Condusef alerta sobre nuevos desfalcos con tarjetas; conócelos

Los SMS apócrifos dicen por ejemplo, "B4nortel" o siglas parecidas a las marcas oficiales.

1090

La ciberdelincuencia en México ahora busca tomar por sorpresa a los usuarios a altas horas de la noche. En las últimas semanas, llegaron a la redacción de En Concreto diversas quejas y preocupaciones en el sentido de que hay nuevas formas para extraer datos y recursos de los usuarios a través de sus tarjetas de crédito o débito.

En este sentido, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) alerta que recientemente se ha detectado que en la madrugada están llegan diversos mensajes vía SMS sobre diversos cargos, con correos muy parecidos o palabras parecidas a la de los bancos con algunas vocales o números distintos.

“Hay que ser cuidadosos. No importa incluso que pudiera ser de mi propio banco; puede ser que me llegue una alerta a las tres de la mañana que están haciendo un cargo. Hay una posibilidad de que sea cierto, pero pudiera ser que una de las letras del mensaje lo podríamos confundir. Lo ideal es hacer caso omiso del mensaje, y entrar a contestar ese mensaje, entrar a una página o dar algún teléfono para aclarar”, destaca Jesús David Chávez Ugalde, Director de Análisis y Estadísticas de Productos y Servicios Financieros en Condusef en exclusiva con En Concreto.

Agregó el también Actuario que ante ello, es imprescindible tener un contacto cliente con la institución: “Ante esto, tomo mi tarjeta y llamo a la institución financiera; hay que tener cuidado porque uno se puede ir con la finta. Son tan hábiles que a veces caemos en la trampa. Y si no analizamos bien lo que leemos, podríamos pensar que es de mi banco. Aquí la recomendación es que quien le hable o escriba, no le responda por ese mismo canal. Lo que debo hacer es llamar directamente a la institución”.

Dijo que para ello, siempre están al reverso de las tarjetas los teléfonos oficiales y hablar a la institución bancaria. “Con la preocupación, los delincuentes pueden aprovechar ese momento de turbación, con lo que se puede convertir en un problema”.

Acompañamiento institucional

Agregó que también es necesario que los usuarios de los servicios financieros mantengan un perfil bajo en sus redes sociales, ya que los ciberdelincuentes están monitoreando en todo momento a los grupos en diversas redes sociales.

“Es muy importante es que cuando usemos las redes sociales, pongamos los candados porque a veces no tenemos antivirus y nos ve todo el mundo. Esta gente sabe monitorear. Si yo tengo muy abierta mi información de mis redes sociales y están enterados de mi vida, y si además ponen que están en la playa o en un restaurante bonito, la realidad es que estamos dando información y nos pueden meter un gol”.

Lo anterior coincide con lo que nos mencionaron los usuarios, ya que después de hacer un comentario sobre Amazon en una red social, por ejemplo, en altas horas de la noche, les llegaba un SMS con un mensaje que afirmaba que había un cargo con una compra a esa misma marca.

Cuestionado sobre el acompañamiento que la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) hace a los usuarios ante estos delitos, destacó que si una persona detecta que ha sido víctima de un posible fraude o robo de identidad debe acudir y solicitar estos servicios:

“Lo primero que hacemos es analizar el caso. Con los datos, levantamos inmediatamente una controversia o una reclamación contra una institución. También se puede hacer una reclamación. En el posible caso de robo de identidad, lo asesoramos para que levante una denuncia, ya que si robaron sus datos personales, posiblemente contraten servicios a mi nombre, y pudiera ser que levanten un crédito automotriz que a lo mejor no contrató, o un sacar un pasaporte o hacer un ilícito y tener consecuencias legales”.

Evitar sitios públicos

Finalmente, Chávez Ugalde pidió evitar realizar compras o transferencias electrónicas en computadoras de uso público, WiFi abierto o a través de un café Internet, ya que son son zonas no seguras: “Algunas personas para ahorrarse pesos, usan el WiFi de cierto restaurante y se les hace sencillo, y por ahí también les pueden robar la información”.

Expresó que también no es aconsejable responder mensajes a través de una oferta atractiva vía SMS o correo electrónico, como el llamado phising: “Pensamos que viene de una institución. Pero debo hacer caso omiso, si es de una de las instituciones con las que tengo contacto, podría ser de una página clonada y por ahí van a tomar mi información. No hay que tomarlo a la ligera. Hay que dar las gracias y no entrar a las páginas que ellos dicen, y en cambio, hacer una comunicación directa con la institución financiera”.

 “¿Para qué quieren que les dé mi número de tarjeta si ellos lo tienen? ¿Para qué quieren el dígito verificador? Si es una institución real, ellos tienen toda esa información y no me la tienen que pedir”, aconsejó, “cuidemos nuestros productos financieros (tarjetas) sin perderlos de vista o si se la quieren llevar fuera de mi visa en algún comercio”.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre