Efectos Covid-19 persistirán después de pandemia: AXA

589

34% de personas consultadas para encuesta afirma que su salud se ha deteriorado en la emergencia sanitaria

El Pulse Health Survey 2021 de Grupo AXA, señala que a poco más de un año del inicio de la pandemia de Covid-19, esta claro que afecta a largo plazo nuestra salud y bienestar y que el resultado podría ser una “onda de choque sanitaria”, por lo que es posible que sigamos sintiendo los efectos de la COVID-19 mucho después de que la pandemia haya terminado.

“La pandemia de Covid-19 ha sido la crisis sanitaria mas grave de este siglo. Su brote súbito trajo consigo incertidumbre para todos, así como sufrimiento y dificultades para muchos individuos, organizaciones y comunidades que fueron afectadas en distinta medida. El Covid-19 ha sometido a nuestros sistemas de salud a una inmensa presión y por lo tanto ha revelado la fragilidad de nuestra infraestructura sanitaria”.

“Como aseguradora, tenemos un papel clave que desempeñar, no sólo con nuestros clientes, sino también en la participación y coordinación con los gobiernos y otros proveedores para contribuir el sistema de salud del mañana, que será conveniente, asequible, eficaz y sin fisuras. En toda crisis hay oportunidades, esta es la nuestra”, señalo, Thomas Buberl, director ejecutivo de AXA.

En el estudio denominado “Onda de choque ¿Por qué seguiremos sintiendo los efectos del Covid-19 en nuestra salud, después de la pandemia, https://axa.mx/documents/10928/22150926/ShockWaveESP.PDF/, realizado en colaboración con la empresa de investigación Ipsos, muestra que un gran número de personas ha visto cómo se deteriora su salud durante la crisis, les ha resultado más difícil recibir ayuda médica, incluso para condiciones graves y crónicas como el cáncer y la diabetes, además de que el confinamiento ha aumentado significativamente los niveles de estrés y ansiedad.

De acuerdo con la información, más de un tercio de las personas (34%) afirma que su salud se ha deteriorado durante la pandemia. En general, a las mujeres les ha ido peor que a los hombres, pues son más propensas a sentirse cansadas, a sufrir estrés y a tener problemas para dormir. Todos estos factores pueden perjudicar su salud a largo plazo.

Al mismo tiempo, ir al doctor se ha vuelto más difícil. Un 62% de los encuestados afirma haber tenido problemas para recibir tratamiento a causa de la pandemia. El miedo a contraer Covid-19 impide a muchos acudir a clínicas o consultas médicas.

Muchos de aquellos que padecen enfermedades crónicas, como cáncer o afecciones del corazón, han visto empeorar sus condiciones. También, nos encontramos con nuevos problemas de salud, sobre todo psicológicos, como resultado del aumento del estrés y la ansiedad. Durante la pandemia, un mayor número de personas ha tenido problemas neurológicos, o problemas con los músculos, las articulaciones y los dientes; incluso con el sistema digestivo.

En consecuencia, cada vez son más las personas que optan por automedicarse. De acuerdo con la encuesta, aproximadamente uno de cada cinco (19%) se automedica más ahora que antes de la pandemia, mientras que el 21% recurre a prácticas como la meditación, la homeopatía y la terapia de relajación. Respecto a este último porcentaje, las tasas más altas se registran en China y en África, donde existe una larga tradición de medicina alternativa.

En cuanto a la vacunación, hay noticias más positivas: para salir de la crisis actual, casi tres cuartas partes de los encuestados (74%) afirman estar dispuestos a vacunarse. En algunos países, sobre todo en Francia y en Suiza, sigue habiendo un gran escepticismo; sin embargo, hay indicios de que, incluso en estos países, son más los que empiezan a aceptar la necesidad de vacunarse para escapar del ciclo de confinamiento.

En el sondeo global participaron mil mexicanos, los cuales señalaron que los mexicanos se sienten físicamente mejor que los participantes de otros países: 50% México, 31% EUA, 20% España, 15% Francia, 11% Japón

Asimismo 45% considera que logró un balance entre su vida personal y profesional; el 32% dice que empeoró y para el 22% se mantuvo sin cambios.

Otros datos manifiestan que 42% considera estar en mejor forma físicamente, 51% implementó una dieta más balanceada y 39% mejoró su peso.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre