Por: Gloria García

Los mercados financieros pudieran enfrentar una semana un tanto volátil, debido a la incertidumbre en el frente político de Estados Unidos, así como por cautela que suele acontecer previo al inicio de los reportes corporativos correspondientes al tercer trimestre del año.

En este escenario, el índice S&P/BMV IPC podría operar entre 38,000 y 38,600 puntos, siendo este último nivel su promedio móvil de 200 días. Si bien el índice superó sus promedios de 10 (37,100) y 50 días (37,300) la semana pasada, este impulso pudiera verse afectado si el índice no logra sostenerse por encima de la cota de los 38,000 enteros.

Sin duda esta semana será un tanto retadora, pues luego que el presidente y ahora candidato a la presidencia estadounidense por parte del partido Republicano, Donald J. Trump fuera diagnosticado con Covid-19, el segundo debate presidencial, programado para el 15 de septiembre, tuvo que ser cambiado a una modalidad virtual, algo que fue rechazado por el mismo Trump, por lo que existe el riesgo de que tal suceso no sea llevado a cabo.

En el mejor de los casos dicho debate pudiera ser pospuesto, con fecha tentativa para el 22 de octubre. Aunque también existe la posibilidad de que cada candidato realice su propio evento. Es así que el futuro de la contienda presidencial de Estados Unidos es un tanto incierta, lo cual pudiera repercutir en los mercados accionarios.

Además la expectativa, que dio impulso a los mercados accionarios la semana pasada, sobre la llegada de un acuerdo económico en Estados Unidos pudiera apagarse, luego que durante el fin de semana la presidenta de la Cámara Baja, Nancy Pelosi rechazó la propuesta de la Casa Blanca, quien ofreció un monto por 1.8 billones de dólares para hacer frente a la actual crisis que atraviesa la mayor economía del mundo.

De esta forma, es que los índices neoyorquinos pudieran encontrar dificultades para continuar con su rumbo alcista de la semana pasada, en donde, el Nasdaq y el S&P500 tuvieron su mejor avance desde julio pasado, al subir, 4.18% y 3.84%, respectivamente.

Claro que no podemos descartar que los índices estadounidenses continúen al alza, siempre y cuando los reportes corporativos del tercer trimestre del año resulten mejor a lo esperado o menos pesimistas a lo previsto. Los informes serán publicados a partir del 13 de octubre, comenzando, como usualmente acontece, con el sector financiero, el cual podría registrar una caída en sus utilidades de 26.8%, de acuerdo con el consenso de analistas de Bloomberg.

En México también dará inicio la temporada de reportes, aunque la mayoría de estos serán publicados hasta después del 20 de octubre. Para esta semana solo destaca el informe de Axtel, en donde, lo más relevante será conocer más detalles sobre el proceso de venta del negocio de Infraestructura o de toda la compañía, de acuerdo con expertos del Grupo Financiero Banorte.

Los informes de las compañías darán una idea a los inversionistas de cómo las empresas han venido haciendo frente a la reapertura parcial de algunas actividades económicas, pues como lo hemos visto en las cifras, especialmente de Estados Unidos, la recuperación económica parece desacelerar su ritmo, hecho que preocupa, más aún sin lograr un estímulo económico, un factor que el mismo presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell ha venido resaltando en sus últimas apariciones públicas.

Es así que los inversionistas deberán seguir atentos a las cifras macroeconómicas. Para la semana destaca en Estados Unidos la producción industrial y ventas minoristas de septiembre, así como datos sobre expectativas del consumidor estadounidense y del sector manufacturero de octubre. También en el país vecino del norte, la eurozona y China será publicada la inflación del noveno mes del año.

En México, la atención de los inversionistas será en las ventas de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio, Departamentales y Especializadas (ANTAD) y en la creación de empleo afiliados al IMSS de septiembre, así como a la producción industrial de agosto.

Otro elemento a tener en mente son las reuniones anuales tanto del Fondo Monetario Internacional, quien además publicará su documento de Perspectivas de la Economía Mundial, así como del Banco de México. De hecho este último empeoró su estimado de crecimiento para el país, pues ahora anticipa una caída de 10% frente a la sugerida con anterioridad de 7.5%. Para 2021 el organismo internacional prevé un rebote en la actividad económica de 3.7%.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre