Estiman hasta el próximo año inicio de normalidad

Los autos nuevos incluyen más de 100 microprocesadores. Sin embargo, no se han podido instalar ante una crisis de disponibilidad que ha derivado a que se hayan dejado de ensamblar entre enero y mayo de este año 18% del total de unidades, es decir 212 mil 874 vehículos.

La Industria Nacional de Autopartes, precisa que el impacto en el sector por el desabasto de semiconductores es de 4 millones 501 mil 741 unidades en el mundo, siendo la región más afectada Norteamérica, seguida por Europa, China y Japón. Los fabricantes como VW y Renault asumen que deberán convivir con la crisis de los semiconductores que, prevén, afectará la industria global hasta el próximo año.

El INEGI reportó que, en julio, la caída bianual fue de 22.6%, en junio, de 16.9% y en mayo, de 15.3%, derivado, en parte, de la falta de chips para la producción de vehículos.

Fausto Cuevas, director general de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA),  dijo hoy que la industria automotriz, representa no más del 5% de la demanda de semiconductores y los productores de estos, dan prioridad a otros sectores.

“La tendencia es que difícilmente este año habrá algún cambio en la expectativa de que se  regularice el abasto en semiconductores y pudiera estarse llevando hacia el segundo semestre del año próximo, es probable que esta situación continúe todavía en los dos primeros trimestres del año próximo.

La realidad es que esto dependerá de cómo se comporte la oferta y la demanda de estos  productos que dependen en gran medida de otros sectores que no son el automotriz y ahí competimos por este tipo de componente, con semiconductores con sectores que demandan mucho más volumen que demandan más volúmenes y son más rentables para los fabricantes que la industria automotriz”, señaló. 

Indicó que los anuncios que se han hecho, es que está en marcha una planta en la región, sin embargo, en el corto plazo, no resuelven la problemática. 

“Se debe considerar que en lo que resta de este año y el próximo, la planta seguirá en construcción por lo que no es la solución inmediata, pero sí a largo plazo, de llegar a presentarse una situación similar a la que se está viviendo”. precisó.

Ante esta problemática, los fabricantes de autos se protegen con el propósito de aprovisionarse de los semiconductores que necesitan para satisfacer sus necesidades.

Productividad laboral, señal amarga para el empleo | El Economista

Difícil conseguirlo

El problema, dicen expertos, no es fácil conseguirlo en un mercado en el que todas las marcas se encuentran en una situación similar, lo que está propiciando que algunas de ellas estén fortaleciendo sus vínculos con los fabricantes de semiconductores, e, incluso, forjando nuevas alianzas con algunos de ellos en previsión de que su dependencia de los chips irá con total seguridad a más.

Manuel Nieblas, socio líder de la Industria de la Manufactura en Deloitte Spanish Latin America,
explica que Los semiconductores son componentes electrónicos diminutos, del tamaño de nanómetros (millonésimas partes de un milímetro), que realizan funciones muy complejas a grandes velocidades.

Sus aplicaciones son inmensas, porque son la base para fabricar los microcircuitos que utiliza cualquier aparato electrónico que conocemos para funcionar, y la mayoría de ellos está hecha con silicio, el segundo elemento más abundante de la corteza terrestre.

Esto significa que los semiconductores no solo se utilizan para garantizar el correcto funcionamiento eléctrico de los autos —de hecho, la industria automotriz solo representa 5% de
la demanda mundial de semiconductores, de acuerdo con cifras de IHS Markit—, sino que son componentes adquiridos, en mayores cantidades, por otros sectores.

Casi todos los aparatos electrónicos de nuestros hogares, desde calculadoras de mano, hasta computadoras, celulares y pantallas, utilizan semiconductores para funcionar, explicó el directivo.

Pero, si son tan comunes y su materia prima es un elemento abundante en la Tierra, ¿qué ha causado la escasez de estos componentes? Esto se debe a un incremento muy acelerado de la demanda de semiconductores, a causa de la pandemia, por parte de las industrias de telecomunicaciones y de electrónica, así como la insuficiente capacidad para producir dichos
componentes por parte de sus fabricantes, señala Manuel Nieblas.

“Si hacemos memoria, en 2020, cuando se tomaron las medidas sanitarias para evitar la propagación del coronavirus, la fabricación de vehículos sufrió interrupciones y la industria dejó de adquirir semiconductores durante un tiempo, ante los bajos niveles de ventas; sin embargo, casi a la par, la demanda de estos componentes por parte de las empresas de telecomunicaciones y electrónica se disparó, porque las personas comenzaron a adquirir diversos productos para llevar a cabo sus actividades laborales o educativas de forma remota”, explicó el directivo.

Afecta escasez de semiconductores a 64 modelos de vehículos en NA: INA |  Aristegui Noticias

Demostracion de Probador de Semiconductores - YouTube

Clouthier pide reciprocidad en fabricación

La titular de la Secretaría de Economía (SE), Tatiana Clouthier, dijo que la próxima instalación de una planta en México, que producirá algunos componentes de semiconductores, tendrá un “ingrediente” nuevo porque tendrá que dar la empresa un porcentaje del producto final, dijo la secretaria de Economía, quien planteó que en territorio mexicano se haga una pieza que se integre a otra, como parte de la cadena de producción.

El gobierno de México propuso que quiere reciprocidad y un porcentaje de participación del producto final y evitar que solamente se diga que cooperó en este proyecto. 

“Hemos planteado dos cosas: Hacer una pieza importante y vincularla con la cadena de producción en Estados Unidos y, por otra lado, la parte de programación, una parte en Jalisco y otra parte en Baja California.

“Con un ingrediente, que es lo que hemos dicho, es ver si nosotros le vamos a meter, cuál va a ser el compromiso, que en el producto final me vas a dar tanto porcentaje, para que no quede con que yo lo hice y al final nomás cooperamos y no estamos viendo que haya una reciprocidad en este sentido, esto es muy importante”, explicó Clouthier.

Lo que se sabe es que la implementación del proceso completo de fabricación no es tan rápida, por “la economía que se requiere y el dinero que se requiere es enorme”, así que México puede hacer solamente una pieza e incorporarla a la cadena de producción de los semiconductores.

Dijo que en su visita a Washington, en Estados Unidos, se reunirá mañana por la noche, el  miércoles, jueves y viernes con empresas del sector de semiconductores.

“Veremos y estamos viendo a empresas muy concretas el miércoles jueves y viernes, el martes  sólo un rato por la tarde-noche, sin embargo, tenemos citas con empresas que están en ese sector (semiconductores) con una agenda muy concreta con las empresas que estamos trabajando diferentes cosas en cadenas de suministro, capacitación en posibles inversiones ya para el país”.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre