Por: Gloria García

El mercado de renta variable local podría ceder terreno en la semana toda vez que continúan aumentando los contagios de Covid-19 y con ello las restricciones de movilidad en diversas partes del mundo, por lo que, los inversionistas deberán evaluar las cifras de crecimiento económico del tercer trimestre del año, especialmente, de las grandes economías del mundo, y con ello el rumbo que esas naciones podrían tomar con respecto a su política monetaria.

En este escenario el índice S&P/BMV IPC podría operar entre las 40,000 y 42,000 unidades tras hilar tres semanas el alza. Es importante que el índice respete la cota de los 40,000 mil puntos, de lo contrario podría descender hacia los 39,500 enteros. Además el índice pudiera registrar bajos niveles de operación hacia el final de la semana, pues el viernes los mercados de Estados Unidos permanecerán cerrados por el día de Acción de Gracias.

Pese al optimismo que tanto Pfizer como Moderna han generado en las últimas semanas en los mercados accionarios tras anunciar una vacuna contra el Covid-19, esa euforia podría irse disipando toda vez que el crecimiento económico de la economía global podría verse afectado en lo que resta del año, y al menos, hasta que un antiviral sea aplicado a toda la población del mundo, algo que podría ocurrir hasta el primer semestre de 2021.

De hecho en algunos países las nuevas medidas de confinamiento han frenado la reapertura total de las actividades económicas, y México no está exento, pues a partir del 23 de noviembre todos los giros no esenciales deberán cerrar a las 19 horas, con excepción de los restaurantes los cuales podrán permanecer abiertos hasta las 22 horas pero después de las 19 horas no podrán vender alcohol.

Tales acciones seguirán pesando sobre el sector servicios, por lo que los inversionistas deberán evaluar tanto el dato del producto interno bruto de México correspondiente al tercer trimestre del año como la cifra del IGAE de septiembre, ambos a publicarse el jueves. De igual forma deberán poner atención a la tasa de desempleo (martes) y la balanza comercial de octubre (viernes), así como a las ventas al menudeo de septiembre (miércoles).

Otro indicador que los inversionistas deberán vigilar es la inflación de la primera quincena de noviembre (martes), y es que hasta octubre los precios al consumidor estuvieron en 4.09% en su comparativa anual, un nivel por encima del objetivo del Banco de México de 3%. Este suceso incluso evito un recorte más en la tasa de interés local.

Ahora, algunos analistas, como es el caso de los estrategas del Grupo Financiero Banorte, esperan que la tasa de referencia local permanezca en 4.25% en lo que resta de 2020, y que el ciclo de recortes pueda reanudarse el próximo año, con al menos una baja adicional de la tasa, ante la expectativa de una inflación más controlada.

Es así que esta semana los inversionistas deberán echar un vistazo a la minuta de la última reunión de política monetaria del banco central del país y a su reporte trimestral de inflación. En este sentido también el Banco Central Europeo y la Reserva Federal publicarán sus minutas. Aunque el documento del banco estadounidense será de mayor relevancia pues todo indica que los integrantes de dicho ente financiero tuvieron en su último encuentro una amplia discusión respecto a las opciones para modificar el actual programa de compras de activos.

En este contexto, los índices accionarios de Nueva York podrían encontrar dificultades para registrar ganancias, luego que la semana pasada el Dow Jones y el S&P perdieron 0.73% y 0.77%, respectivamente. Aunque el Nasdaq logró anotarse una ganancia semanal de 0.65%.

Además los participantes del mercado neoyorquino estarán atentos al dato preliminar del producto interno bruto del periodo comprendido entre julio y septiembre. Esa cifra viene tras las declaraciones de JPMorgan, quien en un reporte afirmo que las restricciones relacionadas con el Covid-19 podrían generar un crecimiento negativo de 1% en el primer trimestre de 2021, siendo los primeros en pronosticar un descenso para la economía estadounidense.

Otros datos a tener en cuenta son los índices de gerentes de compras (PMI, por sus siglas en ingles) del sector servicios y manufacturero de noviembre. Del otro lado del mundo, Alemania estará en el centro de la mesa ya que publicará el dato del producto interno bruto del tercer trimestre del año.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre