Balance

0
554

Chespirito sigue dando ganancias con su ingenio, ahora van por restaurante temático en el norte de la Ciudad de México.

Además de buen comediante Chespirito dio impulso a una gran cantidad de negocios en México y fuera del país; sus personajes son reconocidos en toda América Latina y han sido inspiración para impulsar diferentes proyectos que han dejado buenas ganancias, desde pequeños, medianos y grandes.

Ahora, a casi cinco años de su muerte, Roberto Gómez Bolaños -Chespirito- vuelve a dar una gran idea para hacer negocio y en esta ocasión será en tema gastronómico.

Por lo que veremos, a finales de este año, lo que será el primer restaurante temático de Chespirito que llevará el nombre de Chanfle y Recontrachanfle, que estará ubicado al norte de la Ciudad de México en los límites con el Estado de México.

La inversión para este primer restaurante es de 50 millones de pesos, lo que habla que en temas de ambientación no escatimaron los creadores del concepto, quienes son familiares directos de Roberto Gómez Bolaños, que son su hijo, Roberto Gómez Fernández y su nieta Valeria Pérez Ríos Gómez.

Ambos desarrollaron el concepto de Chanfle y Recontrachanfle que estará montado en una superficie de 1,170 metros cuadrados y tendrá a todos los personajes que creó su papá y abuelo durante su paso por la televisión como son el Chavo del 8 y el Chapulín Colorado, así como otros que lo acompañaron en sus programas.

Esperemos que podamos disfrutar una torta de jamón como tanto pedía el Chavo del 8 a Don Ramón y al Señor Barriga, así como algunos otros platillos en una ambientación de la vecindad o de algún otro escenario de sus personajes.

Seguramente, de lograr el éxito esperado, pronto habrá más noticias de aperturas en otras latitudes del continente, donde todavía es admirado Chespirito a través de sus personajes.

Normalistas hacen enojar a empresas

Las manifestaciones de normalistas del Estado de México y otros estados como Puebla, Oaxaca y Michoacán, ya sacaron de sus casillas a varias empresas, quienes tomaron la decisión de buscar el apoyo de la ley y la policía para evitar que les sigan robando su mercancía y camiones de transporte.

Hasta el momento, PepsiCo, Bimbo y otras empresas dedicadas a bienes de consumo ya interpusieron demandas legales contra los normalistas, pues sus unidades de reparto han sido víctimas de robo de sus productos y de las mismas unidades por parte de normalistas o quienes se hacen pasar por normalistas.

Hay que recordar que hace poco normalistas del Estado de México de la normal ubicada en San José Tenería, secuestraron 46 camiones de la empresa Flecha Roja y también a los choferes de las unidades para poder realizar una protesta en la Ciudad de México y reunirse con autoridades de la Secretaría de Gobernación.

Sin embargo, estos secuestros no solo se han dado para manifestarse, también han sido para robar mercancía de los camiones repartidores y en ocasiones para utilizar a los mismos camiones para bloquear avenidas.

El caso de los normalistas se está saliendo de control y está afectando demasiado las operaciones de algunas empresas en los estados donde realizan sus actividades los normalistas.

No será de sorprender que de continuar estos robos de normalistas o de cualquier grupo, habrá empresas que decidirán retirarse de la región donde son más atacados para evitar mayores pérdidas, solo que esto también significará pérdida de empleos e impacto económico. La inseguridad cuesta y mucho.

Entendió mal el Presidente

Parece que el presidente Andrés Manuel López Obrador entendió mal la información que dieron a conocer ayer miembros de Coparmex sobre la tipificación de delincuencia organizada por tema de facturas falsas o simulaciones.

Lo que los fiscalistas de Coparmex y en general otros especialistas y empresarios han manifestado es el riesgo que lleva el comparar un delito fiscal de ese tipo con temas de narcotráfico, terrorismo y otros de ese nivel, ya que por un error podrían perder todo los empresarios que hasta el momento ha llevado legal y bien las cosas con el fisco.

Sin embargo, el presidente López Obrador calificó la postura de Coparmex en conferencia de prensa como si el organismo patronal estuviera en contra de luchar contra quienes abusan y no pagan impuestos, incluso, quienes se dedican a dar facturas falsas para simular operaciones inexistentes.

Lo que estamos viviendo es nuevamente una mala interpretación de parte del jefe del Ejecutivo de lo que el sector empresarial expone, lo cual no ayuda en nada a mejorar la confianza para nuevas y más inversiones, a pesar de que el señor Carlos Slim anunciara que va a destinar inversiones por más de 100 mil millones de pesos en el presente sexenio.

Claro, no es lo mismo la visión de uno de los hombres más ricos del mundo, que tienen todos los recursos para revisar y contratar especialistas y garantizar que cumplen, frente a pequeños y medianos empresarios que sus recursos son limitados y un error los llevaría a perder todo, además de que el señor Slim seguramente tiene ya en puerta varios negocios en México, independientemente de quien gobierne.

Comenta con Facebook

Dejar un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here