El fenómeno del “presentismo” difumina las líneas entre la vida laboral y privada. A esto se suman trastornos musculoesqueléticos, causados por estar mucho tiempo sentados frente a la computadora

Además del riesgo de contagio de coronavirus, los trabajadores de todos los sectores se han enfrentado a otros peligros durante la pandemia por Covid-19 que han surgido debido a las nuevas prácticas y procedimientos laborales adoptados para mitigar la propagación del virus, como es el teletrabajo, que si bien, ha sido fundamental para reducir los contagios por coronavirus, se han presentado en empleados otros padecimientos como ergonómicos y sicosociales.

A esto, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) destaca el fenómeno del “presentismo”, es decir, la difuminación de las líneas entre la vida laboral y privada, a lo que se le suman los trastornos musculoesqueléticos, causados por estar mucho tiempo sentados frente a la computadora, la responsabilidad de cuidar a los hijos o a los padres mientras trabajan y el aislamiento social que puede suponer no estar en la oficina, lo que afecta el desarrollo personal.

En el marco del Día Internacional de la Salud y la Seguridad en el Trabajo, la OIT, que este miércoles se conmemora, acepta que el personal de salud supera a otros sectores como el de la construcción en lo que se refiere a riesgos de trabajo debido a la pandemia.

Quienes se desempeñan hospitales, clínicas o consultorios, así como los de sectores denominados esenciales, se han enfrentado a muchas situaciones de estrés, con aumento de la carga de trabajo, la prolongación de la jornada laboral y la reducción de los periodos de descanso, que se han convertido en la norma durante la crisis.

“El riesgo de violencia y acoso en el trabajo también ha aumentado, con consecuencias para el bienestar físico y mental. Muchos trabajadores de hospitales han tenido que enfrentarse a decisiones difíciles que provocan fatiga emocional. Por ejemplo, la asignación de los limitados recursos cuando se enfrentan a muchos casos graves en cuidados intensivos”, destaca la OIT.

La situación en México

Los de supermercados, tiendas de autoservicio y departamentos especializados en línea de mercancía, construcción de obras de infraestructura y edificaciones en obra pública, compraventa de alimentos y tabaco, así como preparación y servicios de alimentos, son los sectores en donde más se registran accidentes de trabajo, de acuerdo con información proporcionada por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

El instituto, reporta que en 2020 se contabilizaron 806 defunciones, de las cuales 343 fueron por accidentes de trabajo, 183 en el trayecto a su centro laboral y 280 por enfermedades derivadas de actividades en esos sitios.

En tanto que los estados donde más se registran percances y enfermedades de trabajo son Jalisco, en el oriente y poniente del Estado de México, Nuevo León, Sur de la Ciudad de México, Baja California, Guanajuato, Coahuila, Chihuahua y Tamaulipas, según los datos de 2019, que son los más recientes.

Por otro lado, el IMSS destaca que las 10 enfermedades más comunes en ese contexto fueron: Dorsopatías (2 mil 435 casos); Hipoacusias (mil 712); Neumoconiosis (992); Síndrome del Túnel Carpiano (851); intoxicaciones (796); lesiones de hombro (751); otras entesopatías (709); enfermedad del ojo y sus anexos (589); y Tenosinovitis de Estiloides Radial de Qervain (559).

Paralelamente, el número de incapacidades permanentes en 2019 fueron 38 mil 802 y en 2020 se contabilizaron 22 mil 381. En ese marco, las demandas laborales por accidentes de trabajo que registra el IMSS en 2019 fueron 305 y en 2020, 170, que son los datos más recientes con los que cuenta el instituto.

Los más afectados ante la pandemia

La directora de Normalización en Seguridad y Salud Laborales de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), Cointa Lagunes Cruz, reconoció que después del personal del sector salud, ante la pandemia por Covid-19, quienes también han sido los más vulnerables, son los trabajadores y empresas informales, puesto que estos últimos no cuentan con la protección suficiente y adecuada.

Resaltó el hecho de que el IMSS califique a los empleados afectados por Covid-19 en el rubro de enfermedad de trabajo, por lo que, en ese marco, la STPS supervisa que se cumpla con la norma en materia de salud y seguridad en el trabajo, así como con capacitación, por medio de la Dirección General de Inspección Federal del Trabajo.

Dijo que eso es fundamental, puesto que actualmente los entornos de trabajo cerrados presentan 18.7% mayor probabilidad de transmisión del virus del SARS COV 2, a diferencia de los espacios al aire libre.

De ahí, que la STPS cuenta, entre otros, con el Programa de Autogestión en Seguridad y Salud en el Trabajo, que invita a las empresas a observar las medidas que deben que deben tomar en la aplicación de las normas y con ello disminuir los riesgos de accidentes o enfermedades en los centros laborales.

Por otro lado, coincidió con la OIT en los padecimientos que están teniendo personas debido al teletrabajo, el cual reduce el riesgo de contagios al eliminar los traslados, pero registran problemas como de ansiedad, estrés y ergonómicos.

De ahí, que recordó la entrada en vigor recientemente de las reformas al Artículo 311 de la Ley Federal del Trabajo en materia de teletrabajo y después de más de un año de laborar a distancia, los empleados mantienen los mismos derechos.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre