¿Cómo funciona el crédito revolvente? Conócelo

-

Regularmente, se posee una tarjeta de crédito de algún centro comercial, te indican que pagues con tu crédito revolvente si lo deseas, pero, ¿de qué se trata? Si podría ser difícil entender cómo funciona un crédito, comprender el crédito revolvente podría ser más confuso.

Pero la única diferencia entre un revolvente y un crédito convencional es que éste último te lo dan por única ocasión, mientras que el revolvente (revolving credit) es una línea de crédito renovable que no tiene un número fijo de cuotas y que depende de un límite previamente establecido (la línea de crédito), según destaca Banco Base.

Dos ejemplos

Así, tenemos que un ejemplo de crédito convencional es el crédito hipotecario; en tanto que un crédito revolvente puede ser el que te dan en una tarjeta de crédito bancaria o mediante algún centro comercial.

Si el banco te da una tarjeta de crédito, te indica cuál es tu límite de crédito, es decir, el monto máximo que puedes disponer con ella. Cuando empiezas a usar tu tarjeta para pagar, disminuye la cantidad que tienes disponible para gastar.

Al llegar al tope, por más que quieras, ya no podrás usar más esa tarjeta. Sin embargo, conforme pagues ese monto, el crédito de la tarjeta vuelve a estar disponible.

Otro ejemplo

Si por ejemplo, la línea de crédito de tu tarjeta es de 20 mil pesos y gastas 12 mil durante la primera semana, te quedarán 8 mil pesos disponibles para el resto del mes.

Entonces, si se te ocurre comprar un artículo de 14 mil pesos, evidentemente no podrás, pues solamente tienes 8 mil disponibles. Puedes liquidar entonces el total de tu tarjeta antes de la fecha límite de pago (los 12 mil pesos) y así tendrás disponible toda la cantidad de crédito, y de esta forma evitarás intereses y comisiones.

Claro que si no te alcanza para liquidar el total de la cuenta, puedes abonar 6 mil pesos para tener disponibles los 14 mil que requieres para tu compra. Así, tu crédito se irá renovando conforme lo vayas usando y pagando.

Lo más importante es que siempre consideres tu límite de crédito, tu fecha de corte y tu fecha de pago.

Para que puedas comprender mejor las características de un crédito revolvente, lee a continuación:

  • Un ejemplo de crédito o financiamiento revolvente son las tarjetas de crédito y líneas de crédito.
  • La línea de crédito disponible aumenta o se reduce según se usen o devuelvan los fondos.
  • El crédito se puede usar repetidamente.
  • El acreditado realiza pagos según la cantidad que actualmente esté usando o retirando, más el interés correspondiente.
  • El usuario puede devolver el crédito en varios plazos a lo largo de cierto tiempo (sujeto a una cuota mínima establecida) o en un solo pago a realizar en cualquier momento.
  • La línea de crédito revolvente suele ser aumentada por el emisor, dando lugar a sobreendeudamiento por parte del consumidor.

Cuida tus créditos revolventes para que evites caer en el desequilibrio financiero. Estar al pendiente de tus movimientos y límites de tus tarjetas te ayudará a cumplir tus metas.

Comenta con Facebook

Relacionadas

Llama Aispuro a lograr un verdadero programa de desarrollo urbano

Arturo Aispuro, ex secretario de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Ciudad de México, se pronunció por llevar a cabo acciones concertadas en política...
Comenta con Facebook