Crédito bancario caerá más en marzo y abril: Intercam

797


Alejandro González analista en Intercam Grupo Financiero, anticipa que los retrocesos del crédito bancario al sector privado en los meses de marzo y abril serán de una magnitud mayor al -2.5% nominal anual que presentó en febrero, al cerrar con un saldo de cuatro mil 596.2 miles de millones de pesos (mmdp), debido a una elevada base comparable, por el incremento durante estos meses, en los créditos empresariales del 2020.
En su documento de opinión análisis “Crédito de la banca comercial febrero 2021”. el especialista manifiesta que la contracción de febrero reitera y extiende la tendencia negativa de largo plazo del crédito y que posteriormente a los meses señalados, esperara que los cambios sean más moderados y comiencen a normalizarse, considerando las menores tasas de interés y la recuperación gradual de la economía.
Agrega que secuencialmente (mes contra mes), el crédito de febrero registró un ligero incremento, pero se necesitará un impulso sostenido y considerablemente mayor para regresar a un entorno favorable en cuanto al crédito de la banca. Los créditos a la vivienda han permanecido como los más resilientes, siendo los únicos que no están decreciendo año contra año.
Reitera que la situación del crédito de la banca comercial es complicada y no carecerá de retos; sin embargo, dentro de este entorno tan complejo, es positivo que, a diferencia de crisis anteriores, el sistema financiero entró a ésta con niveles de capitalización, morosidad y cobertura sólidos. De acuerdo con las cifras de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), al cierre de febrero 2021, el índice de morosidad del sistema financiero cerró en 2.68% y el índice de cobertura en 152.77%, que si bien reflejan afectaciones se mantienen en niveles saludables.
Crédito otorgado a la vivienda, representa el 21.6% de la cartera vigente, y continúa demostrándose como el más resiliente durante esta crisis. En febrero 2021 registró un avance de 8.4% (vs. febrero 2020), el mayor y único movimiento anual positivo de los diferentes tipos de crédito, el incremento es impulsado por los créditos residenciales (+10.0%).
Mantiene su opinión de que el eficiente desempeño del crédito hipotecario, aún bajo circunstancias difíciles, se relaciona con una demanda constante y con las menores tasas de interés.
Créditos otorgados a las empresas y personas físicas con actividad empresarial registraron un decremento anual de -2.3% y representan el 56.3% de la cartera vigente total, el decremento obedece principalmente a los efectos de la pandemia puesto que los bancos fueron más precavidos en el otorgamiento de créditos, y las empresas no fueron tan activas en la búsqueda de créditos una vez que cubrieron sus necesidades de liquidez (principalmente en abril y marzo, lo que explica el incremento en el crédito de esos meses).
Entre los créditos con el mejor desempeño de la cartera empresarial estuvieron los otorgados a la construcción (+2.9%) y a los servicios de alojamiento y alimentos (+11.8%). Por otro lado, entre los más afectados se encontraron los créditos otorgados al comercio que disminuyeron -11.9%, a la actividad manufacturera -4.0% y a los servicios profesionales y técnicos -18.6%.
Créditos otorgados al consumo, que representan 20.7% del total, siguen siendo los más afectados por la pandemia; registrando movimientos a la baja por décimo mes consecutivo, con un decremento anual de -10.3% (su peor contracción desde marzo 2010, -11.5%). La caída refleja el deficiente desempeño de sus segmentos principales: las tarjetas de crédito disminuyeron -13.3%, los créditos otorgados a la nómina -3.7% y los créditos de consumo personales -20.1%.
Esto principalmente por las medidas utilizadas para enfrentar la crisis y por la pérdida de poder adquisitivo. Adicionalmente, y a diferencia de los demás créditos, estos registraron una caída mes contra mes.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre