Asuntos del Peso

0
371

El peso mexicano reaccionó de manera favorable en la semana previa, ante la perspectiva de que la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos nuevamente podría ajustar hacia la baja su tasa de interés de referencia en 0.25 puntos porcentuales, que actualmente se encuentra en 2.0%.

El tipo de cambio peso-dólar bajo ese contexto finalizó la semana pasada en un precio de 19.5555 pesos, luego de registrar una cotización de 19.7245 pesos por dólar la semana anterior, lo cual implicó una ganancia de 0.86%, esto es una apreciación 16.90 centavos frente a la divisa estadounidense.

La recuperación del peso mexicano se explicó fundamentalmente por los datos económicos anunciados en Europa y Estados Unidos, donde muestran signos de fatiga con relación al crecimiento económico a nivel mundial, lo que anticiparía nuevamente la baja de las tasas de interés de los bancos centrales de los principales países del mundo.

En la semana previa, en Estados Unidos anunciaron el índice manufacturero (ISM) de septiembre por segundo mes consecutivo de baja, mientras el índice no manufacturero se ubicó por debajo de los esperado, aunque todavía se encuentra en el rango de expansión, además de la fuerte caída del 12% en las ventas de autos de septiembre.

El entorno internacional sigue marcando la pauta de la evolución de las monedas tanto de países emergentes como desarrollados, como es la continuación de la guerra comercial de sostienen entre los países de Estados Unidos y China.

Es importante mencionar que en esta semana (jueves 10 de octubre), los gobiernos de Estados Unidos y China en Washington para seguir con las negociaciones sobre el tema comercial, dado que la incertidumbre sobre el crecimiento económico mundial sigue en aumento.

Es importante recordar que en semanas anteriores ambos gobiernos enviaron señales de que hay voluntad política de continuar con las pláticas en las primeras semanas de octubre.

En el caso del gobierno de Estados Unidos, el presidente estadounidense Donald Trump notificó que pospondrá para el 15 de octubre el incremento de aranceles de 25 a 30% a productos por un monto total de 250,000 millones de dólares, cuando la fecha que se había señalado era el 1 de octubre.

Por su parte, el gobierno de China anunció que la carne de cerdo y soya estarán exentos de los aumentos de los aranceles.

En ese contexto, la semana pasada la Organización Mundial de Comercio (WTO) daría luz verde al gobierno de Estados Unidos de imponer aranceles sobre productos europeos por alrededor de 7,500 millones de dólares, al determinarse que la empresa Airbus ha recibido subsidios por parte de los gobiernos europeos.

El gobierno de Estados Unidos bajo este escenario anunció que impondrá aranceles de 10% y 25% sobre varios productos europeos a partir del 18 de octubre, mientras que Bruselas ya estudiaba para poner impuestos a productos estadounidenses.

Las medidas proteccionistas antes mencionadas alimentan aún más la incertidumbre sobre la evolución de la economía global, lo que se ha reflejado de una manera importante en las tasas de interés de los bonos del Tesoro de Estados Unidos en pocos días.

El tipo de cambio peso-dólar bajo este contexto en el corto plazo, es posible que las cotizaciones se mantengan sobre el actual nivel alcanzado (19.50 pesos), sin embargo, de continuar la incertidumbre sobre la evolución económica a nivel global, podría registrar mayores bajas.

Los participantes del mercado están descontando otro recorte en la tasa de interés de referencia de Estados Unidos para este trimestre, por lo que, el peso mexicano bajo esta expectativa podría fluctuar en un rango de operación entre 19.40 pesos como nivel mínimo y 20 pesos por billete verde como precio máximo.

Comenta con Facebook

Dejar un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here