se extienden hasta algunos de los lugares más remotos del planeta.

Agregó que C.H. Robinson ha visto cómo su negocio de energías renovables creció 654 por ciento a nivel mundial en los últimos tres años. Este trabajo generará 14 mil megavatios de energía, suficiente energía solar para cargar 1.73 millones de coches eléctricos y suficiente energía eólica para alimentar una ciudad del tamaño de Londres durante cuatro meses.

El crecimiento de las energías renovables está siendo impulsado por las 194 naciones firmantes del acuerdo climático de París, con el compromiso de reducir los gases de efecto invernadero, los avances tecnológicos que reducen el costo de las energías renovables en comparación con los combustibles fósiles y las empresas de servicios públicos y la comunidad empresarial que invierten más en fuentes de energía limpia.

Los incentivos fiscales en Estados Unidos también han atraído a nuevos inversionistas. Es probable que la reciente extensión de esos créditos fiscales y la administración de Joe Biden que propone destinar 2 billones de dólares en gastos relacionados con el cambio climático impulsen el mercado estadounidense durante los próximos años. A nivel mundial, se espera que la inversión en el sector se multiplique por siete y alcance 2.15 billones de dólares en 2025.

Mike Short, presidente de Global Forwarding en C.H. Robinson dijo que la brecha entre los objetivos de sustentabilidad y la suficiente energía renovable para cumplir dichos objetivos, solo se podrá llenar con una cadena de suministro viable.

“Se están construyendo parques eólicos en el océano. Hay granjas solares con millones de paneles que se están levantando en el desierto. Solo para fabricar un panel solar, se necesitan aproximadamente 40 componentes diferentes para llegar a la fábrica, incluidos metales preciosos. Estos proyectos se basan en plazos y presupuestos ajustados, y las empresas arriesgan millones en costos inesperados si se producen retrasos en algún punto del camino “, comentó.

Short identifica cinco principales desafíos en la cadena de suministro para mantenerse al día con la demanda mundial de energía verde:

1)            Necesidades especiales de equipo: las turbinas eólicas siguen creciendo, algunas tan altas como un edificio de 85 pisos. El barrido de las cuchillas es de más de un acre. El movimiento de piezas de gran tamaño requiere tanto experiencia como equipo especial, incluidos camiones de plataforma que son excepcionalmente escasos.  Este año se ha registrado una relación de camiones de carga de más de 100:1, lo que significa 100 cargas en espera de ser entregadas por cada camión de plataforma disponible. Los equipos solares, por otro lado, tienen componentes electrónicos sensibles y vidrios que se pueden dañar fácilmente, y también compiten por la capacidad de transporte en uno de los mercados más ajustados de la historia.

2)            Impredecibilidad: Hace cinco años, el movimiento de bienes como paneles solares fuera de Asia era de alto volumen y bajo costo. Ahora, la capacidad de los barcos es escasa y más cara debido a la menor cantidad de líneas navieras y una importante escasez de contenedores. La congestión de los puertos dificulta aún más saber cuándo llegará su embarcación, cuándo se descargará o cuándo habrá suficiente chasis de camión disponibles para moverla.

3)            Visibilidad de la cadena de suministro global: si es necesario que 45 contenedores por día lleguen al sitio del proyecto desde diferentes orígenes, conocer la ubicación de cada carga en cualquier momento es fundamental para la planificación de contingencias, la gestión del cronograma, la mitigación de costos y la toma de decisiones, pues puede implicar tener de 25 a 75 trabajadores en un sitio de instalación en un día determinado. Sin visibilidad y administración centralizadas, los puntos ciegos generan más imprevisibilidad y los proyectos se vuelven sujetos a procesos dispares con múltiples proveedores.

4)            Presupuestos más ajustados: el aumento de los costos, desde el silicio policristalino utilizado en los paneles solares hasta el aluminio y los fletes, está agregando presión a la rentabilidad de los proyectos. Los costos inesperados cuando los proyectos no salen según lo planeado, como piezas que llegan tarde o se dañan, pueden borrar los márgenes de ganancia. Las multas son una amenaza constante.

5)            Plazos muy estrictos: debido a que los desarrolladores e inversores se apresuran a poner en marcha los proyectos para cumplir con los plazos de los créditos fiscales, incorporan sanciones contractuales que pueden sumar hasta seis o siete cifras por piezas o equipos entregados con retraso. Además, la naturaleza de estos proyectos inmensos, urgentes y únicos los hace vulnerables a la falta de recursos e infraestructura para satisfacer sus necesidades con la suficiente rapidez, especialmente en áreas remotas.

“Las empresas e inversores de energías renovables confían en C.H. Robinson no solo para administrar el transporte, sino también para encargarse de la planificación, la gestión de proyectos, la experiencia en aduanas, el almacenamiento y la logística in situ para que los proyectos de energía limpia despeguen”, agregó Mike Short.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre