Perciben falta de infraestructura para personas con discapacidad, basura en las calles, robos y asaltos, resalta encuesta

Entre el 20% y 30% de las familias en México habitan viviendas con carencias estructurales y casi 60% no cuentan con recursos o financiamiento para adquirir una casa o departamento nuevo, en un contexto en el que a futuro se estarán demandado 8.2 millones, de los cuales 59% en los rubros para la construcción y casi 38% para compra y 7.7% en renta.

En tanto que el año pasado, en el marco de la pandemia por Covid-19, 26.6% de 35.2 millones de viviendas habitadas, vieron la necesidad de hacer una remodelación o adaptación derivado del confinamiento, mientras que 52% tuvieron problemas para pagar su crédito hipotecario y 51% la renta, se informó durante la presentación de la de la Encuesta Nacional de Vivienda (ENVI) 2020.

En una conferencia virtual, en la que participaron Carlos Martínez Velázquez, director general del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit); Julio Santaella, presidente del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI); Jorge Alberto Mendoza Sánchez, director general de la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF) y Edgar Vielma, director general de Estadísticas Sociodemográficas del INEGI, se destacó que:

De las 35.2 millones de viviendas habitadas en México, 92% cuenta con paredes de tabique, ladrillo, block, cantera y cemento; 78% con techo de losa de concreto o viguetas con bovedilla; 98% piso con algún recubrimiento; 89% con cuarto para cocinar; 98% con sanitario; 77% con agua entubada dentro de la vivienda; 1% con aislamiento acústico y 6% con aislamiento térmico.

Paralelamente, manifestaron tener problemas de humedad o filtraciones de agua 44.2%; grietas o cuarteaduras 40.8%; deformaciones en marcos 16.2%; levantamientos o hundimientos de peso 14.8%; fracturas, deformaciones de columnas, vigas o trabes 10.6% y en tuberías o drenaje 7.9%.

En este marco, el director general del Infonavit, Carlos Martínez Velázquez, quien destacó que el crédito del instituto sigue siendo el mayor porcentaje de financiamiento, subrayó que 73% de las viviendas tienen más de 11 años de antigüedad y la mayor insatisfacción se da con la pintura, el recubrimiento y otros acabados.

Y la humedad es de las principales afectaciones que observan. En tanto que la mayor parte no está satisfecha con la distancia en tiempo entre la vivienda y centros recreativos y culturales y 33% muestra insatisfacción relativa a los parques y espacios deportivos

También se perciben como problemas en las colonias la falta de infraestructura para personas con discapacidad, basura en las calles, robos y asaltos. Existen otras problemáticas que no podemos dejar de ver, como el hecho de que la Ciudad de México y Quintana Roo, por ejemplo, se observa que el gasto en renta se excede el pago reportado en las hipotecas. Mientras que de las 23 millones de viviendas habitadas propias, más de seis millones no cuentan con escrituras y 2.3 tienen escrituras a otro nombre.

Jorge Mendoza, director general de la SHF, destacó: “Alrededor entre el 20 y 30% de las familias en México, habitan viviendas con carencias estructurales y casi 60% no cuentan con recursos y/o financiamiento para adquirir vivienda nueva. Y en la SHF, nos hemos dedicado para cumplir con el Programa Nacional de Vivienda, ofertando productos que promuevan la oferta y la demanda

“Con ello, en lo que va de esta administración la SHF ha financiado más de 143 mil millones de pesos y más en 341 mil acciones de vivienda, priorizando el sur sureste donde se han dirigido más del 45% de acciones”, precisó.

Indicó que entendiendo que la mayoría de los mexicanos tendrán que recurrir a la autoproducción de vivienda en los próximos años, “nos hemos adherido a la estrategia nacional de producción y a la plataforma que llamaron decide y construye por parte de la Sedatu, donde se le ofrece asistencia técnica en esta materia de la autoproducción a todas y todos los mexicanos.

“Queremos asegurarles que en la SHF seguimos comprometidos con nuevos esquemas de financiamiento que faciliten el crédito a la vivienda y en todo momento generar mayor bienestar en todas las familias del país”, expuso Jorge Mendoza.

Por su parte, el presidente del INEGI, Julio Santaella resaltó que la edición 2020 de la ENVI da continuidad y mantiene comparabilidad básica con la encuesta levantada en 2014 y contribuye con el desarrollo de la Cuenta Satélite de Vivienda dentro del marco del Sistema de Cuentas Nacionales de México.

Adicional a la información que se levantó con el Censo de Población y Vivienda 2020, la ENVI arroja información sobre extensión de terreno, superficie de construcción, problemas estructurales de la vivienda, tenencia de la propiedad, así como resultados del impacto de la Covid-19 en la situación económica relacionada con pagos de la vivienda y los requerimientos de espacios y adaptaciones debido al confinamiento, entre otros temas.

De los resultados de la encuesta, informó que dos de cada tres viviendas tienen una superficie de construcción menor o igual a 100 metros cuadrados; 45% de particulares habitables tienen una antigüedad de más de 20 años; respecto a la tenencia de viviendas 68% son propias, ya sea que se hayan pagado totalmente o en proceso de pagarse.; 16% son rentadas y se refiere por parte de ocupantes que lo hacen porque en su mayoría no tienen acceso al crédito o recursos suficientes para ello.

Además, 57% de viviendas propias se construyó, no se compró; 65% se financió con recursos propios, bajo acceso a flujos financieros formales y 58% refieren que requieren algún tipo de arreglo, remodelación o ampliación.

Edgar Vielma

Edgar Vielma, director general de Estadísticas Sociodemográficas del INEGI fue el encargado de dar los datos de la encuesta, entre los que destacó que ante la pandemia 9.4 millones tuvo que realizar alguna modificación o construir un espacio en su vivienda y 3.1 millones reportó que algún integrante tuvo dificultades económicas para solventar los pagos de alguna vivienda, de las cuales 52.2% con el pago del crédito, 50.8% en la renta y 10% otras situaciones.

Respecto a la tenencia de escrituras, detalló que 9.9 millones (56.9%), son de hombres y 7.2 millones (41.5%) de mujeres, lo cual en comunidades rurales se registra 34% ellas y 64% ellos. En urbanas 43.4% mujeres y 55.1% los varones.

Por otro lado, 57.3% de las viviendas particulares habitadas propias se construyeron, 35.4% fueron compradas (usadas o nuevas) y 7.2% se obtuvieron de otra manera. La entidad federativa con mayor porcentaje de viviendas construidas es Oaxaca con 86.8% y la de menor porcentaje es Nuevo León con 31.6%. En general, 65.4% de las viviendas particulares habitadas propias utilizan sus propios recursos para su adquisición y 18.0% emplea crédito de Infonavit. Cuando se analizan solamente las viviendas adquiridas nuevas o usadas (8.5 millones de viviendas) se observa que 48.6% de dichas viviendas se financian con crédito de Infonavit, 38.0% con sus propios recursos y 14.8% utilizan créditos de instituciones financieras privadas. Ahora bien, durante el levantamiento se reportaron 3.8 millones de viviendas propias adquiridas nuevas o usadas con algún crédito para la vivienda vigente. De los cuales, 78.0% reportó crédito de Infonavit 13.6% crédito de una institución financiera privada y 8.6% crédito de Fovissste.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre