Crecen a paso lento ventas de vehículos pesados: ANPACT

498

Urgen condiciones para detonar crecimiento y recuperación tras Covid-19

A pesar de que se observa un crecimiento en las ventas de vehículos pesados, tras la crisis sanitaria y económica por la que atraviesa el país, estas aún no recuperan sus niveles pre-pandemia y requieren de un detonante económico para impulsar su recuperación como certeza jurídica, ambiente de negocios que incentive la inversión e inducir a la renovación del parque vehicular, cerrando el paso a la ilegalidad ya que de cada 100 camiones que se exportan, ingresan al territorio nacional 35 usados.

Miguel Elizalde presidente de la Asociación Nacional de Productores de Autobuses y Tracto camiones (ANPACT), en conferencia de prensa virtual, junto con la Asociación Mexicana de Distribuidores Automotores ( AMDA), dijo que durante el mes de julio, la venta de vehículos pesados al mayoreo creció 6.4% con respecto al mismo mes del año pasado, al alcanzar las 2,743 unidades. Las ventas al mayoreo de enero a julio alcanzaron las 17,345 unidades que comparadas con las 11,888 registradas en 2020 representan un incremento de 45.9%.

Mientras que en el mercado externo, en el séptimo mes del año, se exportó un total de 11,076 vehículos pesados, que comparados con los exportados durante julio de 2020, significa un crecimiento de 10.5%.

Así, durante el periodo de enero a julio de 2021, se registraron un total de 81,849 unidades exportadas, que frente a las 59,005 exportadas durante los primeros siete meses del 2020, representan un aumento de 38.7%.

Señaló que la producción de autobuses, camiones y tractocamiones registró el mes de julio de 2021, un total de 12,975 unidades, lo que implica que las unidades producidas en México tuvieron una reducción de 5 unidades respecto al mismo mes del año anterior.

Para el líder de la ANPACT, en comparación con el 2020, las cifras son positivas sin embargo, se deben emprender medidas para reactivar al sector automotriz nacional.

“Aún queda mucho por hacer para alcanzar la recuperación económica de la industria. Este año 2021 es una oportunidad para dar certeza normativa, impulsar un programa de renovación vehicular a nivel local, estatal y federal y trabajar en una ley de movilidad, que incorpore recursos para la renovación y modernización de la flota.”

Miguel Elizalde, dijo que se requiere además de una Ley de Movilidad y Seguridad Vial alineada con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030, que promueva la renovación vehicular, que cuente con recursos financieros del Fondo Nacional de Movilidad, y permita al país tener un transporte público más seguro, eficiente y accesible.

“ANPACT busca que dentro del Sistema Nacional de Movilidad y Seguridad Vial que estará integrado por diversas dependencias federales que conducirán la política nacional en la materia, se incluya a la Secretaría de Economía, debido a su carácter rector para los productores de vehículos pesados. Para contribuir a la mejor toma de decisiones, se está solicitando que la legislación asegure y brinde máxima la disponibilidad de información, aprovechando los registros vehiculares que ya existen”, dijo.

Precisó que solicitarán que en la jerarquía de movilidad y seguridad vial que propone el anteproyecto de ley, se priorice a los vehículos de transporte de carga y logística por su impacto social y beneficio colectivo, pues trasladan bienes y mercancías esenciales, como alimentos y medicinas.

Además de cabildear con el poder legislativo, señaló que buscarán que el Secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O, concrete su intención de fomentar políticas públicas encaminadas a promover el financiamiento para la renovación del transporte de pasaje y carga a través de la Banca de Desarrollo.

Por su parte, Guillermo Rosales Zarate, director general adjunto de la AMDA, señaló que hacen propicia la oferta que hizo el Presidente Andrés Manuel López Obrador, de buscar un esquema alternativo para no lesionar el desempeño y la contribución a la economía que tiene el sector automotor, en el marco del anuncio para legalizar vehículos chocolate el próximo mes en Baja California.

“El presidente mencionó a las agencias pero entendemos que detrás de esta mención se engloba a toda la cadena tan importante por su contribución a la economía nacional del sector automotor y la participación conjunta ante ANPACT y AMDA, es una muestra de que si podemos encontrar canales de comunicación para ofrecer alternativas como las que hemos planteado de programas de renovación vehicular orientadas al transporte público de pasajeros y de carga para otorgar mejores condiciones a las poblaciones de la frontera que tienen mayores necesidades”, señaló.

Agregó que el sector automotriz mexicano esta listo para que esa oferta que hizo el presidente López Obrador, se concrete en hechos tangibles y en el diseño de acciones de gobierno que les permitan ofrecer mejores condiciones de movilidad y el que no sea un impacto demoledor el objetivo presidencial de regularizar el contrabando como ocurrió en 2005 con el decreto del presidente Vicente Fox y que “curiosamente con los mismos argumentos que hoy se mencionan, dar oportunidad de movilidad a las familias de menores ingresos y disminuir la utilización de vehículos ilegales en la comisión de delitos.

Rosales Zarate, se dijo cierto de que en breve podrán trabajar de forma muy concreta con el gobierno federal para encontrar salidas a esta problemática.

En torno a la entrada en vigor en enero del 2022 de diésel de ultra bajo azufre y la NOM 044, ambos coincidieron en que ya sostienen pláticas con la Semarnat en ese sentido y en breve podrían darse anuncios importantes al respecto.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre