Bancos Mexicanos seguirán robustos en segundo semestre del año: Fitch

434

Los analistas de la calificadora Fitch Rating señalan en un estudio que en el segundo semestre de 2017 (2S17), bajo el escenario base de crecimiento económico moderado, aunque positivo, esperan que la rentabilidad de los bancos mexicanos continúe mejorando gradualmente y que probablemente se mantendrán bien capitalizados con una capacidad de absorción de pérdidas robusta y resistente.

Desde su punto de vista, la continua incertidumbre de la política económica mundial, la elevada inflación y los efectos de un ciclo sostenido del aumento de las tasas de interés podrían presionar el crecimiento de la cartera crediticia de los bancos comerciales mexicanos y su calidad de los activos en ciertos segmentos de crédito).

No obstante, lo anterior, las presiones crediticias que probablemente surjan en el 2S17 no deberían ser suficientes para perjudicar significativamente la rentabilidad. Se espera que la capitalización de los bancos continúe sólida con un fondeo y liquidez adecuados que continuarán sustentando sus calificaciones.

Sin embargo, la Perspectiva Sectorial de los bancos comerciales mexicanos continúa Negativa, luego de la revisión del soberano en diciembre de 2016 en donde se colocó la Perspectiva en Negativa desde Estable

Los riesgos macroeconómicos para el entorno operativo de los bancos persistirán para la segunda mitad del año, esto a pesar del desempeño sólido a principios de año. La inflación elevada, los efectos del alza sostenida de las tasas de interés en 2016 y el primer semestre del 2017, así como la incertidumbre económica persistente derivada de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) podrían presionar la calidad de los activos y el crecimiento del crédito, particularmente para el sector de consumo.

La elevada inflación sostenida y los aumentos sucesivos de 2016 y 1S17 en las tasas de interés también podrían presionar a los créditos al consumo, así como a los créditos a las Pymes.

No obstante, Fitch cree que el ciclo alcista de las tasas de interés ha llegado a su fin, pues el Banco Central ha elevado la tasa de interés interbancaria de equilibrio en 400 puntos base desde diciembre de 2015 y realizó su último aumento en junio de 2017 en 25 puntos base. La inflación subió significativamente este año también, dado que el índice de precios al consumidor ha aumentado de manera anual a 6.3% en junio, frente al registrado el mismo mes de 2016 de 2.5%.

Fitch sostiene que el crecimiento de cartera de los bancos comerciales se desacelerará en el 2S17, aunque se revisó al alza su previsión de crecimiento crediticio a 10% desde el rango de 6% a 8% a principios de año. La tasa baja de intermediación financiera en México continuará siendo un factor que impulsará el crecimiento del crédito, con el sector privado tomando la iniciativa.

Víctor M Ortíz Niño

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre