CI Banco presenta escenarios del tipo de cambio elecciones EU

936

Los analistas de CI Banco señalan que en las elecciones Presidenciales y del Congreso Estadounidense del 3 de noviembre es muy probable que se demore algunos días el contar con un ganador de las elecciones, aunque se conocerán resultados preliminares con encuestas de salida, lo que sin duda se traducirá en episodios de volatilidad para el peso mexicano.

En la nota informativa denominada “Escenarios para el tipo de cambio dependiendo del resultado de la elección presidencial y del Congreso en EUA”, señalan que de acuerdo a los promedios de los sondeos, el candidato demócrata (Joe Biden) trae una ventaja superior a 7 puntos porcentuales sobre el presidente Trump, aunque en los Estados denominados “columpio” y que en buena parte de las elecciones pasadas ha terminado definiendo el resultado final de la votación, la diferencia cae en muchos casos en el margen de error de las encuestas (menor a 2 puntos).

Desde su punto de vista, la incertidumbre es material peligroso para los mercados financieros en un país tan crispado y con un presidente que instiga, sin base alguna, el fantasma del fraude. Ante ello plantean los siguientes escenarios para la paridad peso dólar, si se conoce un ganador en el muy corto plazo, la misma noche de la elección o dos tres días después:

Candidato Ganador Valor Tipo de Cambio esperado (reacción inicial)
Gana Biden y Trump reconoce derrota $20.30 – $22.50
Gana Biden y Trump no reconoce derrota $22.00 – $23.50
Gana Trump $22.00 – $23.00

También manifiestan que si hay un conflicto poselectoral y la demora por conocer el ganador se prolonga durante semanas, el tipo de cambio se podría presionar hacia 23.50 pesos por dólar spot.

Cuando se resuelva el conflicto electoral y se conozca al ganador, la reacción del peso mexicano será positiva, pero la magnitud dependerá de quién sea el ganador. Si es Biden, se puede regresar de forma gradual por lo menos hacia 21.0; si es Trump, el regreso sería sólo hacia 22.0 spot.

En su comentario indican que una característica relevante en esta elección será el voto adelantado y lo que terminará dificultando su conteo. Más de 80 millones de ciudadanos estadounidenses han depositado ya sus papeletas de votación (52 millones han votado por correo y casi 28.2 millones lo han hecho en persona), una cifra que supone más de la mitad de todo el voto emitido hace cuatro años (58.3%).

En total, son 240 millones los estadounidenses que pueden participar en los comicios, aunque generalmente la tasa de participación no supera el 60%.

El fenómeno anticipa una alta participación, y un posible retraso del recuento alimenta la posibilidad de que los estadounidenses no tengan un veredicto de ganador la misma noche del 3 de noviembre.

El recuento de voto por correo requiere más tiempo que el presencial, entre otros motivos, porque algunos Estados exigen la verificación de la firma y otros aceptan las papeletas recibidas hasta varios días después del 3 de noviembre, siempre y cuando la estampilla postal esté dentro de la fecha límite.

Elecciones en el Congreso de EUA

El resultado de las elecciones en la Cámara de Senadores es casi tan importante para los inversionistas como el del presidente mismo y complica los escenarios de posibles afectaciones para el peso mexicano para el resto del año. Esto porque la segunda ola de contagios de COVID-19 puede saturar rápidamente los hospitales en EUA y provocar medidas de confinamiento en el invierno, lo que hace que la aceptación de un paquete de estímulos económicos-fiscales sea de percepción urgente.

La Cámara de Representantes tiene más de un 90% de probabilidad de conservar mayoría Demócrata, pero la del Senado no es tan seguro. Si Trump es reelegido y el Senado sigue siendo republicano, una Cámara de Representantes demócrata continuará dificultando una aprobación de estímulos, y la aceptación probablemente sea de alcance y monto limitado (algo entre los 800 mil dólares y los 2 billones de dólares). Con esto el tipo de cambio para México cotizaría más presionado a los niveles actuales en noviembre.

Si Biden gana, la Cámara sigue siendo demócrata (ambos resultados son probables) y el Senado se mantiene republicano, es probable que el paquete de apoyo se reduzca aún más. De hecho, los republicanos en el Senado ya no estarían dispuestos a votar a favor de un paquete de apoyo que dé un impulso considerable a la economía

Esto tendría una afectación mayor en el tipo de cambio al escenario anterior. Por lo tanto, solo será probable un paquete de estímulo masivo si los demócratas aseguran la Casa Blanca y el Senado. Las encuestas de opinión sugieren que esto es posible, pero no seguro. Este sería el mejor escenario para los mercados financieros y por tanto para el peso mexicano (que podría bajar de los $20.50 por dólar spot.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre