Buen momento para los créditos hipotecarios en México

1016

Resaltan expertos que las bajas tasas de interés permiten adquirir un compromiso financiero para la adquisición o construcción de vivienda

Las más bajas tasas de interés de las últimas dos décadas y la gama de productos que se pusieron en marcha por parte de la banca para enfrentar la crisis sanitaria, lograron que el crédito hipotecario en México no se cayera y que hoy se erija como exitoso a pesar de la adversidad pero con muchos retos enfrente.

En una transmisión especial #DialogosEnConcreto con motivo del Día de la Construcción, organizada por #GrupoEnConcreto, con motivo de la celebración de la Santa Cruz, Enrique Margain, coordinador del Comité Hipotecario de la Asociación de Bancos de México (ABM), precisó que el portafolio hipotecario, hoy tiene un valor 2.8 millones de pesos, más de 8 millones de créditos, siendo el principal el Infonavit con 54% de la totalidad y la banca comercial 35% ubicándose arriba del billón de pesos y más de un millón 300 mil hipotecas en los balances de los bancos.

Asimismo, la morosidad del portafolio de la banca se ubica sobre un 3.5%, apoyado con los programas que incorporó, derivado de la pandemia en abril del año pasado. Sin embargo, mencionó que hay que acelerar el paso en el número de créditos hipotecarios, ya que si bien 2020 fue un buen año en términos de la colocación, se dieron menos, esto es 514 mil y se vendieron aproximadamente 190 mil viviendas nuevas.

“El mercado en la parte de originación de créditos se ha venido haciendo más pequeño, necesitamos nuevamente buscar como darle financiamiento al segmento de la población que no ha tenido acceso al crédito hipotecario.

“Se habla mucho del mercado de no afiliados o aquellos que no tienen un programa de vivienda y ver sobre todo en el segmento de menores recursos como se les puede dar financiamiento. La colocación hipotecaria bancaria del 2020 fue buena, 123 mil créditos, 9.9 menos que el año anterior y en términos de monto colocado fue 1.9% más”, destacó.

Al moderar la mesa “Situación del Crédito”, Margain mencionó que se empieza a ver una recuperación, la gente está pagando y esto ha sido gracias a que la banca reestructuró en casos donde había problemas de pago, lo que fue positivo para incrementar la portabilidad hipotecaria y reducción en la carga financiera para las familias.

En ese sentido, dijo que 2021 arrancó de manera positiva, con un crecimiento de 2.3 en número de créditos hipotecarios y con un incremento en el monto colocado de 17%, esto es que, el crédito promedio de la banca pasa de 1.5 a 1.7 millones de pesos, créditos de adquisición de vivienda con una ligera disminución de 3%, el de ampliación y mejora con fuerte crecimiento, pago de pasivos con fortaleza al representar 8% de la colocación hipotecaria bancaria sobre 16 mil 500 millones de pesos en los últimos 12 meses y los créditos de liquidez se han tomado con mucha cautela.

Sector crediticio sano

Por su parte, Antonio Artigues, director ejecutivo de Banca a Particulares de Grupo Santander, indicó que el sector crediticio es muy sano, dinámico, con buenas carteras y prueba de ello, sus buenos resultados.

“Es una tendencia que se mantiene y yo creo que la perspectiva del 2021 la veo en la línea, estamos en un momento de tasas único en las últimas dos décadas que dan certeza, como sector dimos un paso adelante , el crédito hipotecario es un producto muy dinámico, especialmente en los últimos meses en cuanto a destinos , ofertas, adecuaciones a perfiles de clientes y ha sido un momento que ha favorecido, acompañado por el buen comportamiento crediticio y la estabilidad de los mercados por lo que sin ninguna duda, seguirán los récords de colocación”, mencionó.

Fundamental la certidumbre laboral

En su oportunidad, Ricardo García Conde, director ejecutivo de Banca Hipotecaria y Automotriz de Citi Banamex, precisó que la certidumbre laboral es básica para tomar decisiones en cuanto a la adquisición de un crédito y el acceso en México se da para la formalidad, por lo que apeló a que cada vez más personas se sumen para obtener beneficios.

“Paguen impuestos y puedan tener estos beneficios para ir cerrando esa brecha de la formalidad y la informalidad. Otro boquete que se está abriendo es con los jóvenes donde la curva de su salario les hará cada vez más difícil adquirir un crédito y esos son los retos, me encantaría tener las soluciones”, mencionó.

Tasas más bajas que nunca

A su vez, Pablo Sadek González, director de Desarrollo de Negocio Banca Hipotecaria de BBVA México, destacó que es un excelente momento para tomar un crédito en ese rubro.

“Las tasas de interés están más bajas que nunca, el costo del dinero de largo plazo en el último mes ha crecido un 30% entonces, eso empieza a apretar las tasas de los créditos y no sabemos cuánto van a durar por lo que ahorita hay que aprovechar, los inmuebles siguen incrementando su nivel y sigue siendo una buena inversión a largo plazo adquirir un inmueble pasa rentarlo y para vivirlo también porque con el tiempo va a ir generando un nivel agregado”, dijo.

Explicó que en el 2020 las viviendas media residencial crecieron sus precios alrededor de 5% y la vivienda usada 5.7% por lo que insistió en que es una buena opción, además de que con la pandemia, se requiere liquidez y al vender hay una oportunidad y ahora, al estar trabajando más en casa que antes, es un buen momento para buscar una vivienda donde haya más comodidades, tener una terraza, un jardín, etcétera.

Aún falta para digitalización total en hipotecas

Por su parte, Cistina Porras, directora regional de Banregio, expuso en el panel que si bien se aceleró el proceso de migración hacia los temas digitales, reestructuras, y otros trámites es posible que México tenga hipotecas digitalizadas al cien por ciento.

“Durante la pandemia, los temas digitales nos ayudaron a repartir o hacer llegar los apoyos y está muy pulida la parte de los créditos bancarios para comparar diferentes condiciones de crédito ,capturar los datos generales, subir la información de manera digital para alimentar los sistemas del banco.

“Pero todavía estamos muy lejos de la hipoteca 100% digital no porque nos falte la tecnología, sino porque nos falta el tema de identificación digital para evitar la suplantación, el acceso a las plataformas gubernamentales para obtener información del cliente, la formalización de la economía para hacer más sencilla la comprobación de ingresos y lo más complicado es en la parte legal en cuanto a la firma y procesos digitales totalmente usando la tecnología”, precisó.

En ese sentido, resaltó que la pandemia puso de manifiesto que hay una brecha digital donde se debe trabajar y como país invertir en colocación de banda ancha en algunas partes del país y sean más los mexicanos que cuenten con tecnología.

“Esto cuando lo logremos nos va a permitir abatir los costos de una manera muy importante lo que se traduce en beneficios para el cliente final y ojalá como gremio, sociedad civil, gobierno, podamos ir empujando y migrando hacia esa calidad de vida en beneficio de muchos mexicanos”, agregó.

La nueva Ley del Infonavit

Más adelante, Paulina Prieto, vicepresidenta de Crédito Hipotecario y Automotriz de Scotiabank , mencionó que los retos que presenta la nueva Ley del Infonavit es abarcar a los 20 millones de derechohabientes donde no se cubre el rezago habitacional al proporcionar sólo 11 millones de créditos.

Por ello, el producto “Más Crédito” que le dará oportunidad a aquellos que cotizaron en el Infonavit y que tienen un saldo en la subcuenta de vivienda para poderlo utilizar en la adquisición de un inmueble, junto con un crédito bancario lo que podría ayudar a más de 66 millones de subcuenta de vivienda.

La autoproducción dijo que también es un reto porque hay que ver cómo vienen las reglas y poder dar un crédito a quien quiera construir una casa y se debe ser cuidadoso para garantizar el ordenamiento de la vivienda. Por eso la banca tiene como reto formalizar al informal empezando por bancarizarlos.

Programas atendieron emergencia

Por último, Roberto Gándara, director de Crédito Hipotecario de Banorte, señaló que a más de un año con el tema de la pandemia, los programas de apoyo implementados en marzo del año pasado, han servido para contener las cartera vencida que en el caso de la institución financiera que representa es del 1% lo que los ubica dentro de los portafolios más sanos de la industria y el mercado.

“Aun un año después, nos sentimos muy orgullosos , se establecieron los programas estándar en la industria de los 4 meses de diferimiento, seis meses en algunos casos y después de esos programas los bancos, cada quien manejó sus carteras de manera diferente pero siempre buscando esos apoyos a los clientes y en el caso de Banorte, los programas lograron que los clientes fueran reaccionando bien y lo que estamos viendo es que están saliendo todos los clientes de estos programas y les dimos un respiro para estabilizarse”, acotó.

En ese entorno, los panelistas bancarios coincidieron en que el panorama luce favorable para los meses que vienen y el mercado crediticio sigue con un firme dinamismo como lo tenía antes de la pandemia lo que demuestra su fortaleza y congruencia.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre