Capitales y Tendencias

740
rpt

Por: Gloria García

Los mercados accionarios podrían ceder terreno en la semana ante elevados cuestionamientos sobre un exuberante optimismo por activos de riesgo, esto al tiempo que en diversos países del mundo prevalecen las restricciones de movilidad pese a que la vacuna contra la Covid-19 ha comenzado a ser distribuida.

En este escenario el S&P/BMV IPC podría operar entre 45,500 y 46,500 puntos, luego que el referente mexicano ganó 6.04% la semana pasada, el mejor avance desde junio de 2020. Será importante que el índice de México respete la cota de los 45,000 enteros, de lo contrario extendería su caída hacia las 43,000 unidades.

Todo indica que esta semana el mercado accionario local resentirá las preocupaciones relacionadas con un elevado optimismo por activos accionarios, algo que dista mucho de la actual lucha que diversas naciones siguen enfrentando para evitar una mayor propagación de la Covid-19 y sus nuevas variantes, tan solo en la Ciudad de México fue extendido el semáforo rojo hasta el 17 de enero, en este periodo solo podrán abrir las actividades consideradas como esenciales.

No obstante, las medidas restrictivas seguirán causando estragos en el crecimiento económico, por lo que las cifras macroeconómicas de inicios de 2021 podrían seguir viéndose afectadas. De hecho en Estados Unidos los estragos de las renovadas medidas de aislamiento, impuestas desde finales del año pasado, han comenzado a relucir, pues en diciembre la Nómina no Agrícola registro una reducción de 140 mil puestos de trabajo, el primer tropiezo en ocho meses.

Si bien los débiles datos macroeconómicos elevan la probabilidad de que los gobiernos sigan implementando estímulos, eso no es suficiente para que el reciente rally de los mercados accionarios siga teniendo sustento, pues puede que las medidas de apoyo sean menores a las previstas, tal es el caso de Estados Unidos, ya que si bien los demócratas ganaron la mitad del Senado, necesitan del 60% de los votos para que sus planes sean una realidad.

Con ello en mente, los índices neoyorquinos de igual forma podrían alejarse de los máximos alcanzados la semana pasada, cuando el Dow Jones ganó 1.6%, el S&P500 escaló 1.68% y el referente tecnológico, Nasdaq subió 1.8%. Incluso algunos analistas han puesto en tela de juicio el ascenso exuberante de las acciones de Tesla, que la semana pasada ganaron 25%.

De igual forma los mercados neoyorquinos podrían resentir el ruido sobre una posible destitución del todavía presidente, Donald J. Trump, luego que el fin de semana la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi dijo que procederá con el proyecto de ley para un juicio político contra Trump, llamándolo una amenaza a la democracia, luego que la semana pasada algunos manifestantes irrumpieron en el Capitolio.

Aunque la noción de Pelosi parece poco probable, ya que los republicanos podrían bloquearlo. Además estamos a unos días de que el nuevo presidente, Joe Biden tome posesión, lo cual ocurrirá el próximo 20 de enero.

De momento los inversionistas deberán seguir atentos a los datos económicos. Esta semana en Estados Unidos destaca la cifra de la inflación de diciembre, las nuevas peticiones de subsidio por desempleo de la semana pasada, el índice de precios al productor y las ventas minoristas, estos últimos dos datos correspondientes al último mes del año pasado.

En Europa la atención estará en la balanza comercial de noviembre, la inflación de Francia y España de diciembre, así como el producto interno bruto de Alemania del último trimestre de 2020. También será publicada la minuta de la última reunión de política monetaria del Banco Central Europeo.

En México los inversionistas deberán estar atentos a la actividad industrial de noviembre, la inversión fija bruta de octubre y las ventas de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales o ANTAD de diciembre.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre