Construcción de vivienda arranca fuerte 2021 y mantiene buenas perspectivas

1531

La construcción de vivienda en México arrancó con el pie derecho 2021, al registrar el segundo mejor año de inicio en los últimos seis años, con 16 mil 138 viviendas y la industria confía en que será mejor respecto a 2020.

Gonzalo Méndez, presidente de la Canadevi Nacional, resaltó que la vivienda media fue en 2020 el motor fundamental en la buena marcha de la industria inmobiliaria y lo seguirá siendo este año.

“El motor de la vivienda seguirá siendo la tradicional y la media, es la más demandada en el país”, expresó en entrevista con Grupo En Concreto “En Concreto Contigo”.

No obstante, dijo que la vivienda es el reflejo de lo que pasa en la economía, por lo que si la economía no avanza, tendremos problemas, por lo que

si tenemos éxito en la política de vacunación y la economía se recupera, esta industria tiene la capacidad de tener un año mejor que 2020.

Resaltó que las regiones que vivirán un escenario positivo este año son el corredor centro occidente y los estados del norte del país, mientras que la vivienda tradicional de 500 mil pesos y la media entre 750 mil y un millón 800 mil pesos, se moverán bien.

Méndez subrayó que hay dos industrias a las que les va bien, la de transformación de exportación, y la de construcción de vivienda, y tiene la capacidad para apoyar a la economía en su conjunto.

Dijo que además habrá un mayor dinamismo de esta industria que será detonado por la reciente reforma a la Ley del Infonavit y del Fovissste, que traerá cosas extraordinariamente buenas, pues los trabajadores podrán decidir cómo, cuándo, y dónde ejercer su crédito.

Por otra parte, el presidente de la Canadevi resaltó que la vivienda social mantendrá un escenario negativo, con disminuciones del 50 a 60 por ciento en producción.

Consideró que se trata de un problema muy serio, al que se suman los altos costos del suelo y de los insumos, por lo que se deben voltear a esquemas diferentes donde todo mundo entre.

Se trata de que municipios, estados, Federación, y desarrolladores se unan para avanzar en este tema, pues la vivienda social está en grave pausa y entre todos buscar como solucionar este problema.

Del millón de empleos perdidos por la pandemia, el 90 por ciento o más son derechohabientes que ganan menos de cinco salarios mínimos, es la base de la pirámide, lo que ha hecho que la vivienda que se ha contraído más que es la social. “Los menos favorecidos hoy son los más afectados”.

Méndez recordó que en 2020, la vivienda estuvo detenida, sin embargo, los desarrolladores tuvieron una gran comunicación y diálogo con las autoridades, lo que permitirá que derechohabientes de Infonavit y Fovissste pudieran adquirir vivienda.

“La base fundamental fue buscar cómo proteger la demanda de vivienda y lo logramos en base a ello proponer algunos esquemas y diálogo con la autoridad, así protegimos a la industria, que no parara y así no fue año de catástrofe”.

No le fue nada mal a la industria ante una crisis tan profunda como la del Covid, demostró ser resiliente, pudo salvar la coyuntura y salir adelante, finalizó.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre