Por: Gloria García

Los mercados accionarios podrían tener una semana volátil, pues los casos de la Covid-19 siguen aumentando en diversas partes del mundo, por lo que, las medidas de restricción seguirán afectando a las empresas, es por eso, que los informes corporativos de las compañías estadounidenses correspondientes al último trimestre de 2020 estarán en el radar de los inversionistas, al igual que la llegada de Joe Biden a la Casa Blanca.

De esta forma es que el S&P/BMV IPC podría operar entre 45,500 y 46,500 puntos, tras caer 1.79% la semana pasada, el mayor tropiezo desde octubre de 2020. El nivel de los 45,500 enteros debe ser respetado, de lo contrario, el índice podría dirigirse hacia las 44,000 mil unidades. El volumen de operación podría ser bajo dado que el lunes los mercados estadounidenses permanecerán cerrados por el feriado de Martin Luther King.

Todo indica que esta semana, habrá cierta cautela por parte de los inversionistas, pues el miércoles (20 de enero) Joe Biden tomará posesión como el nuevo presidente de Estados Unidos, sin embargo, este evento pudiera venir acompañado de algunas protestas por parte de simpatizantes de Donald J. Trump, tal como ocurrió hace algunos días en el Capitolio.

Una vez que Biden arribe a la Casa Blanca los inversionistas comenzarán a evaluar, al menos, los primeros 100 días de su administración, aunque Biden parace llevar prisa, pues la semana pasada presentó un plan de emergencia por 1.9 billones de dólares, el cual incluye un aumento en los pagos directos a los estadounidenses a dos mil dólares, además de los 600 dólares que fueron autorizados en diciembre. No obstante, este paquete todavía no tiene el visto bueno del Senado.

Por otro lado, los inversionistas estarán evaluando los crecientes contagios de la Covid-19, que no han cesado pese a que prevalecen las medidas de aislamiento en diversas regiones del mundo. En la Ciudad de México, por ejemplo, el semáforo rojo permanecerá esta semana, aunque el gobierno permitió a los restaurantes abrir sus puertas con algunas condicionantes, esto con el fin de evitar más quiebras en este sector.

Sin duda la llegada de una vacuna contra la Covid-19 no ha resultado del todo gratificante, principalmente, porque el abasto de esta no es el suficiente para implementarla a toda la población, por lo que un regreso a la normalidad en su totalidad será imposible en el corto plazo, de esta forma es que las empresas seguirán viéndose afectadas en los primeros meses de este 2021, tal como ocurrió a finales de 2020 cuando diversos países retomaron las medidas de confinamiento.

En este escenario, los inversionistas estarán evaluando los reportes trimestrales de las grandes compañías de Estados Unidos, la mayor economía del mundo. El viernes pasado algunos de los principales bancos estadounidenses como JPMorgan Chase, Citigroup and Wells Fargo mejoraron las previsiones del mercado.

Para esta semana veremos los resultados de alrededor de 43 empresas del S&P500, entre las que destacan Bank of America, Goldman Sachs, Morgan Stanley, Bank of New York Mellon, US Bancorp, Netflix, IBM y Procter & Gamble. El consenso de Bloomberg prevé una caída de 8.5% en las utilidades de las empresas que conforman al S&P500.

Sin duda los reportes corporativos darán de que hablar, pues podrían arrojar señales sobre el impacto que han tenido las medidas de restricción, al mismo tiempo que brindarán un panorama de las acciones que cada empresa seguirá tomando de aquí en adelante para evitar mayores afectaciones.

En este escenario, los índices accionarios de Nueva York de igual forma pudieran enfrentar cierta volatilidad, luego que la semana pasada tanto el Nasdaq, como el Dow Jones y el S&P500 tuvieron su peor retroceso en poco más de dos meses, al ceder 2.3%, 0.91% y 1.48%, respectivamente.

Mientras tanto, en México la temporada de reportes comenzará paulatinamente el jueves 21 de enero, pero la mayoría de las empresas presentarán sus reportes hasta la segunda quincena de febrero. La fecha límite para que publiquen sus resultados del último trimestre de 2020 es el próximo 1 de marzo.

En el frente macroeconómico a nivel local destaca la inflación de la primera quincena de enero, la tasa de desempleo de diciembre y la encuesta de expectativas económicas de Citibanamex, en donde, será relevante observar la perspectiva de los analistas sobre la tasa de interés local, el producto interno bruto, así como el nivel de cierre del peso mexicano y del nivel de precios al consumidor para este año.

En el país vecino del norte será publicado el indicador manufacturero de la Reserva Federal de Filadelfia de enero, los permisos de construcción de diciembre, las nuevas peticiones de subsidio por desempleo semanales y el índice de gerentes de compras (PMI, por sus siglas en inglés) del sector manufacturero y de servicios de enero.

Finalmente, en la región europea, también destaca el dato del PMI compuesto y la confianza del consumidor de enero, así como la inflación de diciembre. También el Banco Central Europeo sostendrá su reunión de política monetaria el jueves 21 de enero.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre