Crédito bancario entra a fase recuperación: Intercam

681

Carlos Gómez, analista en Intercam Grupo Financiero señala que el crédito de la banca comercial al sector privado en junio, cerró con un saldo de 4,606.7 miles de millones de pesos (mmdp), una contracción nominal anual de -6.6%; la cual es parte de la serie de decrecimientos que vive el sector bancario desde noviembre; sin embargo, el sistema está entrando en una fase de recuperación tanto por las menores bases comparables como por las mejores condiciones económicas que impulsan la demanda.

En su documento de Opinión Análisis “Crédito de la banca comercial junio 2021”, opina que el crédito de la banca comercial aún vive una situación difícil y desafiante, resaltando que entró a esta crisis con niveles sólidos de capitalización, morosidad y cobertura. Al cierre de junio 2021, el IMOR del sistema fue de 2.45% y el ICOR fue de 152.78%, que reflejan deterioros anuales, pero se mantienen en niveles saludables.

Además la reducción en el crédito es menor a las registradas en los tres meses previos debido a la significativa caída de los créditos en junio del año pasado. Cabe destacar que la cartera está en su punto más alto en lo que va del semestre, retornando a niveles vistos en diciembre 2020, y considera que seguirá creciendo debido a la reactivación económica. De igual manera, en los próximos meses, la base comparable se vuelve más fácil de superar por la contracción en el mercado de crédito.

Créditos empresariales registraron un decremento anual de -12.1%, representando el 55.4% de la cartera vigente total. Sin embargo, manifiesta que la cartera entró en una fase de recuperación ya que la reducción actual es menor a las registradas en los últimos tres meses. Hay que recordar que, en marzo y abril del 2020, las empresas solicitaron créditos para protegerse de los impactos económicos derivados de la crisis sanitaria.

Espera que la recuperación continúe y que este sector regrese a niveles pre pandemia en los próximos meses. Resalta que los créditos no sectorizados aumentaron +8.9%, mientras el resto de segmentos cayó. Entre los sectores más afectados están los créditos otorgados: a la minería (-24.1%); a la información en medios masivos (-23.6%); a la industria manufacturera (-17.6%); a los transportes, correos y almacenamiento (-15.0%); a los servicios inmobiliarios y de alquiler (-14.7%); y al comercio (-14.4%).

Créditos al consumo, que representan 21.1% del total, han visto caídas significativas desde mayo 2020 por la pandemia. La reducción registrada en junio de esta cartera fue de -3.1%, la menor en lo que va del año. Una señal positiva es que, durante los últimos cinco meses se ha visto crecimientos secuenciales debido a la reactivación económica. Destaca que los créditos de nómina y otros pasaron de contraerse a expandirse, dando una buena perspectiva sobre la recuperación del consumo en México, en cambio, las tarjetas de crédito (-2.4%) y los créditos personales (-16.5%), que en conjunto son la mitad del portafolio, permanecen afectados.

Tanto las mejores condiciones económicas como el levantamiento de las restricciones de movilidad han apoyado a la mejor perspectiva de esta cartera. Estima que entrará pronto en una fase de crecimiento.

Créditos a la vivienda representan el 22.2% de la cartera vigente y permanece como el único con desempeño resiliente. En junio 2021 registró un avance de +8.9% en la comparativa anual, la única cartera con crecimiento. Secuencialmente, este sector sigue mejorando y consideramos que esta tendencia no va a cambiar en los próximos meses. Los créditos residenciales subieron +10.5% derivado de: 1) una demanda constante; 2) las menores tasas de interés; y 3) la mayor facilidad de acceder a un crédito hipotecario.

Ante una perspectiva de incremento en las tasas de referencia y bases comparativas que resultarán difíciles de superar, estima que se moderará el crecimiento hacia adelante.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre