La refinería de Dos Bocas, en Tabasco, podría afectar las finanzas públicas a largo plazo, y provocaría una baja calificación crediticia de México, aseveró Gabriela Siller, directora de Análisis Económico-Financiero de Banco Base.

La especialista comentó que es muy probable que afecten a las finanzas del país a largo plazo y más en un contexto de desaceleración económica. «Si bien el alza en los precios internacionales del petróleo ayuda al panorama financiero de Pemex, no está ahí el problema».

Aseguró que la refinación es la menos rentable para Petróleos Mexicanos (Pemex), además «el crudo producido en México no tiene características aptas para la refinación, por lo que se ha recomendado importar las gasolinas», dijo.

Y es que, indicó, la empresa productiva del Estado ha vivido sobreendeudada, a un nivel de 170% sobre sus ingresos, cosa que no pasa con otras petroleras en el mundo, pero ha sido una situación histórica de Pemex.

“Cuando empiezas a ver que una empresa está altamente endeudada, tiene estrés financiero, el gobierno federal ha tenido que apoyarla y le va a meter dinero a la unidad de negocio menos rentable y es ahí donde vienen los problemas” y la crítica que han hecho las calificadoras crediticias.

Para Gabriela Siller, se podría evitar la baja en la calificación crediticia de México si se logra el superávit primario de 1% que busca el gobierno federal, lo que representaría un ajuste al gasto para seguir con el proyecto.

Cabe recordar que el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) también calificó como negativa la construcción de la refinería, pues no muestra un plan de rentabilidad.

Dejar un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here