Tasa de interés se ubicó en 9.25% en agosto y algunas siguen en alrededor de 8%: Margain

Existe una fuerte presión de tasas de interés hipotecarias que en agosto se ubicó en 9.25%, aunque aún se ven algunas en alrededor de 8%, lo cual permite observar que es un sector con alta competencia, que tiene muy buenas expectativas de crecimiento para finales de 2021 y 2020, afirmó Enrique Margain, director ejecutivo de Crédito Hipotecario & Inmediauto de HSBC y Coordinador del Comité Hipotecario de la Asociación de Bancos de México (ABM).

Al participar en el Foro Universitario Inmobiliario en la Anáhuac, organizado por GRUPO EN CONCRETO y esa institución educativa, dijo que se esperan algunos incrementos en las tasas de referencia y esto puede poner más presión para el crecimiento de las tasas de interés en las hipotecas, aunque confía en que sean marginales.

“Recordar que en 2017-2018 y 2019, las tasas de referencia estaban arriba del 10% sobre 10.3, pero creemos que los cambios que se pueden dar serán a principios del próximo año. Veremos la magnitud que pueden tener estos cambios en las tasas de interés, no implicarán mayores cambios que puedan desperfilar a los clientes, pero indudablemente hay una presión muy fuerte por temas de incremento en las tasas de referencia”, reiteró.

Margain Pitman descartó que se vaya a desacelerar el crecimiento en la adquisición de vivienda, puesto que todavía en condiciones muy positivas y productos como los que ofrecen Infonavit y Fovissste y que seguirán presentando con otras novedades a partir del mes próximo.

En este marco, resaltó, la banca tiene liquidez, está lista con más de 1.3 billones de pesos disponibles para financiar a empresas y familias en sus créditos financieramente viables.

Detalló que la captación de la banca al mes de julio es de 6.7 billones de pesos, y la cartera de crédito es de 5.4 billones de pesos, lo cual implica que hay la liquidez suficiente para poder financiar los proyectos productivos en el país.

“En términos de la recuperación del crédito esta se va dando. Vemos que prácticamente el crédito al sector privado viene en un proceso de recuperación importante, igual que la parte de empresas y consumo, donde prácticamente hablamos de recuperación de lo que es la cartera de crédito al consumo.

“Y la parte de vivienda ha venido creciendo el portafolio hipotecario, y básicamente el crecimiento en los últimos 12 meses, la variación nominal anual es de 9.4%”.

Esto habla del fuerte dinamismo que ha tenido el crédito a la vivienda como un impulsor del crecimiento de los balances de los bancos y también como un elemento de recuperación de la economía y de mantener la parte de la venta de las viviendas en nuestro país, resaltó.

Enrique Margain

Respecto a la cartera hipotecaria precisó que esta vale un billón 53 mil millones de pesos. Y el índice de morosidad de la cartera de vivienda, hoy es de 3.5.

Subrayó que en esta crisis sanitaria hubo varios aprendizajes, el primero fue la incorporación temprana de los programas de apoyo que se dieron por parte de la banca, que consistió en el diferimiento del capital de intereses durante un periodo de cuatro meses, con la posibilidad de ampliarlo por dos meses más.

Esta incorporación temprana permitió a muchas familias poder destinar su liquidez, no para el pago de sus créditos, sino para mantener sus negocios. Con ello, durante todo este periodo no se cerró la llave del crédito, se mantuvo, se ajustaron algunas políticas de crédito con base en las afectaciones que tuvieron ciertos sectores económicos.

Otro de los aprendizajes, continuó, es que las personas fueron muy cuidadosas de su crédito, de su liquidez e indudablemente la banca fue muy cuidadosa en hacer reservas adicionales, en poder facilitar estos programas de apoyo a las personas, a las familias, a las empresas que lo requerían.

En todos los productos y segmentos se apoyaron a 8.6 millones de clientes beneficiados y esto representó 1.1 billones de pesos, puntualizó Margain Pitman, quien indicó que esto representa 22% del crédito al sector privado.

Y después de este periodo de diferimiento, se apoyó con reestructuras que buscaban soluciones definitivas, por lo que se benefició a 1.3 millones de clientes.

“El 30% del portafolio hipotecario bancario, tuvo un programa de apoyo, ya sea de diferimiento de hasta seis mensualidades o la reducción de la mensualidad en un porcentaje determinado por un periodo determinado. Estos fueron esquemas que se aprendieron de crisis anteriores y que se pudieron incorporar de manera temprana y se adicionaron otros nuevos esquemas de reestructura”, expuso.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre