El proyecto Gran Acuífero Maya descubrió el mayor sistema de cuevas inundadas, que conecta los sitios arqueológicos de Sac Actún y Dos Ojos en Tulum, en Quintana Roo.

En total, este lugar abarca aproximadamente 347 kilómetros y se considera como el sitio arqueológico sumergido en el agua más grande del mundo, ya que contempla 100 piezas arqueológicas: restos humanos, vasijas, y fauna extinta como perezosos gigantes, elefantes, tigres dientes de sable, e incluso hay objetos de la época colonial, de acuerdo con lo reportado, en otro medio de comunicación, por Guillermo de Anda, investigador del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y director del Gran Acuífero Maya.

El equipo multidisciplinario conformado por espeleólogos y arqueólogos, y comandado por Robert Schmittner con los buzos Marty O’Farrell, Jim Josiak y Sev Regehr, trabajaron durante 10 meses, para encontrar los túneles y galerías que conectan Sac Actún y Dos Ojos. Sin embargo, este hallazgo no se reduce a este periodo, sino que ha sido un esfuerzo de más 20 años.

Cabe recordar que los sistemas de cuevas sumergidas y los cenotes son parte fundamental de la cosmogonía maya, porque para ellos representaba el inframundo, por lo cual se hacían constantemente ofrendas en las que dejaban las piezas como vasijas u otros objetos en esos lugares.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre