Solo  se salvan las que se fueron por las ventas digitales y son resilientes

Suscríbete a nuestro canal de YouTube 👉 https://bit.ly/3rkBP0q​

En el marco del Día Internacional de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas, (Mipymes)  muy poco hay que celebrar ya que han sido las mayores perdedoras por la  crisis sanitaria y su futuro es incierto  ya que  91% registraron caídas del orden del 70% de sus ingresos y más de un millón se vieron obligadas a bajar sus cortinas al no contar con ningún apoyo gubernamental. Solo han paliado la pandemia, las que apostaron por la digitalización y las que han sido resilientes.

Todo ello, a pesar de que en México, las cifras confirman su papel como la columna vertebral de la economía nacional ya que, a pesar de la emergencia sanitaria, se lograron mantener 3.9 millones de Mipymes y surgieron 619,443 nuevos establecimientos, lo que representa el 12.8% de los negocios mexicanos; también se estima que las Pymes contribuyen con un 78.5% al empleo en el país, mucho más que en otras economías de la región y 3 de cada cinco de estos negocios, son liderados por mujeres.

Gilberto Sánchez Vázquez, director general de Aspel, señaló que al promover el consumo de bienes y servicios, es necesario encaminarlas a la formalización, a tener  participación y evolución en los mercados internacionales, regionales y nacionales, mediante la accesibilidad a servicios financieros como el micro financiamiento y el crédito.

“Parte fundamental del crecimiento y permanencia de este tipo de empresas se debe a las herramientas digitales que han permitido un adecuado control y adaptación a los nuevos esquemas de trabajo.  Más allá del éxito financiero, la permanencia es uno de los grandes temas a superar en los primeros años. Se sabe que el 65% de las Pymes mexicanas no pasa los cinco años de operaciones y su tiempo de vida promedio es de 7.8 años”, indicó.

El directivo de la firma líder en software administrativo, dijo que se reconoce que una forma de mejorar la situación económica en México es el impulso a las Pymes, y en específico, el uso de herramientas digitales ha sido fundamental para su crecimiento y permanencia en el mercado.

Armando Zúñiga Salinas

“Por ello, hoy más que nunca, es necesaria la transformación digital a través de la tecnología para incrementar la productividad, eficiencia y competitividad; además, de que hace posible reinventar las ventas, lograr una oportuna y eficaz atención al cliente, proteger a los colaboradores y dotarlos de recursos que faciliten su trabajo diario desde donde se encuentren”, precisó.

Al respecto el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) CDMX, Armando Zúñiga Salinas, reveló que, debido a la situación económica, se han perdido más 77 mil unidades económicas en la capital del país, tan sólo el organismo que encabeza el 20 por ciento de la membresía se ha visto afectada.

“Nosotros hemos visto en nuestro centro empresarial hasta en 20 por ciento sobre todo de pequeñas y medianas empresas que han tenido que cerrar, en Coparmex como sindicato patronal agrupamos empresas de todo los tamaños y sectores, pero la parte Pyme es muy importante, de hecho viendo esta problemática buscar crédito, ayuda, pero alrededor del 20 por ciento sobre de todo de pyme se han perdido”, indicó.

El líder del sector patronal en la capital del país, lamentó que las  Pymes,  sean las más afectadas por la pandemia y que no puedan  tener acceso a un crédito bancario y que con la crisis económica, se tengan también  contabilizados 210  mil empleos desde febrero de 2020 a mayo de 2021.

Hoy, como lo han hecho desde hace varios meses, piden apoyo y acceso a créditos preferenciales para las pymes  para salir del impacto que les ha provocado el Covid 19.

El Centro de Competitividad de México (CCMX), dijo que este segmento de la economía,  representa el 99.8% del total de empresas, genera entre el 60 y 70% del empleo y aporta el 52% del PIB a nivel nacional.

Juan Carlos Ostaloza, director del CCMX , mencionó que en las economías emergentes la mayoría de los empleos formales son generados por Pymes, las cuales aportan 7 de cada 10 puestos de trabajo, y México no es la excepción. Las Mipymes  tienen un rol importante en la creación de empleo y el desarrollo económico y social del mundo pero tienen el desafío de su limitado acceso al financiamiento y las condiciones crediticias poco atractivas.

A su vez,  Antonio del Valle Perochena, presidente del Consejo Mexicano de Negocios (CMN), consideró que durante la contingencia sanitaria las pequeñas y medianas empresas han sido un ejemplo de lucha y resiliencia.

Resaltó que entre los retos y oportunidades que enfrentan destacan la digitalización para mejorar la productividad y acceder a otros mercados.

“Para las Mipymes este mercado representa una oportunidad para crecer. La pandemia adelantó la digitalización en el país y el comercio electrónico creció 81% en 2020.  Un reto importante en los procesos de digitalización es el acceso a internet. De acuerdo con los censos económicos de INEGI (2019), existe una diferencia de más de 70 puntos entre las empresas grandes (90% de acceso) y las pequeñas (17%). Apenas 3% de las Pymes en México son parte de la cadena de valor internacional por ello es importante maximizar los beneficios aportados por los acuerdos comerciales como el TMEC”, indicó.

El líder empresarial añadió que las Mipymes son el gran detonador del crecimiento económico y de la visión de futuro que debe haber en el país.

En el caso de la Cámara de la Industria de la Transformación de Nuevo León, las cifras más recientes publicadas por el IMSS muestran que las pymes en la entidad, encabezaron la generación de empleos durante mayo; sin embargo, este segmento aún no logra recuperar los empleos perdidos durante la pandemia.

“En mayo, las empresas de entre 11 y 250 trabajadores (PyMEs) generaron en Nuevo León cerca de 4 mil nuevas plazas, contrarrestando la caída que se presentó en las empresas grandes. Si bien la cifra es destacable, las Pymes aún requieren recuperar más de 12 mil puestos de trabajo para ubicarse en los niveles de empleo previos a la pandemia. Estas plazas que aún faltan por recuperar muestran que este segmento aún no está operando a su capacidad óptima”.

En ese entorno, consideraron como prioritario, que este rubro económico, sea sean el centro de la política pública en estos y los siguientes meses en Nuevo León y que no se detengan los programas y apoyos para este sector a fin de generar  los mecanismos que permitan acelerar la creación de empleo en el estado, para no solo recuperar plazas laborales, sino brindar nuevas oportunidades de bienestar a la población.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre