Las personas confían más en las personas que en la propia empresa

En un mundo cada vez más digitalizado, el uso de herramientas digitales es una necesidad para potenciar negocios, y el sector inmobiliario no se queda atrás, de acuerdo con expertos del portal Lamudi, de marzo de 2018 a 2020, se observó un incremento de búsquedas por internet de 36%.

Por lo que este puede ser el momento perfecto para que inicies con la implementación de herramientas digitales que permitan obtener mayor número de clientes que busquen personalmente tus servicios.

Da el primer paso

Anteriormente era común que los compradores recurrieran a un inmobiliario para que este realizara la búsqueda de la vivienda de acuerdo a las características requeridas, si bien hoy los compradores pueden realizar este proceso por su cuenta, una de las grandes ventajas en el proceso es que el inmobiliario es un asesor que conoce el mercado y puede otorgar consejos prácticos o alternativas que lleven al comprador a tomar la mejor elección de su vivienda.

Este punto es el elemento clave, ya que como asesor inmobiliario puedes comenzar a empujar tú marca personal, pero…

¿Qué es la marca personal?

El término corresponde al marketing, en el que se considera a una persona como una marca, la cual se construye desde una propuesta de valor de un producto o servicio, es decir que las personas busquen no solo un servicio común sino el que tú otorgas.

Lo que ocurre con los inmobiliarios es que muchas veces a pesar de trabajar para una empresa, estos generan tanta empatía con el comprador que esté recuerda más el nombre del inmobiliario que el de la propia empresa, por lo que sí en algún momento vuelven a solicitar el servicio buscan al inmobiliario y no a la empresa, comentó Armando Aguilar Ayala, Data Analyst en Walmart México y CAM.

Este fenómeno ocurre debido a que las personas tienden a confiar más en una persona que en una marca comercial, por lo que emplear una marca personal para promover un servicio puede generar una mejor percepción y confianza ante los posibles clientes.

“En el campo de las ventas tenemos entendido que la marca comercial tiene un objetivo, vender y tiene una serie de estrategias para ello. Sin embargo, cuando se habla de una marca personal esta refleja los valores de una persona, lo cual es muy positivo para los emprendedores o personas que pueden cambiar de negocio, porque sus clientes lo seguirán, ya que confían en lo que comunico, así como en lo valioso que es cada proyecto”, comentó Ary Oropeza, asesora de marca personal.

El inicio de la marca personal

Crear una marca personal es una tarea de tres pasos, construir, transmitir y proteger, Ary Oropeza, recomienda que en el primer paso se responda las preguntas ¿Qué soy? ¿Qué quiero hacer? Y ¿Qué tengo?, a partir de la respuesta se puede determinar factores como qué es lo que ofrece la marca personal, a que público o clientes va dirigida y qué recursos se tiene a la mano.

“Definir lo que queremos y lo que tenemos es importante, ya que esto nos dará la respuesta al siguiente paso que es transmitir, muchas veces podemos querer ir hacia un mercado, pero si no tenemos las herramientas como certificaciones, contactos, clientes, es mejor diseñar un plan con lo que tenemos e ir eventualmente consiguiendo lo que necesitamos para ir al mercado que queremos” comentó Ary Oropeza.

Este paso es necesario para comenzar a transmitir la marca y colocarla en internet, Armando señala que conocer los objetivos es parte para diseñar una estrategia en los canales apropiados.

“En el mercado Inmobiliario hay distintos tipos de target, pero sí sabemos a qué mercado vamos podemos construir la marca y saber por dónde es que se deba atacar, por ejemplo, tenemos Tiktok, que es una plataforma con un gran alcance, sin embargo, si nuestro público es personas mayores que buscan una vivienda posiblemente se encuentren mayormente en plataformas como Facebook” comentó Armando.

Ambos expertos recomiendan a los interesados comenzar por el medio en el que se sientan más seguros, a fin de entender cómo funciona la plataforma, o que tipo de contenido necesitan colocar para atraer a los clientes que requieren, de esta manera consecutivamente colocarse en otros canales en los que podrán obtener los datos que reflejen la cantidad de personas que visitan su contenido, y cuántas están realizando una compra.

Las plataformas de redes sociales como Facebook, Instagram, son facilitadores para comenzar a entender algunos conceptos como la data y el posicionamiento, por lo que pueden convertirse en buenos aliados para iniciar a posicionar una marca, en este caso, Oropeza recomienda obtener los primeros seguidores a través de amigos, familiares y conocidos así como a los clientes que ya se tenían, a los que se le puede enviar un mensaje promocionando el nuevo proyecto e invitando a ser parte de él con el seguimiento de las redes.

La creación de contenido

Al iniciar en redes sociales es preciso ofrecer contenido que atraiga a los usuarios, Armando destaca que el contenido debe dar valor a la marca, y evitar caer en bombardear de publicidad.

“Siempre debemos de ofrecer contenido que tenga valor, nunca bombardear de publicidad. Ofrecer contenido de valor es otorgar algo adicional, algo con lo que el cliente diga, esta marca no solo me vende una casa, sino que me da tips de cómo cuidar el calentador de gas o que hacer para remodelar, el que estés informando a tu cliente con información relevante y no solo con publicidad de dará un plus a tu marca”.

Un buen inicio para comenzar a crear contenido es fijarte en lo que publica la competencia y que de este contenido se apega más a tu marca, al igual que saber cuál tiene mayor interacción, por otro lado, existen herramientas digitales de fácil manejo con el que te puedes apoyar para realizar la creación de contenido, tales como Canva.

Los números

Una vez tengas mayor dominio de los sitios web, plataformas y creación de contenido es importante comenzar a realizar cuentas, ya que la obtención de la data, otorgará un análisis del medio por el que se obtiene mayor número de ventas, la edad, sexo, lugar de residencia de las personas que se interesan por la marca. Con esta información se puede mejorar, fortalecer o cambiar la estrategia en la que se está trabajando, recuerda que no siempre tener un gran número de seguidores es sinónimo de venta.

“Cuando ya entramos con todo, empezamos con conceptos de embudo de ventas, a cuantas personas tengo que llegar para que se me consolide la venta, si yo veo que le dedique tres horas a Facebook e impacte en dos mil personas, pero de esas solo obtuve una venta, y en un evento presencial, tarde dos horas en organizarlo llegaron 20 personas, pero conseguí cinco clientes entonces eso es mejor porque no tuviste que impactar a dos mil sino solo a 20 individuos”, detalló Oropeza.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre